© desconocido
Paraguay declaró hoy alerta epidemiológica nacional a causa del hasta ahora incontrolable incremento del dengue en todo el territorio nacional, tras reportarse 435 casos en las últimas 24 horas.

El ministro de Salud, Antonio Arbo, dijo que más de 300 pacientes fueron hospitalizados y 14 personas se encuentran en terapia intensiva.

La disposición del Ministerio de Salud señaló que la aparición de brotes de la enfermedad en la planicie del Chaco y en el norte de la región oriental se unió a la gran cantidad de enfermos en esta capital, el vecino departamento Central y otras zonas del país.

Se trata de una situación muy delicada y demuestra que el dengue ya no podrá ser erradicado en Paraguay y se debe trabajar solamente para controlarlo, apuntó Celia Martínez, directora de Vigigilancia de la Salud.

Ella confirmó el altísimo índice de infestación larvaria que presenta la nación a pesar de las duras medidas de prisión dictadas contra los propietarios de terrenos baldíos sin limpiar abundantes en el país y sanciones a las municipalidades si no actúan en esos casos.

El Ministerio de Salud suspendió las vacaciones de todos sus trabajadores y técnicos para tratar de enfrentar la grave situación que, en días pasados, contabilizó a mil personas internadas en hospitales y otros centros.

En el 2012 el dengue mató a 70 personas y ya, en los primeros días de este 2013 dos jóvenes perdieron la vida a causa del mal en Asunción.

La fiscalía pidió al Poder Ejecutivo la declaración de emergencia nacional para actuar junto a las autoridades sanitarias en la batalla contra el dengue y las violaciones existentes en el área de saneamiento de esta capital y otras localidades.

Las grandes deficiencias en el alcantarillado, la acumulación de basura en las calles y la existencia en número importante de barrios insalubres donde residen las poblaciones más desvalidas, son caldo de cultivo para la continua aparición de más brotes del dengue.