© AFP
Más de 260.000 personas viven en zonas costeras de California (suroeste) que pueden ser arrasadas por las olas si un tsunami azota este estado de intensa actividad sísmica, según un estudio del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) publicado el lunes.

Según el informe, olas de ocho metros o más podrían alcanzar el norte de California si un sismo de magnitud 8 sacude la región.

"La trágica pérdida de vidas y los daños materiales provocados por los recientes tsunamis catastróficos ha aumentado la conciencia de la peligrosidad de los tsunamis", de acuerdo con la investigación, haciendo referencia a los tsunamis de 2004 en el Océano Índico y 2011 en Japón.

"Las pruebas históricas y geológicas indican que la costa californiana ya ha vivido tsunamis de amplitud similar y que está amenazada por tsunamis que pueden crearse por distintos fenómenos", como terremotos cercanos o lejanos.

Según el estudio, las zonas con más peligro son las que van de San Diego (sur) a Los Ángeles y Oakland, cerca de San Francisco (norte).

En total, 267.000 personas viven en zonas que pueden inundarse por tsunamis, aunque otras 169.000 personas trabajan en esas regiones.

La investigación también determinó que el terremoto más peligroso para California es el que se puede generar sobre la zona de subducción Cascadia (CSZ), que recorre unos 1.000 km y va del norte del estado a la isla canadiense de Vancouver.

"El próximo sismo vinculado a la CSZ (probablemente de magnitud 8) creará olas de ocho metros o más, que inundarían las zonas de riesgo de 15 a 20 minutos tras el primer temblor", precisa el estudio.