David Cameron urgió a estudiar medidas para derrocar a Bashar al Assad
© AFP / John Cantlie
Si el Reino Unido estudia la cuestión de suministrar armas a los rebeldes sirios estaría contradiciendo las recomendaciones del Consejo de Seguridad de la ONU, aunque no sería una sorpresa, aseguran fuentes diplomáticos de la Organización.

El mero hecho de que Londres considere tal posibilidad sería una violación de las "recomendaciones" del Consejo del que forma parte el Reino Unido, aseguró una fuente diplomática en la ONU a la agencia de noticias rusa ITAR TASS.

"Si es realmente así, la actividad de Londres contradice a los esfuerzos internacionales que tienen como fin acabar con el fuego en Siria", comentó a la agencia otro diplomático. Al mismo tiempo destacó que una noticia así no sería una sorpresa: "Qatar y otros países árabes ya están suministrando armas a la oposición siria. EE.UU. ya ha gastado en ello unos 25 millones de dólares".

El jueves la prensa británica comunicó que el primer ministro David Cameron había planteado la necesidad de estudiar las medidas que se podrían aplicar para que el presidente sirio Bashar al Assad ceda el poder. Sin embargo, no detalló de qué pasos en concreto se podría tratar.