Comentario: Como complemento a este artículo los invitamos a la lectura de:
"Ovnis y el estado de Seguridad Nacional" de Richard Dolan - Algo maligno se aproxima


© keyholepublishing.com
Acabo de escuchar una entrevista de dos horas con Richardo Dolan, el excelente historiador del encubrimiento oficial del fenómeno OVNI en Estados Unidos, y autor del también excelente libro UFOs and the National Security State (OVNIs y el Estado de Seguridad Nacional). La entrevista la pueden escuchar en la página de Dolan, haciendo clic en el enlace que se encuentra en la parte superior izquierda.

Antes de comentar algunos de los puntos de Dolan, déjenme decirles que este investigador recibió entrenamiento académico y tiene un doctorado en historia. Su libro está muy bien fundamentado con una gran cantidad de fuentes, incluyendo documentos oficiales obtenidos por medio del Acta de Libertad de Información (Freedom of Information Act) de E.U. Es la sólida y vasta documentación del libro la que lo hace tan impactante y convincente.

Entre lo que dice Dolan en la entrevista, me llamó la atención:

- Que dos meses antes del 11 de septiembre del 2001, el secretario de Defensa de E.U., Donald Rumsfeld, reportó que el monto total de dinero para programas secretos (mismos que no tienen que dar cuenta del destino del gasto) era de 2.6 billones de dólares - es decir, 2.6 millones de millones de dólares (2.6 trillion dollars, en inglés). En contraste, el monto total destinado a la Defensa de E.U. en un año fiscal fue de unos 350 mil millones de dólares, o sea, más o menos una séptima parte de lo gastado en secreto. Esto estaba por convertirse en un escándalo cuando, ¡oh sorpresa!, los ataques contra las Torres Gemelas y el Pentágono mandaron el asunto al olvido, y a partir de entonces cualquier gasto secreto recibió una nueva justificación de 'seguridad nacional'.

Pensemos por un momento en lo que implica esto. El ejército de E.U., como todos sabemos, es más grande y cuenta con más recursos que más o menos los ejércitos de los siguientes diez o doce países combinados. Y el gasto para proyectos secretos era de unas siete veces esa cantidad. ¿A dónde fue a dar esa monstruosa cantidad de dinero? ¿A pagar el sueldo de un espía por aquí y otro por allá? ¿A enviar satélites a que tomaran fotos a los rusos? No creo. ¡2.3 millones de millones de dólares! ¿Qué organización secreta requiere esa cantidad?

- Dolan añade que un general de cuatro estrellas, preocupado por esa enorme cantidad de dinero, decidió investigar el asunto, y cuando estaba en el proceso, ¡se le ofreció trabajar en proyectos relacionados con OVNIs!

Es decir, cuando vieron que se estaba acercando demasiado al secreto, decidieron abrirle la puerta e invitarlo a pasar; integrándolo al equipo aseguraban que no revelara lo que estaba por descubrir.

- Dolan comenta que encontró un documento oficial de la primera mitad del siglo XX donde se comenta que un estudio encontró cuevas en cierto lugar del territorio de E.U. ¡y que eran muy convenientes para construir bases en su interior!

Es decir, ya hace muchas décadas que están interesados en construir bases subterráneas secretas. 2.6 billones de dólares podrían haber pagado cualquier programa que estuviera ocurriendo allí abajo.

- Dolan dice que un empleado de la NASA le dijo que siempre han existido DOS programas espaciales: uno público, y otro secreto.

¿Sería muy descabellado pensar que el programa público es sólo una pantalla, que el programa secreto es donde ocurren los proyectos serios, y que por tanto este último se encuentra en un estado mucho más evolucionado que el público? ¿Van para allá algunos de los 2.6 billones de dólares?

- Dolan menciona, además, que un informante le aseguró que parte de la rama de programas secretos del gobierno de E.U. es una rama ejecutiva. Es decir, una rama que toma decisiones, como se supone que hace la Casa Blanca exclusivamente.

Ahora, pongamos todos estos puntos juntos, ¿y qué conclusión tenemos? ¿Qué nos está sugiriendo la información?

¿Son esos los indicios del gobierno mundial secreto, que tiene sus capitales en bases subterráneas en E.U.? ¿Es este gobierno el que guarda celosamente la información acerca de la realidad OVNI, y el que se reserva a utilizar la tecnología más avanzada del planeta, incluyendo la relativa a viajes espaciales?

Yo pienso que sí.