© Desconocido
Estados Unidos ha empezado a brindar apoyo en materia de transporte y comunicaciones a Francia en el marco de la operación que persigue expulsar a los islamistas del norte de Mali, informan funcionarios estadounidenses.

La Casa Blanca está considerando la posibilidad de enviar a Mali un pequeño grupo de aviones no tripulados diseñados para participar en misiones de reconocimiento y vigilancia.

El apoyo estadounidense al operativo francés no excluye el intercambio de información de Inteligencia, así como la posibilidad de involucrar petroleros aéreos norteamericanos para abastecer en vuelo a la aviación francesa.

La portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Victoria Nuland, asegura que Washington permanece en "estrecho" contacto con París, aunque, al igual que Bamako, todavía no ha pedido formalmente la intervención de su aliado norteamericano.

Por su parte, Amanda J. Dory, subsecretaria adjunta del Pentágono para África, aseguró que no se trata de la participación directa de las tropas en el operativo galo. No obstante, agregó que EE.UU. consideraría la posibilidad de despliegue de las tropas de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) y proporcionarles el equipo militar necesario.

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, afirmó que aunque Francia está en Mali "en la primera línea de fuego", está recibiendo apoyo "práctico de Gran Bretaña, de nuestros amigos daneses, de otros grandes países que nos facilitan transporte, de Estados Unidos en lo que respecta al transporte y a las telecomunicaciones".

La escalada de violencia en el norte de Mali, ocupado por grupos separatistas, degeneró en una resolución de la ONU que autorizó el pasado jueves un "despliegue rápido" de la fuerza internacional de apoyo a Mali, el tercer país africano en recursos auríferos en respuesta a una carta con una solicitud de ayuda enviada por el Gobierno de Bamako.