© AFP/Archivo
Djokovic tenía problemas de respiración al entrenar, los cuales fueron solucionados al eliminar el gluten de su dieta.
El ácido láctico se acumula, tus músculos gritan, tu temperatura corporal se eleva. Cinco horas atacando en una cancha de tenis pueden ser un verdadero infierno aunque ganes, pero si tu cuerpo está fuera de forma entonces es un reto más difícil.

Los finalistas del Abierto de Australia del pasado domingo, Novak Djokovic y Andy Murray, alguna vez lucharon con su estado físico, pero ambos transformaron sus carreras en el tenis desde que descubrieron una dieta secreta que lucha por tener aceptación en el mundo de la ciencia deportiva popular.

Los beneficios de eliminar el gluten han sido alabados durante años por profesionales de la medicina alternativa, pero han tenido una mayor atención debido a las hazañas de estrellas de alto perfil como Djokovic, cuya intolerancia al trigo causó problemas graves de respiración al número uno del mundo.

"Sabía por mi experiencia que el asma no era el problema del chico sino que reflejaba un síntoma de que algo ocurría con su digestión", dice el médico Igor Cetojevic, quien trabajó con Djokovic durante un año hasta su triunfo en Wimbledon en 2011.

"Era su sensibilidad al gluten lo que comprometía sus pulmones", añade, y cita que en la medicina china se cree que hay una relación entre el intestino grueso y los pulmones.

Nuestra dieta cambió dramáticamente en el último siglo, especialmente en los países occidentales. Es una tendencia que se expande en todo el mundo debido a la globalización del comercio y de la industria alimenticia en particular.

El consumo de gluten, ¿un problema?

"Creo que uno de los problemas es el consumo excesivo de granos que contienen gluten, especialmente del trigo y el hecho de que genéticamente es diferente al trigo antiguo", dice el médico naturista Hamish Everard.

Eliminar los alimentos basados en trigo como el pan y la pasta podría ser lo mejor que hagas, dice el entrenador de tenis Pete McCraw, quien ayudó a desarrollar a jugadores importantes como Maria Sharapova y Jelena Jankovic.

"El nivel de energía que tienes es algo que nunca había experimentado antes. No tienes esos choques, que sube la energía y luego baja", dijo McCraw a CNN.

"Esos periodos del día en el que se te antojan carbohidratos o azúcar, que tienes somnolencia en el trabajo, en el automóvil o cualquier lugar, eso ya no lo tienes, es una cosa completamente diferente; es sostenido, ya no tienes ese antojo como antes.

"Es una fuente de energía completamente diferente la que funciona en tu cuerpo. La capacidad de mantener una figura atlética delgada no necesita esfuerzo".

El problema no es solo el trigo, sino también los lácteos y azúcares procesados, los cuales consumimos más regularmente y en mayores cantidades que nunca.

"El gluten en los alimentos produce ciertas condiciones; los productos lácteos, especialmente cuando son producidos convencionalmente, contribuyen a otros factores en el detrimento de nuestra salud", dice Cetojevic, quien está entrenado en medicina convencional y alternativa.

"Generalmente, la leche es para bebés. No necesitamos productos lácteos a medida que crecemos", añade, y también advirtió sobre la ingesta de azúcar procesado.

"El cambio en la producción de alimentos aumenta la cantidad de producto hasta el punto de que hay un excedente pero no mejora la calidad de los alimentos que comemos. A menudo contienen rastros de pesticidas, hormonas, conservadores, colores artificiales, potenciadores de sabor y no voy a hablar sobre organismos modificados genéticamente".

La relación entre el gluten y la fatiga crónica

Aproximadamente hace 18 meses, McCraw comenzó a notar síntomas de cansancio extremo en jugadores jóvenes con los que trabajaba.

"Presentaban síntomas de fatiga crónica, aunque no fueron diagnosticados en una forma tradicional, en términos de pruebas sanguíneas; todo salía razonablemente normal", dijo.

"Los atletas se quejaban de cansancio extremo, incluso después de sesiones ligeras. Durante una actividad diaria normal estaba bien pero en cuanto comenzaban a ejercitarse sus niveles de azúcar en la sangre se reducían de forma significativa, y eso causa problemas de concentración-comportamiento, (problemas con) el enfoque y control emocional.

"Para los estándares normales eran adolescentes saludables y jugadores en sus veintitantos años, pero no eran saludables.

McCraw, quien ocupó puestos importantes de entrenamiento y desarrollo en su nativa Australia, Nueva Zelandia, Israel y la academia Nick Bollettiere, trabaja con jugadores que van desde una categoría de edad hasta un nivel elite.

Uno de sus clientes había visto a Everard para tratar su enfermedad celíaca; un trastorno autoinmune causado por la intolerancia al gluten que ataca las paredes del intestino delgado y dificulta al cuerpo la absorción y procesamiento de los nutrientes que necesita.

Everard dice que aunque solo el 1% de las personas son intolerantes al gluten, más de la mitad de sus clientes son sensibles a éste; y el 93% de ellas han visto beneficios al eliminar al gluten de su dieta.

Las mejoras aumentan aún más cuando los azúcares procesados como el jarabe de maíz alto en fructosa son eliminados de la ecuación, dice McCraw.

Podrías pensar que el pan y la pasta son alimentos saludables, pero esencialmente se descomponen en azúcares como lo hace una barra de chocolate; y esto no es una fuente de energía con la que los cuerpos humanos evolucionaron.

"Realmente estamos diseñados psicológicamente para quemar grasa, es para lo que nuestro cuerpo está diseñado. Cambiar los sistemas importantes de energía del azúcar a la grasa es la transición por la que pasas cuando tomas una opción libre de gluten", dijo McCaw.

Haz la prueba, elimina el gluten de tu dieta

El primer paso al tratar problemas con el gluten es dejar de comer alimentos basados en granos durante al menos cuatro semanas, dice Everard, pero no eliminar los carbohidratos por completo (especialmente para los atletas de alto rendimiento).

"Educamos a los pacientes sobre consumir granos enteros libres de gluten. Estos incluyen al amaranto, alforfón, maíz, mijo, avena orgánica no contaminada, quinua, sorgo, tef, y arroz. Esto le da al tracto gastrointestinal (TGI) una oportunidad para comenzar a repararse".

Necesita ayuda, y los probióticos ayudarán a restaurar las bacterias saludables del estómago y las enzimas digestivas, y también protegen contra daños futuros, dice Everard.

"La investigación y mis resultados clínicos han encontrado que el TGI se debilita cuando te ejercitas, especialmente en condiciones calientes y dejan al cuerpo susceptible a enfermedades", añade.

"El revestimiento del intestino es muy sensible al calor intenso con el que los atletas entrenan. Mis pacientes a menudo se quejan de calambres en el estómago, diarrea o náuseas y un aumento en resfriados y gripe después de las competencias y entrenamiento intenso.

"A medida que el cuerpo se calienta, se forman pequeñas grietas en la pared intestinal, lo que permite que las bacterias entren al flujo sanguíneo. Monitoreamos a nuestros pacientes y encontramos que cuando hacían ejercicio intensivo el 82% mostraba síntomas de malestar intestinal, una reducción en la tolerancia al calor o una disminución en la función inmune".

En el caso de Djokovic, quien logró un tercer título récord consecutivo en el Abierto Australiano el pasado domingo, tuvo que dejar alimentos de su niñez como pizza, pasta y panqueques mientras introdujo más vegetales y arroz, fruta y sushi para tener una proteína fácilmente digestible.

"Al principio, fue difícil para él pero estaba harto de quedar en tercer lugar y su determinación para ser campeón combinada con su confianza en mi conocimiento fue toda la motivación que necesitó para cambiar su dieta", dice Cetojevic.

"También sugerí que redujera su consumo de carne, particularmente antes de un partido. Al venir de Serbia, eso era una sugerencia radical; ¡incluso más que eliminar el gluten!

"Debido a que Novak estaba en muy buenas condiciones por su rutina de entrenamiento constante, los beneficios fueron aparentes casi inmediatamente, lo que lo alentó a continuar. El problema de respiración desapareció al igual que las lesiones frecuentes y tensiones que habían obstaculizado su progreso".

McCraw dice que también ve resultados "que cambian la vida" en sus clientes.

"Las personalidades cambiaron, eran mucho más calmados, tenían más claridad, mejores calificaciones en la escuela, sus relaciones con los padres han mejorado, mi relación con ellos ha madurado", dijo.

"Sudan menos en la cancha, sus niveles de resistencia aumentan, su capacidad para mantener una figura más delgada mejora, su capacidad para construir y mantener la masa muscular ha mejorado. Todas las cosas por las que se esfuerza un entrenador de atletismo, he visto evidencia de eso diariamente".

¿Todos debemos despedirmos del gluten?

Sin embargo, una dieta libre de gluten no podría convenir a todos, dice Susie Parker-Simmons, una científica deportiva que trabaja con el Comité Olímpico de Estados Unidos así como con tenistas mujeres en el WTA Tour.

"No hay beneficios en evitar el gluten si no tienes enfermedad celíaca o intolerancia al gluten", dijo a CNN.

"Por lo tanto no recomendaría que ningún atleta intentara esta dieta a menos que sea diagnosticado por un profesional médico".

Dijo que los atletas podrían encontrar difícil ajustarse a esa dieta, especialmente los jugadores de tenis que tienen que viajar mucho y tienen opciones alimenticias restringidas.

"Los estándares libres de gluten y el etiquetado es diferente en cada país. Antes de ir al extranjero las jugadoras de la WTA necesitan ser aconsejadas sobre los mejores alimentos para comer en su destino y pedir comidas libres de gluten en las aerolíneas con las que viajan", dijo.

"Una gran cantidad de alimentos ricos en carbohidratos contienen gluten en ellos, por ejemplo, el pan, la pasta, barras nutritivas, etc. Un atleta con enfermedad celíaca necesita ser muy cuidadoso cuando escojan alimentos basados en carbohidratos para asegurarse que reciben sus requisitos diarios".

Otro problema es que muchos alimentos que contienen gluten también son fuentes importantes de fibra; que el cuerpo necesita para mantener a los intestinos libres de toxinas.

"Las fuentes comunes de fibra libres de gluten incluyen: vegetales, frutas, arroz integral, leguminosas, nueces y semillas", dijo Parker-Simmons.

Cree que aunque la investigación muestra vínculos positivos entre la mejora de salud y una dieta libre de gluten, hay muy pocas cosas que sugieren que ayude en términos de prevención de lesiones y recuperación.

Sin embargo, McCraw dijo que sus jugadores muestran una mayor capacidad para recuperarse de entrenamientos intensos.

"Siempre hay microtraumas en los músculos y articulaciones, y el cuerpo tiene una respuesta natural antiinflamatoria a eso después del ejercicio", dijo.

El gluten inhibe ese proceso y por lo tanto la aparición de dolor muscular es peor. La capacidad general de recuperarse y retener ese estado homeostático se ve comprometida. El umbral de tus niveles de trabajo es menor y tu ritmo de recuperación es más alto y más tardado".

A Everard le gustaría ver más estudios sobre los efectos de gluten, que cree podrían estar al centro de muchas enfermedades modernas.

"Esta es un área muy compleja y no es completamente entendida en la medicina popular, sin embargo, hay una gran cantidad de investigación y evidencia en este campo", dijo.

"Veo los beneficios de una dieta libre de gluten en mis pacientes cada día a través de experiencia clínica, pero aún se necesita más investigación para que esto pueda volverse más popular; especialmente en el mundo del deporte".

Muchos estudios se enfocan solamente en los beneficios de eliminar gluten, en lugar de tomar en cuenta otros elementos de dieta.

"La pregunta es: ¿en realidad el gluten es el problema o son los granos refinados o granos en general?", dice la terapeuta nutricional británica Kate Delmar-Morgan.

"Los individuos que deseen seguir esta vía deberían buscar un consejo nutricional adecuado y ser examinados si es posible".

También está la cuestión de que muchos productos libres de gluten son procesados y contienen altos niveles de azúcares añadidos y aditivos artificiales.

"Las personas verán estos productos y creerán que son 'saludables' solo porque son anunciados como libres de gluten", dice Delmar-Morgan.

"Sin embargo si las personas se adhieren a una dieta de alimentos integrales; por ejemplo, pescado fresco, carnes, vegetales, frutas, nueces y semillas, granos enteros que no contienen gluten, e intentan cocinarlos desde cero tanto como sea posible, y tienen alimentos precocinados limitados, pueden evitar este problema".