© SDO-NASA
Actividad solar del 12 de enero 2013
Una nueva tormenta solar moderada de magnitud M1, se registró el 11 de enero a las 9:11 hora UTC, informó el Centro de Previsión Espacial de la Agencia Oceanográfica y Atmosférica NOAA de Estados Unidos.

Con este registro es la segunda alerta de actividad solar que emite NOAA en 2013. El Sol podría revertir el período de calma iniciado desde fines de noviembre, aunque las previsiones ahora muestran una futura actividad moderada.

"La actividad solar fue moderada en las últimas 24 horas. El más grande evento solar del período (11 de enero) fue un evento M1". (Video últimas imágenes del Sol del Observatorio Soho)

Las explosiones de rayos X de magnitud M significan una alerta por eventuales efectos en la Tierra de grado menor. En caso de una magnitud X es más fuerte y magnitud C es más débil, sin causar alerta. El valor 1 es el menor entre la escala 1 a 9.

El centro de previsión informa a su vez que a las 9:40 y las 10:06 del 11 de enero se registraron emisiones de radio de tipo II y IV. "Las emisiones de tipo IV se verifican en asociación a grandes erupciones solares y tormentas de radiación solar y fuertes expulsiones de masa coronal", señala el informe. Las emisiones grado II son menores.

A su vez a las 18:59 se registró una ráfaga de ondas de radio de una duración de 1 minuto. "Una onda de radio de 10 centímetros indica que se trata de una ráfaga electromagnética asociada a una llamarada solar de un largo de onda de 10 centímetros, "y agrega que pudo generar algunas interferencias en las señales de radio y los receptores de radar, la señales GPS y las comunicaciones de satélite".

El día de ayer se observaron 11 manchas solares y la actividad solar se espera "de niveles moderados para los próximos tres días 12, 13 y 14 de enero", informa NOAA.

La velocidad del viento solar que llega a la Tierra es de 350 kilómetros por segundo, lo que es tranquilo, y no existen previsiones de tormenta solar geomagnética, las cuales tienen potenciales efectos en las redes eléctricas en la Tierra y en los sistemas de los satélites que orbitan.

Normalmente las tormentas solares geomagnéticas son causadas por la llegada de eyecciones de masa coronal (CME). Estas CME son expulsadas durante la explosiones, pero no todas van direccionadas a la Tierra.

La NASA anunció en noviembre que el Sol estaba mostrando un evidente comportamiento de que llegará a su período de máxima actividad, denominado "Máximo solar".

El Máximo solar se registra en promedio cada 11 años. Este anuncio fue dado primero para el 2012 y postergado para el año 2013. Sin embargo en diciembre y enero nuestra estrella sorprendió con un prolongado período de calma.

Una tormenta solar moderada de magnitud M1 se informó el 5 de enero 2013 y y una tormenta geomagnética causó auroras en Canadá el 17 de diciembre.