© AP Images
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, llamó a evitar y prevenir los incendios en la temporada de sequía de inicios de año, pues desde entonces se han quemado más de 1.109 hectáreas de bosque nativo y pastizales.
"Tengan mucho cuidado de no provocar incendios. La temperatura está especialmente alta, la sequía es una situación muy propicia para los incendios y éstos causan muchos estragos", dijo Santos, desde el municipio de Coyaima, en Tolima, localidad del centro del país, donde encabezó su programa de los sábados "Acuerdos para la Prosperidad".
Destacó el desastre causado por un incendio desatado en el municipio de Cota, cercano a Bogotá, "el más duro que tenemos en este momento" y agradeció a las más de 600 personas que trabajan desde ayer para sofocarlo.

© AP Images
Incluso, anunció que al término de su participación en el acto público en Coyaima se desplazaría hasta Cota para conocer la situación de las labores de los organismos de socorro y de los habitantes que han tenido que ser evacuados por la violenta conflagración que ha arrasado al menos 10 hectáreas de bosque.

"Esta mañana di la orden para que fortalecieran el número de helicópteros de la Fuerza Aérea para ver si logramos controlar lo más rápido posible este incendio, que es uno de los más graves en el territorio nacional", agregó el presidente.

Según el más reciente reporte de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), los 86 incendios que se presentaron desde el 1 de enero de 2013 han consumido 1.109 hectáreas de bosques en 14 de los 32 departamentos colombianos.

El director de la Ungrd, Carlos Iván Márquez, aseguró en días pasados que pese al agravante que supone la sequía, "un 98 % de los incendios se han creado de la mano del hombre".

De hecho, el alcalde Prieto explicó a periodistas que la Policía detuvo a tres menores de edad sospechosos de haber causado el incendio de Cota.

Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), la primera de las dos temporadas secas que vive el país a lo largo del año viene acompañada de altas temperaturas al mediodía y muy bajas en la madrugada, lo que eleva el riesgo se sufrir incendios, sequía y heladas.

Los estudios del Ideam hacen prever que esta situación, activa desde mediados del mes pasado, se alargará hasta marzo, cuando finalice la temporada seca y se retome la primera época de lluvias.