© Desconocido
Honduras - Sorprendidos se encuentran los vecinos del diputado del Partido Liberal, en el departamento de Comayagua, Valentín Suárez, cuando ayer en horas de la madrugada unas 50 ovejas murieron y 60 resultaron heridas misteriosamente en la hacienda Los Pinos.

La hacienda está ubicada en el kilómetro 72 de la Villa de San Antonio, Comayagua, en la aldea Los Coquitos, en el costado sur de la base aérea Soto Cano, de Palmerola.

Según informó Suarez, las ovejas presentaban un agujero en la yugular y sin sangre en su cuerpo, "es primera que vez que nos pasa eso en la hacienda y hemos alertado a los demás vecinos para que se preocupen por sus animales".

"Ningún vecino reportó un incidente igual y lo misterioso es que los perros que tenemos avisan cuando anda gente o animales extraños y hoy (ayer) en la madrugada no ladraron, será que se sintieron atemorizados, pero vamos a montar guardia para ver qué tipo de animal es", manifestó el diputado.

Al lugar llegaron técnicos del Servicio de Sanidad Agropecuaria (Senasa), por lo que trasladaron una de las ovejas heridas hacia Tegucigalpa para hacerle estudios.

Los técnicos pidieron al diputado Suárez que quemara las ovejas muertas, por cualquier contaminación.

El legislador comentó que tiene entre 150 y 200 ovejas, porque en el futuro pretendía venderlas a los supermercados o poder exportar.

Chupa sangre

De acuerdo con la versión del agrónomo Tulio Roldán Escoto Rodríguez, el supuesto animal que provocó la muerte de las ovejas solo les hizo un agujero y les chupó toda la sangre.

"Jamás en mi vida había visto algo de esta naturaleza, no se puede decir a ciencia cierta qué paso, no hay intoxicación, porque se ve desangramiento de todas las ovejas por el cuello".

"Eso ha sido tan misterioso porque en la hacienda hay perros, vigilantes y no pudieron observar nada en horas de la noche del miércoles y madrugada del jueves y fue como las 5:00 de la mañana cuando llegó Ramón Cáceres, uno de los capataces, quien se sorprendió al ver la mortalidad que había en el corral", expresó.

LA TRIBUNA estuvo en el lugar y comprobó que algunas de las ovejas heridas estaban entre la vida y la muerte, ya que solo respiraban y en todo el día no habían comido y ni se levantaban, aunque otras sí resistieron las heridas.

Escoto Rodríguez detalló que en conteo general salieron 63 animales que están heridos en la yugular.

"Los técnicos de Senasa se llevaron una oveja medio moribunda para hacerle varios estudios al animal y así identificar si algún animal o mano criminal les dio muerte", dijo.

"He escuchado que algo similar ha ocurrido en Guatemala, México y aquí en Honduras algunas ocasiones, pero la gente dice chupacabra, pero de ser cierto hay que tener una explicación, porque nadie se explica cómo pasó".

"La gente que ha venido a ver lo sucedido especula que puede haber sido un tigrillo, leopardo o un perro pitbull y otros dicen que el chupacabra, pero a ciencia cierta no hay nada que alguien haya visto, escuchado, porque todo fue en horas de la madrugada", explicó.

Todas las ovejas y el ganado las vamos a concentrar en un lugar seguro y gente armada vigilará la zona, anunció.

Comadreja

Mientras tanto, el poblador de La Másica, Atlántida, José Antonio Hernández, llamó a una radio local y evidenció que "hace año y medio le mataron 23 ovejas en esas mismas circunstancias y esa vez él siguió el animal y miró que es un animal pequeño que parece perro, pero se transforma porque cuando pasé cerca lo seguí con los perros y luego me apareció una comadreja y después se me perdió".

Según testimonio de Hernández, los perros le tienen miedo a ese animal y explicó que "no puede ser un tigrillo porque cuando caza una oveja, se la lleva para el monte y un tigre hace lo mismo, pero ese animal mata, porque cuando le mató las 23 ovejas las dejó en una pila y sin ninguna gota de sangre".

Al mismo tiempo, alertó que ese animal cuando deja una oveja herida vuelve al lugar hasta matar los que quedaron vivos