fósiles microscópicos
© Wikimedia Commons
Fósiles con trazas de bacterias en Pilbara.
Científicos estudiaron rocas de Australia y encontraron fósiles con trazas de bacterias de hace 3,49 mil millones de años atrás en Pilbara, Australia, como un millón de años después de la datación de la formación de la Tierra.

"Estas trazas de bacterias son las más antiguas jamás descritas", declaró Nora Noffke una bioquímica de la Old Dominion University en Norfolk, que presentó el mes pasado sus estudios en la Sociedad Geológica de América, reportó Washington Post ayer.

Se trata de texturas que se encuentran en las superficies de la piedra. Algo similar a las que se encuentran hoy en Túnez, señalan los autores, sin embargo las dataciones de África figuran con fechas de 2,5 mil millones de años atrás.

Con el tiempo se pueden crear en las orillas del mar algo semejante a alfombras de bacterias con arena, que finalmente suelen convertirse en roca, informan los investigadores. El paisaje de la región Pilbara de Australia Occidental antiguamente fue un una costa, y sus rocas están hechas de sedimento acumulado de miles de millones de años atrás, aclaran.

La investigadora Maud Walsh de la Universidad Louisiana State en Baton Rouge, explicó a su vez que hay rocas muy antiguas en la Tierra, sin embargo las recientemente encontradas en Australia son las "rocas sedimentarias mejor conservadas que conocemos".

Agregó que ya el año pasado otro grupo de investigadores publicó fósiles microscópicos de Strelley Pilbara de 3,4 millones de años. Hay además publicaciones de rocas de 2,9 mil millones de años de antigüedad en Australia realizadas por el equipo del Dr. Noffke.

La dificultad explican los científicos es que en muchos casos las rocas se forman por la acción ambiental y no por bacterias, lo cual resulta difícil de diferenciar.