ballena picuda
© Cortesía del Gobierno de Nueva Zelanda
Imágenes de los dos ejemplares encontrados en Playa Opape, Nueva Zelanda en 2010.
Biólogos informaron que en Nueva Zelanda fueron descubiertas dos ballenas zifio, también llamadas ballenas picudas de pala dentada, las cuales son una de las especies más raras que oculta el Océano del Pacífico Sur.

Los investigadores informaron que solo se conocían de ella dos fragmentos de cráneo y una mandíbula, según un estudio publicado por la Universidad de Auckland.

"Esta es la primera vez que vemos una muestra completa de una ballena picuda pala dentada, y tuvimos la suerte de encontrar dos de ellas", comentó la Dra. Rochelle Constantine, en su informe.

Se trata de una ballena hembra de 5,3 m de longitud y el joven macho de 3,5 m que vararon y murieron a fines de 2010 en la playa Opape en la Bahía de Plenty, Nueva Zelanda, informaron hoy científicos de la Universidad de Auckland.

Después de la muerte fueron medidas, fotografiadas y se tomaron muestras de tejido para el Departamento de Conservación.

Esta ballena picuda de pala dentada o Mesoplodon traversii, vive en un espacio muy profundo del océano, que alberga muchas otras especies desconocidas por el hombre.

Aunque ya se han clasificado 21 de ellas estas no son observables normalmente, ya que seguramente viven a grandes profundidades, alimentándose de calamares y peces pequeños, y pasando poco tiempo en superficie, señalan en el estudio.

Sus características externas son muy similares a otras especies de cetáceos, por lo que son muy difíciles de distinguir.

Tienen un tamaño medio a grande con un cuerpo robusto con dentición reducida. Presentan en su mayoría aletas pectorales y dorsales pequeñas. Pertenecen a la clase de cetáceos odontocetos, es decir con dientes.

Lo restos fueron exhumados y llevados al Museo de Te Papa Tongarewa, en Nueva Zelanda.

Las dos ballenas estudiadas corresponden a la muestra de mandíbula que fue encontrada en 1872 en la isla de Chatham.

También corresponde a los restos encontrados previamente en White Island, de Nueva Zelanda, y en la isla Robinson Crusoe del Archipiélago de Juan Fernández, en Chile

En Nueva Zelanda hay 13 especies clasificadas, y originalmente se pensó que podía corresponder a la especie Grey. La razón es que solo los machos de esta ballena tienen una característica erupción de dientes que los identifica.