© Desconocido

Un grupo de abogados de la National Lawyers Guild y activistas ha presentado un recurso de inconstitucionalidad contra un paquete de leyes que daría amplios poderes a los militares en Estados Unidos para detener a civiles y mantenerles en prisión sin juicio de manera indefinida, lo que convertiría a este país en una dictadura militar.


Estados Unidos va camino de convertirse en un estado dictatorial donde cualquier civil puede ser detenido por el ejército de manera indefinida.

Esa es, al menos, la idea principal de la nueva Acta de Autorización Nacional de Defensa, una ley cuyos críticos han descrito en durísimos términos y que se consideran como una herramienta inconstitucional para la lucha contra el terrorismo.

Las ejecuciones sin juicio, mediante el ataque de drones, la intervención de las comunicaciones telefónicas y ahora la detención indefinida de ciudadanos por parte de los militares. Estos activistas y abogados afirman que esta es la delgada línea roja que le falta a la administración Obama cruzar para convertir a este país en una dictadura militar.

Por eso se ha presentado una apelación de constitucionalidad y mantienen un tira y afloja con el Gobierno de Obama.