© Desconocido
Un reciente hallazgo arqueológico en la república de Daguestán sitúa la presencia de la especie Homo erectus en el Cáucaso en dos millones de años de antigüedad, según el arqueólogo Jizri Amirjanov.

Los sitios identificados como Ainikab1 y 2, Mujkai 1 y 2 y Gegalashur 1-3 corresponden a la época prehistórica Olduvayense, detalló el experto al periódico "Moskovsky Komsomolets".

Se trata, en opinión de Amirjanov, de los asentamientos humanos más antiguos en territorio de Rusia, pues hasta la fecha no hay evidencias de otros en fecha anterior, aseguró.

Las construcciones pertenecientes supuestamente al hombre moderno (Homo erectus) fueron descubiertas en una meseta, a la altura de mil 500 metros sobre el nivel del mar.

Dijo el arqueólogo que los asentamientos tienen un extraordinario poder de sedimentos en unos 80 metros y un gran número sin precedentes de "capas culturales", unas 35, donde trabaja un equipo científico multidisciplinario.

A juzgar por el análisis de algunos artefactos de la capa más baja, con restos de la fauna, su datación es cercana a los 1,95 millones de años, afirmó el académico. Sin embargo, está por identificar a los portadores de esa antigua cultura, y de momento los científicos la atribuyen a una de las ramas de nuestros antepasados, el Homo erectus.

Para demostrar tal hipótesis los arqueólogos deberán hallar restos humanos (huesos y cráneos) de esas poblaciones, que como se sabe, vivieron en el continente europeo.

En territorio del Cáucaso norte tuvo lugar otro importante hallazgo paleontológico, en abril de este año, en la república de Chechenia, territorio vecino de Daguestán.

Un grupo de científicos rusos descubrió huevos de dinosaurios fosilizados en las rocas, de un diámetro desde 20 centímetros hasta un metro.

En opinión de los expedicionarios, los ejemplares de la especie herbívora pudieron poner los huevos en esos sitios unos 60 millones de años atrás.

Las muestras se entregaron a la Universidad Chechena en Grozni y al laboratorio central de Essentuk, para el análisis de carbono.

Con anterioridad, en la parte occidental de Georgia (Trascaucasia), los paleontólogos hallaron en septiembre de 2010 huellas de dinosaurios, que habitaron presumiblemente el lugar durante la era Mezozoica, unos 100 millones de años atrás.