© Reuters
La manifestación que convocaron para este jueves los estudiantes de un instituto en Chile ha terminado en enfrentamientos entre los jóvenes y los policías, quienes les han impedido completar el recorrido que tenían previsto, lo que ha dejado como saldo al menos cincuenta detenidos y tres agentes lesionados, uno de ellos de gravedad, ha informado la intendenta de Santiago, Cecilia Pérez.

La manifestación no contaba con la autorización de la Intendencia Metropolitana, según ha asegurado Pérez, quien ha añadido que persisten focos de conflictos en dos puntos del centro de la capital: en Curicó y en Providencia, informa el diario local 'El Mercurio'.

"Es una manifestación no autorizada, presentada fuera de los plazos legales, y aun así se les dio la posibilidad de congregarse en un sector que habíamos determinado", ha dicho.

Los jóvenes convocaron la protesta, la primera marcha estudiantil del año escolar, con el objetivo de expresar su rechazo a la decisión de cancelar las matrículas de unos 200 alumnos de las comunas de Ñuñoa y Providencia.

La Intendencia les ofreció la posibilidad de una concentración en el Parque Bustamante pero no autorizó el trayecto por la avenida Alameda hacia el punto final, la plaza Los Héroes, lo cual fue rechazado por los estudiantes.

Pérez ha fustigado la actitud de los estudiantes y los ha acusado de no ir por el camino correcto. "Nosotros acogemos el derecho a manifestación, igual como lo hicimos el año pasado, pero con reglas claras", ha advertido. "Conforme a la ley, coordinaremos los trazados y las manifestaciones; fuera de la ley, actuaremos con firmeza para restablecer el orden público", ha agregado.

Asimismo, ha informado de que están revisando los informes policiales para evaluar la presentación de querellas en contra de quienes protagonizaron los desórdenes públicos.