© Desconocido
Científicos de la Institución Scripps de Oceanografía en la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos) han descubierto una capa de roca fundida licuada en el manto de la Tierra que puede estar actuando como lubricante para los movimientos masivos de deslizamiento de las placas tectónicas del planeta. El hallazgo, publicado en la edición de este jueves de 'Nature', puede llevar a resolver funciones básicas geológicas del planeta y una mejor comprensión de las erupciones de los volcanes y los terremotos.

Los científicos descubrieron la capa de magma en la trinchera Mesoamericana de Nicaragua en alta mar. Usando tecnología avanzada de imágenes del fondo marino electromagnético de la Institución Scripps de Oceanografía, los científicos fotografiaron a 25 kilómetros de la gruesa capa de roca parcialmente fundida del manto por debajo del borde de la placa tectónica de Cocos, que se mueve bajo el océano Pacífico de la costa oeste de América Central.

Las nuevas imágenes de magma fueron capturadas durante una expedición en 2010 a bordo del buque de investigación Melville de la Marina de Estados Unidos y operado por Scripps. Después de desplegar una amplia gama de instrumentos del fondo marino que registraron las señales electromagnéticas naturales al mapa de las características de la corteza y el manto, los científicos se dieron cuenta de que habían encontrado magma en un lugar sorprendente.

"Esto fue totalmente inesperado --dijo Key, geofísico investigador asociado en el Instituto de Geofísica y Física Planetaria Cecil H. e Ida M. Green de Scripps--. Fuimos a buscar una idea de cómo están interactuando con los fluidos de subducción de la placa, pero hemos descubierto una capa de fusión que no nos esperábamos encontrar en absoluto, era bastante sorprendente".

Durante décadas, los científicos han debatido sobre las fuerzas y circunstancias que permiten a las placas tectónicas del planeta deslizarse a través del manto de la Tierra. Los estudios han demostrado que el agua disuelta en los minerales del manto genera un manto más dúctil que facilita los movimientos tectónicos de placas, pero durante muchos años había pocas imágenes claras y datos para confirmar o desmentir esta idea.

"Nuestros datos nos dicen que el agua no puede adaptarse a las características que estamos viendo", dijo Samer Naif, estudiante graduado de Scripps y autor principal del artículo. "La información de las nuevas imágenes confirman la idea de que es necesario que haya una cierta cantidad de material fundido en el manto superior y eso es realmente lo que está creando este comportamiento dúctil para que las placas se deslicen", agrega.

Los investigadores, entre los que también se encuentran Cayo Kerry y Steven Condestable, de Scripps, y Rob Evans, de la Institución Oceanográfica Woods Hole y que intentan ahora encontrar la fuente que alimenta el magma de la capa recién descubierta, creen que sus resultados ayudarán a los geólogos a entender mejor la estructura de los límites de las placas tectónicas y la forma en que afecta a los terremotos y la actividad volcánica