Comentario: ¿No resulta extraño tanta cohesión mundial y tanta uniformidad en esta "campaña" anti-tabaco? El ímpetu puesto en hacer desaparecer el tabaco, y el éxito de esta labor, sólo despiertan enormes sospechas de que hay algo más en este asunto.

¿Por qué es que no hay campañas tan exitosas para hacer desaparecer la hormona de crecimiento rBGH, los pesticidas como RoundUp, el uso de JMAF (jarabe de maiz de alta fructosa) en casi cualquier producto comestible, la adición de fluor al agua, los edulcorantes como el Aspartame y los Ciclamatos, etc, etc, ... y un largo etc?

Algo huele mal aquí y no es el humo de los cigarrillos. Sugerimos al lector una revisión de los artículos:

- ¡Vamos Todos a Encenderlo!
- Pestilencia, la Gran Peste y la Cura del Tabaco
- Como los Mass Media manipulan la realidad: cáncer de pulmón, tabaco y el Trinity Test

También consideramos que será de gran utilidad hacer una busqueda en SOTT de los términos "tabaco" y "nicotina".



La encuesta revela también que 7 de cada 10 personas planea dejar el tabaco. Un estudio científico reveló que el humo del cigarrillo contiene "metales pesados, componentes cancerígenos e incluso materiales radioactivos".
Comentario:

© Télam
Miles de fumadores le dijeron "chau" al pucho.
Más de 700.000 personas dejaron de fumar entre 2009 y 2012 en la Argentina y 7 de cada 10 fumadores están pensando en abandonar el cigarrillo, según la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Adultos.

El sondeo fue realizado por primera vez en el país por el Ministerio de Salud de la Nación. La cartera, en vísperas del Día Internacional del Aire Puro, que se celebra el jueves, adelantó algunas conclusiones del estudio, realizado entre 7 mil personas de todo el país seleccionadas al azar.

"Esta encuesta ya se realizó en más de 20 países y a partir de estos resultados vamos a poder profundizar el conocimiento sobre la epidemia del tabaquismo en la Argentina y, además, podremos comparar el consumo de tabaco que se registra en el país con el de otros Estados", resaltó la subsecretaria de Prevención y Control de Riesgos de la cartera sanitaria, Marina Kosacoff.

Este estudio -que contó con la colaboración de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Centro para el Control del Enfermedades (CDC) de Estados Unidos - , releva el consumo de tabaco; la exposición al humo ajeno; la cantidad de gente que dejó o quiere dejar de fumar; aspectos económicos del tabaquismo; la publicidad y las actitudes y percepciones de la población mayor de 15 años relacionadas al tabaquismo.

De acuerdo a los resultados obtenidos - que fueron comparados con información similar surgida de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) del año 2009 - , se sabe que el 22,8 por ciento de los mayores de 18 años fuma, lo que evidencia un gran descenso con respecto a los datos anteriores, cuando la proporción de fumadores era del 27,1 por ciento. Además, se constató una mayor disminución del consumo de tabaco en mujeres que en varones.

"Las 7 mil sustancias que contiene el humo del cigarrillo incluyen metales pesados, componentes cancerígenos e incluso materiales radioactivos que pueden permanecer en el ambiente hasta dos semanas después de que se ha ventilado la habitación donde se estuvo fumando", recordó Kosacoff, para mostrar cómo el humo ajeno afecta la salud de los no fumadores.

"Este relevamiento nos permite, entre otros temas, conocer con mayor detalle los hábitos de los fumadores y los recursos que utilizan para dejar de fumar, lo que constituye un insumo de mucha utilidad para planificar políticas sanitarias orientadas a fortalecer la cesación tabáquica", explicó el director de Promoción y Control de Enfermedades No Transmisibles, Sebastián Laspiur.

El tercer jueves de noviembre se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Aire Puro, fecha instaurada en 1977 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para concientizar a la comunidad sobre la importancia de vivir en ambientes libres de humo a incentivar a los fumadores a abstenerse de fumar por, al menos, 24 horas.

El 13 de junio de 2011 la presidenta Cristina Fernández de Kirchner promulgó la Ley Nacional Nº 26.687 de Control de Tabaco, en la cual se destacan la disposición de ambientes de trabajo y de uso público libres de humo en toda la Argentina y la prohibición de que las tabacaleras realicen publicidad, promoción y patrocinio con sus productos.

La ley obliga a incluir advertencias sanitarias con imágenes en los paquetes de cigarrillos - medida que ya está vigente desde el mes pasado- y la prohibición de utilizar términos engañosos como "suave" o "bajo en nicotina", que generan la falsa idea de que existen cigarrillos más seguros para la salud.

Asimismo, la ley dispone la divulgación de la línea telefónica gratuita del Ministerio de Salud de la Nación (0800-999-3040) en los atados de cigarrillos, para ayudar a los fumadores a dejar esta adicción; la prohibición de la venta de cigarrillos sueltos y a través de máquinas expendedoras; y la venta a menores de edad, entre otros puntos.

Los resultados totales de la encuesta serán presentados el jueves próximo.