Una de las lluvias de meteoros más misteriosas, conocida como alfa-Monocerótidas, se observó este miércoles.
© Corbis
Esta lluvia de meteoros se inicia en la constelación de Monoceros, según científicos del Instituto de Astronomía de la Academia de Ciencias de Rusia citados por el periódico ruso MK.

La última vez que este torrente se activizó fue en 1995, cuando durante cinco minutos 420 'estrellas' refulgieron sobre la Tierra. Sin embargo, los astrónomos aún no han descubierto con qué periodicidad se repiten estas llamaradas.

La alfa-Monocerótidas podría emitir solo 5-10 meteoros por hora. Su velocidad es de 65 kilómetros por segundo, casi la misma velocidad que la de los meteoros de las Leónidas (71 km / s).

Gracias a esta rapidez durante la combustión de partículas de material cometario en la atmósfera las llamaradas pueden ser muy brillantes. El tiempo más favorable para observarlas fue las 12. 00 GMT.