© Desconocido
Tres teatros de operaciones en curso: Siria, Líbano y Gaza, además de una posible implicación de Irán y Turquía en el conflicto sirio, marcan la evolución de la agenda conflictiva de Medio Oriente. Demasiados frentes (simultáneos) abiertos, demasiada acumulación de tensiones, crecientes operaciones cruzadas de acción psicológica intimidatoria entre Tel Aviv, Teherán y Líbano, ejercicios militares conjuntos EEUU-Israel, amenaza de ataque israelí contra Siria, reuniones de alto nivel en Washington y Tel Aviv, hacen presagiar un desenlace militar regional activado por la plana mayor de Israel que busca -según su propia definición- desactivar la capacidad nuclear de Irán antes de que consiga la bomba, e impedir que Hezbolá se apodere del Estado de Líbano y que Hamás vuelva a solidificarse en Gaza. Medio Oriente es un polvorín, donde cualquier incidente localizado pude detonar un estallido en cadena.


Militares israelíes ya tienen la orden de responder "de manera inmediata y drástica" a cualquier bombardeo desde el territorio sirio, advirtió anoche el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak.

"El Ejército recibió la orden de impedir que los combates se extiendan a nuestro territorio. En el futuro, cualquier disparo contra Israel provocará inmediatamente una reacción drástica", afirmó Barak en una conferencia celebrada en Tel Aviv.

Hizo esta declaración varias horas después de que un obús, lanzado desde Siria, detonara en el recinto de una base militar israelí en los Altos del Golán. No causó víctimas ni destrucciones pero Israel respondió lanzando un misil guiado hacia el lugar del que procedía el proyectil.

"Es una señal a Siria de que no toleraremos en adelante los bombardeos de nuestro territorio", subrayó Barak.

Fue la primera acción armada de Israel contra Siria desde la guerra que ambos países libraron en 1973.

A lo largo de los últimos días, varios proyectiles y minas sirias cayeron en el territorio israelí, y tres carros de combate sirios incursionaron el pasado sábado en la zona desmilitarizada de los Altos del Golán. Sin embargo, Israel se comportó hasta ayer con moderación limitándose a denunciar los respectivos incidentes ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, manifestó hoy su"profunda preocupación por una posible escalada de violencia" y exhortó a Siria e Israel a "actuar con máxima reserva, acatar el acuerdo sobre la interposición de las fuerzas, respetar las obligaciones recíprocas y abstenerse de cualquier disparo a través de la línea de cese el fuego".

Los Altos del Golán pertenecieron a Siria hasta 1967 pero Israel se anexionó este territorio en el transcurso de la Guerra de los Seis Días.

Militares israelíes realizaron disparos de advertencia contra el territorio de Siria después de la explosión de un proyectil de mortero sirio en los Altos del Golán, declaró una portavoz del Ejército israelí.

El proyectil impactó en un asentamiento israelí en los Altos del Golán, cerca de la frontera, sin causar daño alguno.,

Los medios locales comentaron que se trata de la primera acción armada de Israel contra el país árabe desde la guerra de 1973.

Según los militares israelíes, el ataque desde el territorio sirio no fue premeditado, el proyectil de mortero procedía del conflicto sirio.

La Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Navanethem Pillay, expresó hoy su inquietud por los incidentes registrados en los Altos del Golán, donde el 5 de junio militares israelíes dispararon contra manifestantes sirios y palestinos.

"Según datos disponibles, perdieron la vida entre 30 y 40 manifestantes. Las autoridades de Israel deben hacer lo posible por evitar el uso excesivo de la fuerza", declaró Pillay en un mensaje divulgado por la ONU.

Las manifestaciones fueron hechas coincidir el día de la "Naksa", el aniversario del inicio de la guerra de los Seis Días (5 al 10 de junio de 1967).

Pillay pidió a las partes realizar una investigación minuciosa y objetiva de lo ocurrido. También recordó a las autoridades israelíes la necesidad deinvestigar los incidentes ocurridos el 15 de mayo en los territorios palestinos ocupados, los Altos del Golán y la frontera con Líbano donde murieron unas 15 personas.

La Alta Comisionada, además, mostró su inquietud por los comunicados de que las autoridades sirias convocaron a protestas en una zona sembrada de minas. "Las autoridades sirias deben impedir que los civiles entren en zonas donde pueda haber minas", expresó.

Los Altos del Golán es un territorio en litigio en Oriente Próximo. Antes de ser ocupado por Israel durante la guerra de los Seis Días, en 1967, formaba parte de Siria.

El frente Líbano palestino

Al menos diez personas murieron hoy después que los militares israelíesabrieron fuego contra los palestinos que intentaron cruzar la frontera desde el lado de Siria y Líbano, informó una fuente militar israelí citada por agencias.

Los incidentes ocurrieron el día cuando los palestinos conmemoran el 63 aniversario del inicio de la ocupación israelí o "Nakba" (desastre, en árabe).

Anteriormente se informó de cuatro refugiados palestinos que murieron al intentar cruzar la frontera desde el territorio de Siria en la zona de las Alturas del Golán, anexadas a Siria y ocupadas por Israel durante la Guerra de los Seis Días en 1967.

Otro incidente tuvo lugar en la frontera con Líbano, cuando las tropas israelíes dispararon contra los palestinos que asimismo intentaron cruzar la frontera. Fuentes médicas libanesas informaron de seis muertos y más de 70 heridos.

Aparte de Líbano y Siria, las marchas masivas "por el derecho al retorno de los refugiados" en ocasión del 63 aniversario de "Nakba" fueron convocadas también en Cisjordania, en la Franja de Gaza, en Jordania y Egipto.

Israel "listo a la escalada"

El Primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se declaró el domingo"listo a la escalada" tras una nueva ola de violencia a lo largo de la frontera con Gaza, que hace temer una confrontación mayor entre Israel y los grupos armados palestinos.

Israel está "preparado para intensificar" su respuesta ante un nuevo estallido de la violencia en su frontera con la Franja de Gaza, advirtió Netanyahu.

"El mundo tiene que comprender que Israel no se quedará de brazos cruzados ante los intentos de atacarnos. Estamos preparados para intensificar nuestras acciones", dijo al inicio de la reunión semanal de su consejo de ministros.

Para el ministro de Infraestructura, Uzi Landau, la "situación en Gaza es insoportable. No puede haber más de un millón de personas (en el sur de Israel) bajo una un lluvia constante de morteros y misiles", dijo.

"Imagino que Israel tendrá que prepararse para una operación, independientemente de que haya elecciones o no", agregó.

El ministro de Defensa Pasiva, Avi Dichter, declaró a la radio pública que "Israel no puede vivir con la existencia entre su territorio y (el de) Egipto de una entidad terrorista donde las armas se acumulan".

"Tarde o temprano, teniendo en cuenta la repetición de los ciclos de violencia, debemos lanzar una operación estratégica para restablecer nuestra fuerza de disuasión frente a los grupos armados" en la franja de Gaza, advirtió.

"Si eso continúa, planteamos represalias mucho más fuertes y masivas", afirmó el ministro de Finanzas, Youval Steinitz, cercano al Primer ministro.

Las hostilidades se iniciaron el sábado tras un disparo de misiles antitanque contra un jeep del ejército israelí en la frontera con la franja de Gaza, que provocó represalias de disparos de artillería contra el territorio palestino, seguidos de salvas de cohetes contra el sur de Israel.

Seis palestinos, cuatro civiles y dos combatientes murieron y 35 resultaron heridos, según fuentes médicas en Gaza. Cuatro soldados israelíes resultaron heridos, uno de ellos de gravedad, precisó de su lado el ejército.

En respuesta, Israel respondió con tiros de artillería, matando a cuatro personas e hiriendo a 32 según Ashraf al Qudra, portavoz del ministerio de Sanidad.

Según fuentes médicas, 10 heridos se encuentran en estado "muy grave" y Qudra precisó que algunos de los heridos han sufrido amputaciones.

La violencia ha llevado a las autoridades de ambos lados de la frontera a decretar el cierre de algunos colegios.

Esta escaramuza ha sido una de las más importantes desde la devastadora operación israelí en la franja de Gaza a finales de 2008 y principios de 2009 que duró 22 días.

El ejército israelí dijo que intervino en siete puntos diferentes durante la noche, entre ellos, depósitos de armas, un local de fabricación de armas y dos lugares de lanzamiento de cohetes "en respuesta a los recientes acontecimientos".

Según el ejército, desde Gaza se lanzaron más de 90 cohetes a suelo israelí, de ellos 25 en la última madrugada, que dejaron cuatro heridos en la ciudad de Sderot, cerca de la frontera.

Las Brigadas Al-Qods, brazo armado del grupo radical Yihad Islámica, reivindicaron el domingo por la mañana 71 disparos de cohetes y obuses de mortero contra Israel.

La Yihad Islámica advirtió que "cada agresión contra el pueblo palestino sería seguida de una réplica de parte de la resistencia".

Otro grupo radical, los Comités de Resistencia Popular, proclamó que "el enemigo sionista pagaría un precio fuerte por sus crímenes".

La prensa israelí abordó de manera directa el domingo los temores de una escalada en la frontera con Gaza.

"Ya llegó la hora de atacar", titulaba el domingo el diario gratuito pro-gubernamental Israel Hayom.

En tanto, Maariv (derecha) afirmó que "Hamas trata de aprovecharse de las elecciones en Israel para perpetrar atentados".

Haaretz, a su vez, recordó que en noviembre de 2008, tres meses antes de las elecciones legislativas, el cese al fuego con Hamas se rompió, conduciendo al Primer Ministro en ese momento, Ehud Olmert, a desencadenar una ofensiva devastadora contra Gaza, la operación "Plomo Endurecido".

Llevada a cabo el 27 de diciembre al 18 de enero de 2009 la ofensiva "Plomo Endurecido" costó la vida a 1.440 palestinos y a 13 israelíes.

Abas oficializó el 27 de septiembre en la tribuna de las Naciones Unidas su petición de que Palestina obtenga un estatuto de Estado no miembro en la ONU de aquí al fin de año en la Asamblea General, donde la mayoría necesaria simple le parece garantizada.

El cadáver del joven palestino Ahmad Dardasawy, de 18 años, llevado a hombros durante su funeral este domingo en la ciudad de Gaza. Seis palestinos murieron y 32 resultaron heridos en Gaza después de que un grupo de militantes incendiara un vehículo militar israelí, en el que resultaron heridos cuatro soldados, dijeron este domingo fuentes médicas y testigos presenciales.

Tres palestinos murieron y más de 20 resultaron heridos este sábado en la frontera con Gaza después de que unos combatientes atacaran un vehículo militar israelí, hiriendo a cuatro soldados, en uno de los peores balances para el ejército del Estado hebreo desde la ofensiva de 2009.

Maniobras militares de Israel y EEUU

Cuatro misiles Patriot fueron disparados de la Base de Palmajim de la Fuerza Aérea en dirección al Mar Mediterráneo, en el contexto de las maniobras conjuntas que se están desarrollando con el ejército de Estados Unidos.

Durante las maniobras se lanzaron blancos que simulaban misiles y aviones iraníes y sirios penetrando
el espacio aéreo del Estado de Israel. Los blancos fueron interceptados.

Se trata del ejercicio militar conjunto más grande que hayan desarrollado las fuerzas armadas de ambos países, que viene teniendo lugar desde hace tres semanas, y en el que se simula un combate defensivo contra distintos tipo de amenazas aéreas.

Durante la maniobras las fuerzas estadounidenses desplegaron los misiles Patriot Pack 3, un modelo avanzado, y fue anclada en las costas del país la nave norteamericana Aegis, diseñada especialmente para derribar misiles.