© Desconocido
Traducción al español por PijamaSurf

Imagina que estas con tu pareja en el sofá y dejas una película en tu servicio de cabe correr en la TV mientras empiezan a fluir besos y abrazós, cuando por alguna interferencia cognitiva volteas a ver la TV y una seguidilla de anuncios de vacaciones románticas, preservativos o cursos de tantra digital te empiezan a bombardear.

Por más increíble y perturbador que pueda parecer esta idea, es justo lo que Verizon, el gigante de las cableras y proveedores de Internet en Estados Unidos, quiere hacer con un nuevo patente. Espiar a los televidentes mientras se acarician, comen McDonald's, cantan caciones - ¿e incluso cuando se masturban? El sistema de tracking buscaría productos relacionados con los comportamientos que observa y se los presentaría a los televidentes en anuncios de TV de una base de datos. La idea va más allá de observar comportamientos, según Verizon se busca la capacidad de detectar un estado de ánimo - lo cual podrá ser inferido por una serie de patrones de reconocimiento facial - y así recibir anuncios para gente feliz o para gente miserable. La empresa también hace referencia a detectar qué tipo de productos están en tu sala de TV - en franco espionaje.

El patente contempla conectarse con smartphones y tabletas, lo cual incluso podría permitir a Verizon saber que sitios estás visitando o que actividades realiza en la Red mientras ves qué programa de TV, algo muy útil en cuestiones de marketing.

Muchos sitios como Facebook y Google ya registran los movimientos que realizan sus usuarios cuando están fuera de estos sitios a través de códigos de tracking recopilando información sumamente útil para vender anuncios. Pero sin duda este patente de Verizon es el más escabroso al a fecha.