Carlos Iván Márquez, director nacional de Gestión del Riesgo, aseguró que el país está preparado para una "inminente" erupción del Nevado del Ruiz. Les pidió a los alcaldes revisar los planes de evacuación y estar al tanto de los informes que cada dos horas emite el Observatorio Vulcanológico de Manizales.
© Desconocido
Nevado del Ruiz
Frente al tema invernal, aseguró que aún hay municipios que no tienen el comité local de emergencias activado y que es el momento para que se revisen los planes de ordenamiento territorial de los municipios. En Antioquia y Caldas pueden presentarse las mayores afectaciones.

El gobernador de Tolima, Luis Carlos Delgado , dijo esta semana que no había cómo atender la emergencia en caso de una erupción del Ruiz. ¿Qué posición tiene usted frente al tema?
"Tolima tiene un comité de emergencias activado. Todos los organismos de socorro, incluyendo la Policía, el Ejército y la Fuerza Área están en alistamiento. Estamos revisando los esquemas de alarma. Lo que hay es una amenaza volcánica eterna. Para enfrentarla no hay que construir obras, lo que hay que hacer es activar los comités locales y estar conectados al plan nacional de contingencia".

¿Qué tan inminente es esta emergencia?
"Afortunadamente en la Red Sismológica Nacional tenemos un esquema de monitoreo permanente. Lo que se ha presentado en los últimos días es un promedio de 200 sismos por hora. Las probabilidades de que haya una erupción para las próximas semanas son inminentes. Afortunadamente eso se puede medir cada dos horas. Hay restricciones para acceder al Parque de los Nevados y para la movilidad entre Murillo y Manizales. Hay una probabilidad muy alta de que se dé una erupción".

Si la amenaza es evidente, ¿por qué no han evacuado?
"No. Lo que tenemos son rutas de evacuación a sitios seguros prevista entre una y dos horas".

Frente al tema del invierno, ¿qué tanta prevención se logró hacer durante los meses de verano?
"Se desarrollaron reuniones con los comités locales de emergencia de todos los departamentos. El Ideam montó equipos de última tecnología para la medición hidrometeorológica. Se fortalecieron los organismos de socorro. Se revisaron los esquemas de sistema de alerta temprana en los municipios con probabilidades de deslizamiento. Se hicieron dos obras grandes de prevención en La Virginia (Risaralda) y en el río Bogotá, al que le sacamos más de 400 mil metros cúbicos de sedimentos".

El Valle del Cauca y Antioquia son los departamentos que puntean en afectación. ¿Qué falló?
"Desafortunadamente las lluvias se han concentrado en estas regiones. En el Valle del Cauca no ha parado de llover, el río Cauca a principios de año sobrepasó los niveles de inundación y las cotas más altas se dieron este año. Estas son situaciones atípicas. En Antioquia pasa lo mismo, en donde la topografía no nos favorece, el clima tampoco nos favorece y sigue lloviendo".

En ese mismo sentido, nuevamente las riberas del Cauca y del Magdalena están inundadas, ¿esto no amerita un jalón de orejas para los alcaldes? ¿Qué pasa con las reubicaciones?
"Los alcaldes tienen una responsabilidad muy grande. He dicho que deben revisar el ordenamiento territorial y ponerlo en sintonía con el plan de desarrollo, y ahora es el momento para que lo hagan y además, deben asumir con responsabilidad la reubicación de las familias que están en la zona de influencia de las cuencas de los ríos y quebradas. Es importante decir que cada alcalde en su jurisdicción es responsable del esquema de prevención, en donde también hay que involucrar a las corporaciones autónomas".

En este momento, ¿hay municipios que no tienen comités locales activados?
"No puedo decir que estén todos activados. Ahora, todos los departamentos sí tienen sus comités regionales activados y todas las ciudades capitales también. La mayoría de los alcaldes ya tienen conciencia de generar un esquema de prevención, allá es donde queremos llegar".

Da la sensación de que los alcaldes no le dan la importancia que se merece a la creación de los comités.
"Sí, hay casos que los activan para presentar proyectos o para la atención. Lo que les estamos diciendo es que lo convoquen para la prevención. Lo que queremos es que los municipios que tengan más de 250 mil habitantes tengan la obligación de mantener su comité local activo desde el punto de vista organizacional".

En el país hay 3.947 familias viviendo en albergues. ¿No se siente frustrado con personas aún en albergues?
"Es un tema que viene desde el 2010. Esto es parte de los efectos de una emergencia Uno aspiraría que esto fuera más rápido y esa gente estuviera en sus casas, pero son dinámicas que se van dando".