El fantasma de una pequeña que murió arrollada por un vagón con henequén se aparece buscando a su familia.

niña fantasma de San Isidro
© Jorge Moreno/SIPSE
Junto a este árbol han visto rondar el alma en pena de la niña.
Muchas de las investigaciones que realizo sobre reportes de fenómenos paranormales tienen origen en sucesos trágicos, esto lo confirmé de nuevo hace poco, mientras visitaba la exhacienda de San Isidro Kuxub, en el municipio de Baca, a petición de las personas que ahí viven, ya que han escuchado y visto de forma frecuente a una misteriosa niña que deambula por el lugar.

Tras acudir a la exhacienda henequenera a realizar la investigación, descubrí que la niña tiene nombre y apellido, y que lo que ahí sucede inició con una tragedia ocurrida hace poco más de 20 años. Fue una simple travesura infantil con fatales consecuencias y cicatrices imposibles de borrar...

Resulta que a finales de los ochentas, un niño de siete u ocho años de edad jugaba con su hermana de 12 en los terrenos de ese sitio, ellos vivían en la hacienda debido a que ahí trabajaba su papá.

"Luisito" (nombre ficticio del menor) estaba junto a los trucks que llevaban enormes cantidades de penca de henequén, en un momento dado empujó uno de estos vagones para darle un susto a su hermanita, quien estaba de espaldas junto a otra de estas plataformas, pero sobre los rieles.

La pesada carga del carro en movimiento hizo que tomara velocidad y que se estrellara contra el otro truck, aplastara y cercenara el cuerpo de la niña, quien falleció minutos después debido a que casi fue cortada por la mitad.

Ni siquiera hubo oportunidad de llevarla al hospital.

A partir de ese momento la familia abandona la hacienda y se va a vivir muy lejos, tratando de borrar ese recuerdo. Al parecer, se fueron al centro del país donde el papá encontró trabajo.

Juega entre los vagones

Desde entonces y hasta la fecha, los habitantes y trabajadores de la hacienda aseguran ver y escuchar el alma en pena de esa niña, quien, quizás aún no sepa que ya no pertenece a este mundo y vaga por los alrededores en busca del hermanito y sus padres...

Mientras hacía el recorrido por la hacienda, los empleados y cuidadores del sitio me iban explicando lo ocurrido en cada área del lugar, hasta que llegamos al sitio exacto donde pasó el trágico accidente.

A pesar de que ya no hay producción henequenera, todavía están los rieles y los trucks, incluyendo el que provocó la muerte de la niña, el cual, aseguran, lo han visto moverse por las noches y por si fuera poco, han visto la silueta de una persona pequeña junto a él; dicen que podría tratarse de la pequeña que desde el más allá aún juega en el vagón.

Frente a los rieles está un árbol donde afirman haber visto la silueta de la niña, la cual parece esconderse o tratar de jugar a la escondidillas, pues cuando algún valiente se acerca, ella se esconde en el otro extremo del mismo.

No cabe duda que son situaciones muy interesantes las que ocurren en la exhacienda. Por cierto, las evidencias en video y el caso completo se presentarán en la conferencia de la Gira Paranormal Misterios que se ofrecerá en Kinchil el sábado dos de marzo. Estas conferencias se realizan de forma semanal y pronto llegaremos a su municipio, estén pendientes.