John Major Jenkins – visionario 'perspectologista' de la nueva era (es decir, subjetivo)
Un reciente artículo de Enfoque SOTT "The 2012 Collective Shift & the Secret History of End-Times Prophecies", escrito por mi, recibió cierto criticismo esperable. Uno de tales críticos fue el renombrado John Major Jenkins, en persona. Para ser honesto, es un honor que el Sr. Jenkins me considere digno de su fastidio. Pero considerando que elevó algunas quejas, los editores de SOTT sugirieron que yo responda en concordancia. Después de todo, solo es lo correcto.

John Major Jenkins, para aquellos que lo desconocen, es el principal arquitecto del alboroto por el 21 de diciembre del 2012. Por admisión propia, la idea no comenzó exclusivamente con él, sin embargo, el Sr. Jenkins ha llevado el concepto de la 'transformación del 2012' a nuevas alturas con varios libros (ocho, según mi cuenta) y una gran cantidad de conferencias y presentaciones, incluyendo al instituto de Estudios Mayas, la Sociedad Norteamericana de Arqueología, y varias universidades - al menos eso es lo que me dice. Publicó y presentó un amplio espectro de proyectos y ha escrito una cantidad de ensayos bastante impresionante sobre el tema. El Sr. Jenkins proveyó material para la antología del 2012 de Joseph Gelfer (publicada en el 2011), en una próxima antología sobre arqueoastronomía de Benfer y Adkins (Prensa de la Universidad de Florida), y se ha hablado de su trabajo en un debate presentado por el Dr. Ed Barnhart enel Centro de Exploración Maya. Y - quisiera mencionar de buena voluntad - su amor por la comunidad Maya lo llevó a construir una escuela en San Pedro, Guatemala.

Podemos decir con seguridad que el Sr. Jenkins es un peso pesado respecto al "2012", y que ha hecho su tarea. Apuesto a que no hay nada que yo pueda decir que pueda competir con su experiencia en el tema. Entonces, ¿por qué el alboroto por unas pocas afirmaciones que hice en mi artículo? Por supuesto que un don nadie como yo no representa una amenaza al imperio que Jenkins ha construido. Bueno, según Laura Knight-Jadczyk me aseguró en más de una oportunidad, y bien sabe: "Ser atacado generalmente significa que estás haciendo algo bien".

Quizás golpeé demasiado cerca al sugerir que Jenkins podría ser un agente del COINTELPRO o un activo ingenuo e involuntario puesto allí para plantar una semilla y cultivar a buscadores desacertados para caer en una trampa de credulidad respecto al fenómeno del 2012... un punto que Jenkins todavía debe explicar de alguna manera, a pesar de dos quejas en los comentarios del artículo mencionado y dos emails a los editores de SOTT asegurando los errores en mis dichos. Según mis cálculos pareciera una especie de elefante en el comedor, y quizás para él también.

Así que tomémonos un momento para examinar lo que ha dicho el Sr. Jenkins.

Primero, Jenkins se vio enfrentado por la noción de que yo relacioné sucintamente su trabajo con el de Munro Edmonson. Jenkins llegó a decir que yo estaba sugiriendo que él había plagiado a Edmonson. Para nada fue el caso, como se evidencia en lo que escribí:
"... de alguna forma los Mayas de las arreglaron para notar cuándo sucedería este alineamiento - mediante una teoría primero propuesta por el antropólogo Munro Edmonson, en 1988, y luego profundizada por el investigador independiente John Major Jenkins, quien señaló que los Mayas sabían dónde la eclíptica intersecaba al Gran Grieta (una banda de nubes oscuras de polvo en la Vía Láctea), y le dieron un significado especial en su cosmología a esta posición en el cielo. - Jenkins, "¿Qué es el Alineamiento Galáctico?"
El argumento inicial de Jenkins a esto, antes de acusarme de insinuar un plagio, fue:
"Munro Edmonson indicó, en su libro de 1988, que el período que finaliza en el 2012 cae en un solsticio. Esto le sugirió una posible ubicación intencional, en la cual los antiguos Mayas deberían haber tenido un conocimiento exacto del período del año tropical (365.2422 días). Eso es todo. Cité a Edmonson en mi libro de 1992 llamado Tzolkin."
Me da la impresión de que aquí tenemos algunas vueltas semánticas por parte de Jenkins. No necesariamente está refutando lo que dije, sino que simplemente prefiere llevarse TODO el crédito - eso parece. Lo cual está bien por mi, y solo confirma mi punto de que toda esta cuestión del 21/12/2012 comenzó con Jenkins - en vez de con los Mayas. Si insiste en que fue TODO ÉL y su brillante descubrimiento "sin precedentes", está bien. ¡Dejemos que lo tenga! Pero podría no gustarle lo que voy a decir de ello.

El libro de Edmonson "The Book of the Year: Middle American Calendrical Systems" (1988), que Jenkins cita en su comentario, y que yo incluí para corroborar mi declaración - efectivamente tiene una teoría que indica que los Mayas basaron su calendario en ciertas observaciones astronómicas. Quizás no formulé la oración como Jenkins hubiese querido - resaltando los logros de Jenkins y minimizando los de Edmonson - pero la declaración no es falsa. De hecho yo no dije que Edmonson creara toda la idea del "alineamiento galáctico", solo estaba ilustrando el rastro desde el trabajo de Edmonson hasta el de Jenkins - que Edmonson tenía una teoría relacionando al calendario Maya con el 2012, y que Jenkins aparentemente hizo buen uso de esa teoría. Ya que el artículo es un ensayo editorial que habla de forma mucho más amplia del "fenómeno del 2012", y NO una tesis académica sobre los detalles específicos del trabajo de Jenkins O Edmonson, no tengo necesidad de cargar al lector con cada irrelevante detalle. Después de todo, ya es un artículo bastante extenso.

El resto de mi declaración es muy precisa por el enlace al propio trabajo de Jenkins, que brindé en el ensayo debajo de lo mencionado (ver arriba). Lo que hubiera sido causa de problema - en la forma más mezquina posible - es sugerir que el trabajo de Jenkins continuó el de Edmonson - aunque cronológicamente así fue. Lo mencionado de ninguna manera específica sugiere o implica un plagio o que Jenkins haya basado todo su trabajo en las observaciones de Edmonson. Simplemente señalé el hecho de que Edmonson fue el primero en relacionar al calendario Maya con el 2012. La queja de Jenkins respecto a que lo estoy acusando de plagio parece una grosera exageración como mínimo, y una inútil amenaza en el peor de los casos. Casualmente este tipo de Modus Operandi está sacado directamente del manual de COINTELPRO: ignorar lo que en realidad se dijo y redireccionar hacia alguna declaración exagerada y falaz en un esfuerzo por desacreditar a la fuente. Y antes de que se me acuse de efectuar declaraciones infundadas, permítanme confirmar que solo estoy haciendo una interesante observación - y no que Jenkins es COINTELPRO como un hecho.

Jenkins también tuvo problemas con mi declaración de que: "el concepto de un 'alineamiento galáctico' surge exclusivamente de la versión de la Nueva Era de la 'profecía' Maya del 2012".

Aparentemente no le gusta ser tildado de adherente a la 'Nueva Era', sino que prefiere ser catalogado como investigador independiente. Está bien. Aunque en el contexto del resto de lo que se dijo, en realidad la declaración no tenía nada que ver con Jenkins. Yo me refería a la ironía de que la idea del 'alineamiento galáctico' que pertenece a la propaganda Maya del 2012 no aparece en los escritos Mayas - que los Mayas no tenían un glifo que representara la palabra "galaxia" o "alineamiento galáctico" o algún equivalente, según afirma el arqueoastrónomo Anthony Aveni en su libro, The End of Time: The Maya Mystery of 2012 (2009, Prensa de la Universidad de Colorado)

Además, no creo que sea un secreto que las mayoría de las afirmaciones sobre el fenómeno del 2012 formen parte de una colección no-codificada de creencias de la Nueva Era sobre la sabiduría y espiritualidad mayas, y están empaquetadas y son vendidas como tales por individuos como Terrance McKenna, Daniel Pinchbeck, David Wilcock y otros.

En uno de sus emails, Jenkins se apega a la noción de que "la primera alusión al alineamiento galáctico fue por parte de los historiadores científicos del MIT Giorgio de Santillana y Hertha von Dechend en su libro Hamlet's Mill de 1969". Esto es vagamente verdad, excepto que ningún científico del que yo haya escuchado utilizaría el término "alineamiento galáctico" y esperar a ser tomado en serio, lo cual queda en evidencia del porqué Jenkins eligió cuidadosamente hacer referencia a la "alusión al alineamiento galáctico" del libro - más allá de lo arbitrario que "alusión" pueda ser. Lo que Jenkins falla en mencionar en su defensa es que el libro fue severamente criticado por colegas académicos en una variedad de campos, siendo una de las cuestiones más importantes los argumentos poco claros basados en información lingüística incorrecta o desactualizada; falta familiaridad con las fuentes modernas; un exceso de confianza en la coincidencia o en la analogía, etc. Varios Varios entendidos recalcaron:
"Como podrán ver, mi reacción a este libro es hostil [...] 60 por ciento del texto está conformado por complejos argumentos sobre etimologías Indo-Europeas que habrían sido consideradas antiguas ya en 1870" - Edmund Leach, antropólogo, 1970
"El crítico intimidado pronto se reduce a preguntarse si la simple prosa crítica debiera siquiera dedicarse a algo que obviamente requiere la suspensión de la incredulidad[...] Este no es un trabajo académico serio..." - Jaan Puhvel, especializado en mitología comparada Indo-Europea, 1970
"...amateur en el peor sentido, saltando a extrañas conclusiones sin conocimiento alguno del conocimiento del valor histórico de las fuentes o del trabajo realizado anteriormente. ...hay una fuerte dependencia en las fantasías de Rydberg, del siglo 19, y una aparente ignorancia del progreso realizado desde aquella época." - Dr. H. R. Ellis Davidson, anticuario y académico, 1974
En otras palabras, Jenkins está citando tonterías como corroboración y oculta este hecho convenientemente reforzando a los autores de Hamlet's Mill como aclamados historiadores científicos del MIT. Todas las afirmaciones de Jenkins en los comentarios de SOTT y sus emails, solo sostienen sin darse cuenta lo que estoy diciendo o presentando como "corroboración" de SU PROPIO TRABAJO o de fuentes dudosas. Claramente, he citado múltiples fuentes, las cuales Jenkins evitó notar, convenientemente.

Jenkins sigue quejándose respecto a mi "descarada" declaración: "no existe evidencia concluyente de que los Mayas hayan verificado la precesión axial." Se pronuncia sobre esto con lo siguiente:
"Tal afirmación es refutada por el trabajo de Grofe (Archaeoastronomy Journal, Edición 24 y en el Cambridge IAU Vol. 278), y por la fórmula 3-11 Pik del veterana estudiante/epigrafista maya Barbara MacLeod (presentada en la Conferencia Maya en Austin), y tal afirmación también es atenuada por el material que he citado en mi libro de 1998 Maya Cosmogenesis 2012, involucrando a estudiosos como Gordon Brotherston, Marion Popenoe Hatch, y Eva Hunt. Sin mencionar mi propio trabajo en Long Count, Monumento Tortuguero 6, La Corona Block V, y en la arqueoastronomía e iconografía en Izapa según se ha presentado en el Instituto de Estudios Mayas y en la Primera Conferenca de la Mesa Redonda de Izapa."
En primer medida, nada ha sido "refutado", solo se especuló, y ¿adivina qué? La fuente de Michael Grofe y Barbara MacLeod para su comentario sobre el tema ¡parece ser el mismo Jenkins! - no es sorprendente, y además resulta un tanto circular como para denominarse "corroboración". En segundo lugar, el libro de Jenkins, Maya Cosmogenesis 2012, - "involucrando" a estudiosos - fue publicado en 1998. Esto es importante en el contexto de lo mencionado en cuestión porque yo estaba citando el trabajo del arqueólogo James Aimers y del antropólogo Prudence Rice del año 2006. {"Astronomy, ritual and the interpretation of Maya E-Group architectural assemblages, Ancient Mesoamerica" 17 (1):79 - 96, Aimers y Rice, 2006} Aimers y Rice notaron que no existe evidencia - arqueológica o histórica - de que los Mayas se hayan interesado en los solsticios o los equinoccios y en consecuencia su conocimiento sobre el concepto mucho más complejo de una precesión axial de 26.000 años es dudoso como mínimo. Como dije anteriormente, Edmonson llegó a la conclusión ya que debido a que el calendario (si efectivamente termina el 21/12/2012) termina en un solsticio, esto indica que los Mayas debieron estar concientes del año tropical, pero ciertamente no es evidencia concluyente de su conocimiento de la precesión axial.

Es más, Jenkins nuevamente evita reconocer el contexto de la declaración: "...no existe evidencia concluyente de que los Mayas conocieran la precesión axial, aunque tampoco podemos descartarlo". Parece que manipular es una costumbre para Jenkins.

La próxima queja de Jenkins tiene que ver con algo que dije: "Es muy difícil establecer una predicción definitiva en base al 'alineamiento galáctico' de un Pueblo que no pareció señalar en ninguna de sus escrituras, ni en ninguna tabla astronómica o cronológica, una galaxia con cuyo centro debemos alinearnos." Responde con la siguiente y extraña mezcolanza:
"El nacimiento de GI en Palenque, el nacimiento de Señor Jaguar, el ritual de designación de heredero de Kan Bahlam, el alineamiento del juego de pelota en el solsticio en Izapa, el simbolismo del Cocodrilo Ciervo Estrellado y su hocico en numerosos lugares, el levantamiento helíaco de la posición base de Venus en el Códice Dresden, y otros ejemplos, todos apuntan a alineamientos (de Venus o del sol) con la protuberancia nuclear del Centro Galáctico como característica central de la cosmología Maya. Por lo tanto podemos comprender cómo los alineamientos de esa zona de la galaxia, y el alineamiento del 2012, se conocían y estaban inculcadas en diferentes tipos de tradiciones y representaciones. Las referencias básicas de la ubicación del Centro Galáctico/grieta oscura/Cruce se encuentra en el Popol Vuh, como se puede ver en las notas de Dennis Tedlocks de su traducción, y que también cité y resumí en mi libro de 1998 y en mis otros libros, artículos y entrevistas."
Nuevamente, como he dicho en mi artículo,
"Personalmente, no tengo problema alguno en confiar que las culturas antiguas miraban al cielo y utilizaron estas observaciones de formas predictivas. Donde la cosa se pone pegajosa es en las especulaciones promulgadas por Jenkins y muchos otros - aparentemente basados solo en las afirmaciones de Jenkins - que los Mayas indicaron específicamente la transformación espiritual de la humanidad a suceder con este evento. Mientras que discernir un alineamiento con el eje celestial es algo impresionante para una cultura que - hasta donde sabemos - tenía escasa capacidad tecnológica, existe evidencia menos que adecuada como para sugerir, en primer lugar, que los Mayas asignaran importancia alguna al evento, aparte del hecho de suceder o no. Y en segundo lugar, no hay información concluyente en existencia respecto a la posición precisa del Ecuador galáctico, aún en la actualidad con los mejores astrónomos estudiando el caso. [...]

"No estoy excluyendo la noción de que los Mayas pudieran tener métodos de ver las cosas más precisamente que nosotros en la actualidad - sean místicas o tecnológicas. Objetivamente no lo podemos descartar por el simple hecho de que podemos certificar muchas de las ideas sobre el tema. Aunque sorprenda que el calendario de la Cuenta Larga Maya finaliza en la proximidad de este supuesto alineamiento precesional, aquello que haya movilizado a los Mayas a llegar a sus conclusiones - cualesquiera hayan sido - en realidad no se trata de una "profecía"; ¡se trata de una predicción astronómica! Y cualquier cosa que podamos inferir de esa predicción requiere información que no tenemos a disposición desde la cultura Maya, ¡a pesar del hecho que el Pueblo Maya todavía existe en la actualidad! Por el contrario, uno tendría que inferior que no era tan importante para ellos como lo es para los autores de la Nueva Era y para los cineastas de Hollywood. ¡Interesante!".
El punto es: "No se trata que debamos descreer el concepto de algún gran cambio inminente, quizás auspicioso y destructivo a la vez, sino que debemos reconocer que los detalles del proceso y el resultado todavía son desconocidos. Como tal, es imprudente demorar nuestra responsabilidad de actuar apropiadamente sobre la base altamente especulativa de que todos seremos iluminados o salvados por algún evento altamente hipotético e incluso dudoso. Recuerda, muchas personas están poniendo sus vidas en riesgo de esta manera; ¡es grave!".

Uno de los tantos dichos de Jenkins que dicen lo contrario:
"Los antiguos Mayas comprendieron algo sobre la naturaleza del cosmos y de la evolución espiritual de la humanidad que no ha sido reconocido en nuestra forma de ver el mundo. Esta comprensión involucra nuestro alineamiento con el centro de nuestra Galaxia, nuestro centro y fuente cósmica, e identifica al 2012 como un tiempo de tremenda transformación y oportunidad para el crecimiento espiritual, una transición de una Era hacia otra."
No estoy negando que definitivamente algo está sucediendo. No estoy metiendo todo en la misma bolsa respecto a las afirmaciones de Jenkins, y para ser honesto, admiro algunas de sus profundas observaciones y - en cierto sentido - ¡realmente espero que esté en lo cierto! Pero los hechos son hechos y debemos enfrentarlos. ¡Si debemos iluminarnos, por ejemplo, lo más importante es no mentirnos a nosotros mismos!

Por ello estoy de acuerdo con la respuesta de Joe Quinn (Editor Senior de SOTT.net) a los comentarios de Jenkins. Mis declaraciones sobre Jenkins y su trabajo no tienen la intención de una difamación personal, sino que más bien están dirigidas a llegar al fondo de lo que reconocemos - posiblemente/muy probablemente - como una afirmación falaz.

Un buen presentador y pronosticador de ideas populares casi siempre mezclará verdades con mentiras y errores (conciente o inconcientemente). Nuevamente, criticar a Jenkins no es meter todo en la misma bolsa, sino que él no considera las consecuencias de hacer afirmaciones sobre la 'transformación del 2012' e ignora hechos inconvenientes; quizás porque estaría yendo más allá de su alcance, o posiblemente porque sea una víctima involuntaria de su propio optimismo y falta de discernimiento - eso sucede. De todas maneras Jenkins se equivoca en no tomar en cuenta cada variable y por lo tanto sus teorías son incompletas y se resumen a una especulación - aún si son presentadas elocuentemente.

Debemos recordar que incluso las ideas bonitas que son concebidas y presentadas poderosamente no son necesariamente verdad - solo pueden parecer de esa manera. Sin embargo, también debemos reconocer que una persona realmente brillante no manipulará y no se esperaría que corrija a otra persona con falacias lógicas. Nunca somos libres de reconocer qué es verdad y qué no lo es hasta no dominar el discernimiento.

Jenkins dice en Tzolkin: Visionary Perspectives and Calendar Studies:
"Principalmente quisiera promover un enfoque visionario [es decir, subjetivo] para estas cuestiones, ya que hay mucho más sobre el Calendario Sagrado de lo que puede observarse con el intelecto racional [y estas perspectivas visionarias] pueden tocar más de cerca al espíritu del calendario [de lo que hace la literatura antropológica]."
Nuevamente, no tengo problemas con las ideas de Jenkins sobre la posibilidad de un acceso a estados elevados de conciencia o conocimiento de un cambio en nuestra Era, per se por parte de los Mayas. El inconveniente que tengo es en presentar el tema como evidencia irrefutable de un Despertar Colectivo o incluso que los Mayas, sin dudas, estaban prediciendo el futuro, en particular cuando se fundamenta desde la "perspectiva visionaria" de una persona.

Es más, me resulta difícil imaginar que hagan falta ocho volúmenes para explicar un tema sobre el cual los Mayas mismos tenían muy poco para decir y de fuentes existentes muy limitadas. Aún con nuestros avances modernos científicos/astronómicos - que Jenkins tiende a descartar por sus inherentes limitaciones - difícilmente sea necesario producir un "entorno" completo para una teoría simplemente para afirmar un punto bastante simple. Hey, el muchacho quiere vender libros, lo entiendo. Pero esta forma de las cosas parece más o menos un medio para esconder los hechos reales en medio de una sobreabundancia de datos generalmente superfluos o desordenados.

Esta es una gran táctica para los pronosticadores de tonterías e ideas fantásticas, porque les brinda el artilugio - como vemos en las quejas de Jenkins - para insistir que los comentaristas no han examinado la información lo suficiente, o son demasiado insípidos o vacíos para comprenderla. Bueno, Sr. Jenkins, ¡ese no es el caso aquí! Suscribo a la noción general - aunque me mantengo humildemente abierto a estar equivocado - de que si se ve, suena y camina como un pato, ¡seguramente sea un pato! Hasta el momento, no han salido a la luz ninguna prueba tangible - o remotamente sucinta - de las especulaciones de Jenkins. También soy parcial ante la máxima que nos dejó Einstein, que "Si no puedes explicarlo de forma simple, no lo comprendes lo suficiente." Por supuesto, las consecuencias de esta declaración también pueden ser fácilmente mal atribuidas a sobre-simplificaciones en temas de la Nueva Era, pero este ciertamente no es el caso con el interminable y laberíntico abismo de 'razones' para confiar en las ideas de Jenkins. Como se evidencia claramente, he desmenuzado el argumento de Jenkins en solo una subsección de mi artículo. No voy a negar que simplifiqué el lenguaje para que la persona promedio lo comprenda; de todas maneras mis puntos son claros y sinceros - dentro del orden de ser debatidos solo por la semántica.

Jenkins haría bien en tomar nota de los esfuerzos de la verdadera historiadora y estudiosa, Laura Knight-Jadczyk, que se las ha arreglado para explicar un tema imposiblemente enorme, La Historia Secreta del Mundo, ¡en apenas 800 páginas! ¿No posee Jenkins, aparentemente un hombre inteligente, la capacidad de comunicar un concepto básico - con o sin algún prefacio, contexto y corroboración con un poco más de brevedad?

Parece bastante deliberado por parte de Jenkins esconder el bosque entre los árboles. Lo cual naturalmente nos lleva a preguntar, ¿por qué? Y él se queja de que los entrevistadores no comprenden sus declaraciones. Vaya uno a saber.

Bueno, vender libros y seminarios es una buena forma de vivir...y porqué no, ¡todos lo hacen! De seguro es mejor que limpiar mesas en IHOP o procesar datos en un cubículo de 1x2 para alguna compañía que te absorbe el alma. Lo que la mayoría de la gente no se da cuenta es justamente lo industrializado que Jenkins es en realidad; tiene gran cantidad de intereses comerciales en el turismo Mesoamericano - por ejemplo. Eso es interesante.

Así que, Sr. Jenkins, pareces un hombre bastante cortés con algunas ideas profundas, aunque un tanto desconcertado y cegado por el amor a su propio Frankenstein. Por ello le tengo compasión. Pero mi preocupación es por los millones, sino por los cientos de millones de personas crédulas que tú estás confundiendo, y que se aferran desesperadamente a tus declaraciones - una característica que promueves activamente. Hay poca diferencia entre tus declaraciones y aquellas de cualquier religión - lo cual no es para atacar a la religión, solo para diferenciarla de la ciencia o la antropología. Pero pareces asignar mucho más peso a tu trabajo.

Como podrás ver en mi ensayo en cuestión y por mis reafirmaciones aquí, estoy de acuerdo con algunas de tus proclamaciones, en general, y apoyo la noción de un próximo 'cambio' - que nos afectará colectivamente - muy probablemente de proporciones "bíblicas"/cosmológicas. La diferencia que dejo en claro es que nadie puede saber con seguridad de qué manera sucederá, y sé que tenuemente aludes a ello también, aunque con mucho menos fortaleza. Y por el bien de todos, eso es algo que podrías reconsiderar.
"Así que no les tengan miedo; porque no hay nada encubierto que no llegue a revelarse, ni nada escondido que no llegue a conocerse". ~ Mateo 10:26
A lo cual agregaría: "aunque a muchos seguramente no les guste".