© Desconocido
El hallazgo ha tenido lugar al noreste de China y se trataría del cráneo de un pterosaurio que dataría de hace 120 millones de años. Una especie hasta ahora desconocida de un tipo de reptil volador llamado Guidraco venator cuyo significado en chino sería "el fantasma cazador de dragones".

Cuentan los paleontólogos que han encontrado el cráneo que se trataría de un pterosaurio con una envergadura de entre 4 a 5 metros aproximadamente, con unos dientes puntiagudos y largos pies que le ayudarían a la captura de peces además de una especie de "vela" en los extremos de su cabeza que le permitiría estabilizar el vuelo. Según Eberhard Frey, paleontólogo:
Es realmente increíble el fósil encontrado, pero lo curioso es que se ha encontrado en Asia. Parece muy similar aunque no idéntico a los pterosaurios que que encontramos en Brasil.
Y es que el propio Frey y su equipo encontraron un fósil en el 2003 que podría ser el pariente más cercano de G. venator llamado Ludodactylus sibbicki, lo que añade más evidencias sobre las 40 especies conocidas de pterosaurios y su mayor distribución a nivel global.
© Desconocido
Los pterosaurios no son dinosaurios como tales, se acercarían más a la etiqueta de un reptil que vivió entre 210 y 65 millones de años y pasarían por ser los primeros vertebrados voladores reconocidos. La mayoría de sus fósiles se han encontrado en llanuras áridas o en los valles aledaños a los ríos.

A los pterosaurios se les creía carnívoros aunque la llegada del G. venator lo cambia todo. Sus largos dientes, de hasta 5 centímetros de largo, sugieren la ingesta de pescado por su facilidad para atrapar peces, además, junto al cráneo se han encontrado coprolitos con vértebras de pescado.

El descubrimiento del G. venator abre un nuevo interrogante en torno a la historia evolutiva de los pterosaurios. Lo que hasta hace poco sólo se creía probable en Brasil, ahora se extiende a Asia, por lo que sus posibilidades de distribución en el pasado se multiplican:
Las similitudes con algunos pterosaurios brasileños muestran que estos animales se distribuyeron probablemente a nivel mundial. Tenemos la esperanza de encontrarlos en cualquier parte del mundo.