© Desconocido
Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Luego del anuncio realizado por la Comisión Nacional del Agua de 12 ciclones tropicales para la próxima temporada que inicia en menos de dos meses, la Coordinación Estatal de Protección Civil en el estado, se encuentra preparada para enfrentar el posible impacto de un Huracán o inundaciones por lluvias intensas.

Pedro Benavides Benavides, titular del organismo, dijo que por fortuna en Tamaulipas se cuenta con una amplia experiencia para enfrentar este tipo de sistemas.

Dijo que el año pasado sólo se registró el impacto de la Tormenta Tropical Arlene, donde el trabajo de coordinación que se hizo con los municipios disminuyó los daños y los siniestros; sólo se reflejaron en la agricultura y ganadería.

"Hay que recordar que en el 2010 el Huracán Alex causó muchos estragos al tocar tierra en la zona centro del estado y que el huracán Dolly también afectó la zona de Matamoros en el 2008, mientras que el huracán Emily llegó a las costas del estado en el 2005″.

Señaló que según el Atlas de Riesgos, en el estado se tiene detectadas a más de 450 mil personas habitando zonas consideradas como de riesgo, ya que son susceptibles a sufrir inundaciones al estar cerca de ríos, lagunas o zonas bajas de las ciudades.

Indicó que para la temporada de huracanes que se aproxima, el Servicio Meteorológico Nacional a través de la CNA pronostica la presencia de por lo menos 17 ciclones tropicales, alguno de los cuales podría llegar a las costas de Tamaulipas.

"Desgraciadamente las personas que viven en zonas de alto riesgo no han querido acogerse a los programas de reubicación que desde hace varios años ha implementado el Gobierno del Estado", lamentó Benavides Benavides.

Ante esta situación, la dependencia a su cargo ha establecido una estrategia de atención ciudadana en caso de que alguna de dichas zonas pudiera ser impactada por un huracán.

"Estamos hablando de que con la tecnología con que contamos, 72 horas antes de que un huracán azote al estado se estarían instalando los albergues, mientras que 60 horas antes del impacto se instalaría el Consejo Estatal de Protección Civil y 48 horas de la llegada del meteoro se enviaría maquinaria y equipo táctico a la zona del posible impacto", detalló.

Dijo asimismo que 24 horas antes de la llegada del huracán se iniciaría la evacuación de las personas que habitan las zonas de impacto.

Mientras que 12 horas antes se estaría atendiendo la emergencia, hasta el paso del meteoro.

También hizo mención de la confianza que implica contar en esos casos con la colaboración y ayuda del Ejército y de la Marina Armada de México, que también forman parte del Consejo Estatal de Protección Civil.