© Desconocido
Las autoridades de ambos países emitieron una advertencia de tsunami para sus zonas costeras.
Un sismo de 7.5 grados en la escala Richter sacudió hoy Nicaragua y El Salvador sin que causara daños personales o materiales, sin embargo las autoridades de ambos países emitieron una advertencia de tsunami para sus zonas costeras.

En Nicaragua, el director del Sistema Nacional de Prevención y Mitigación de Desastres, Guillermo González, dijo en rueda de prensa que la advertencia de tsunami es "estrictamente preventiva" para unas 20 comunidades ubicadas en las partes bajas de las costas.

"Tenemos que estar atentos a los próximos minutos y horas", indicó González, tras recomendar a los nicaragüenses atender las medidas de prevención establecidas por el sistema para este tipo de casos.

Mientras, el subdirector de Protección Civil de El Salvador, Baudilio Ventura, informó que el temblor se registró a las 10:35 hora local (16:35 GMT) con un magnitud de 7.5 grados Richter y con epicentro en las costas de Guatemala, por lo que hay una advertencia de tsunami.

"Se le pide a la población mantener la calma, porque después de un sismo se mantienen las réplicas. No hemos tenido ningún reporte, ningún daño", aunque se está a la espera de los informes de cada municipio del país, indicó Ventura.

Subrayó que a partir de este momento se emitió una advertencia de tsunami para la zona costera del país, por lo que se evacuará a la población de ese lugar.

Aseguró que ya se activaron las comisiones municipales y departamentales de la zona costera para comenzar el trabajo de evacuación de la población.

El movimiento telúrico obligó a los empleados de entidades públicas y privadas de San Salvador a evacuar sus lugares de trabajo y hasta el momento no se reportan daños personales o materiales, sólo crisis nerviosas y pánico entre la población.

El sismo en El Salvador está relacionado con el temblor de 7.3 grados que estremeció a Chiapas, en el sur de México, y que fue percibido por casi todos los países de Centroamérica.

Según Ventura, el sismo fue percibido a nivel nacional, mientras que la Cruz Roja Salvadoreña, dijo que al momento no se tenían reportes de daños, pero si de "la gran alarma que causó".

Las alarmas de emergencia sonaron en escuelas y colegios que aún están en clases y en otras dependencias, que desalojaron de inmediato dichos lugares.

En San salvador, las familias también salieron de sus casas por el sismo.