© desconocido
Más de 3.000 personas se han visto desplazadas este jueves a causa de las fuertes precipitaciones que han caído en el sur del estado de Río de Janeiro, en Brasil, donde, además, ya ha fallecido una persona y ocho se encuentran en paradero desconocido.

Las poblaciones costeras del sur de Río de Janeiro se han visto duramente castigadas por las riadas provocadas por las intensas lluvias que han arreciado en las últimas horas en el este de Brasil.

Numerosas carreteras han quedado bloqueadas por el deslizamiento de tierras y la caída de árboles. El desbordamiento de tres ríos ha provocado que más de un millar de habitantes de la localidad de Duque de Caxias se hayan quedado sin hogar.

El recién electo alcalde de Duque de Caxias, Alexandre Cardoso, ha declarado el estado de emergencia en la localidad y en sus alrededores, según han informado medios locales.

En la ciudad de Angras dos Reis, más de 2.000 personas han tenido que ser evacuadas por las inundaciones y el derrumbamiento de hasta ocho edificios.

En 2011, unas 900 personas perdieron la vida durante el temporal que azotó la región montañosa de Río de Janeiro como consecuencia del desbordamiento de varios ríos y el deslizamiento de tierras que dejaron a decenas de poblaciones incomunicadas.