© Desconocido
En México, durante los últimos seis años, más de 15 mil personas sin identificación alguna fueron halladas, la mayoría en fosas comunes, informa el diario 'La Jornada'.

De acuerdo con las cifras divulgadas por ese diario, 15.618 cadáveres han sido objeto de análisis genéticos entre enero de 2006 y agosto de 2012. El rasgo característico es que la mayoría de las víctimas no tenía consigo ningún documento de identificación al momento de morir violentamente.

Anuncia además que entre las víctimas mortales se encuentran inmigrantes y personas que han fallecido en enfrentamientos entre bandas rivales o por las fuerzas de seguridad del país. Del total de los hallados solo pudieron ser identificados 425.

'La Jornada' cita esta estadística que se fundamenta en datos otorgados por el secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia de la fiscalía general.

De igual manera, se indica que del total de los 32 estados mexicanos, 13 de ellos no gozan de laboratorios de genética, además de lamentar que en los 19 restantes no hay reglas homologadas para el manejo de restos humanos.

El Gobierno de Enrique Peña Nieto dice que durante el mandato de seis años del conservador Felipe Calderón, que finalizó el pasado 1 de diciembre, más de 70 mil personas perdieron la vida a consecuencia de actos vinculados con el crimen organizado.

Mientras tanto, en el primer mes del mandato de Peña Nieto, 982 personas murieron en el mes de diciembre, con un aumento de 33 personas en comparación con el mes anterior, y esto se produce en un momento en que el nuevo mandatario mexicano prometió a llevar a cabo nuevos proyectos a fin de acabar con el crimen organizado en el país norteamericano.