© asaratov.livejournal.com
Un perro recién hallado en Estados Unidos tiene el rostro "extraordinariamente humano", lo que confirma la opinión de que algunos perros son muy parecidos a sus dueños, al menos eso opinan sus cuidadores.

Este cruce de caniche y Shih Tzu se llama Tonik y tiene dos años. Fue salvado de una perrera por un grupo de voluntarios que ahora le buscan un dueño.

"Es un chico bonito que trata de arreglárselas y llevarse bien con los humanos", según reza el anuncio del grupo, con sede en Mishawaka, Indiana.

Se añade que necesita una casa que emane buena energía y paciencia, pero que no haya niños pequeños que abrumen a Tonik.

Se le ha lavado y cortado el pelo al perro, que tiene un certificado de buena salud.

Para adoptar al can hay que donar 250 dólares.