© Desconocido
China comienza la instalación de la central nuclear más grande del mundo tras ser suspendido el proyecto debido a la crisis de la planta nuclear japonesa de Fukushima en 2011.

La construcción de la planta nuclear Bahía Shidao en la costa de la provincia de Shandong (este) se reanudó el pasado 21 de diciembre, según el informe publicado por la agencia china de noticias, Xinhua.

Esta planta, con una inversión inicial de 480 millones de dólares, es "el primer proyecto comercializado con éxito en el mundo de la tecnología nuclear de cuarta generación", agrega la nota.

Se espera que la planta Bahía Shidao suministre electricidad al país asiático a finales de 2017: la última fase tendrá la capacidad de generar 6.600 megavatios.

En octubre de 2012, las autoridades chinas anunciaron sus planes revisados ​​para el sector nuclear y afirmaron que comenzarían la construcción de otros 12 reactores, pero a un ritmo más lento que antes de la catástrofe de Fukushima.

El 11 de marzo de 2011, un terremoto de magnitud 9,0 en la escala de Richter y un posterior tsunami provocaron importantes daños en seis reactores de la planta de Fukushima, que contaminó de radioactividad el aire, el agua y el suelo de la región nororiental de Japón.