© Desconocido
En México han detenido a 158 policías municipales en el estado de Durango, situado en el norte del país, por sus presuntos vínculos con el crimen organizado, según informó el viernes la Fiscal General del Estado, Sonia Yadira de la Garza.

Los agentes del orden detenidos deben declarar en el Centro de Rehabilitación Social (Cereso) de Durango, y hasta el momento, solo seis han pasado por esta coyuntura, entre ellos las direcciones municipales de Seguridad Pública de Lerdo y Gómez Palacio, Durango.

Algunos medios de comunicación han anunciado que los agentes del orden arrestados están posiblemente vinculados al crimen organizado, en concreto con los cárteles del Pacífico y Los Zetas.

De acuerdo con las autoridades mexicanas, 110 del total de los apresados fueron detenidos en Lerdo, mientras que los 48 restantes fueron arrestados en Gómez Palacio.

Yadira informó de que el operativo que ha permitido la detención de los agentes comenzó cuando se consiguió información relacionada al interrogar a los delincuentes detenidos, los cuales revelaron sus vínculos con los agentes de policía que los protegían y a los que suministraban información.

En México, más de 90 mil personas han sido asesinadas por el crimen organizado durante los últimos seis años, después de la lucha emprendida por el expresidente Felipe Calderón (2006-2012).

Según los resultados de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2011, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), un 91,8 % de los mexicanos estima que la corrupción es moneda corriente en la Policía.