© La Voz de Rusia
El telescopio cósmico Hubble sorprendió nuevamente a los astrónomos. Cuando los científicos estaban observando choque de tres agrupaciones de galaxias Abell 520 que se encuentran a 2,4 millardos de años de luz notaron que la nube densa, que suele acompañar tal tipo de choques, no está en el centro del choque, sino muy lejos a la izquierda.

Esto contradice radicalmente a las teorías existentes sobre la materia oscura y la formación de galaxias. Conforme esta teoría, las galaxias han de dirigirse hacia la materia oscura y no alejarse en diferentes direcciones.

Ninguna de explicaciones de los astrónomos les deja satisfechos en plena medida. De tal modo, el problema se queda pendiente y ofrece a los sabios un vasto campo para discusiones.