© Alfredo QUILES
Se convierte en un atractivo turístico y cientos acampan en las zonas cercanas para presenciar el fenómeno natural; al menos 200 explosiones registra al día

El Volcán de Fuego de Colima se ha convertido en un atractivo turístico más del Estado para Semana Santa y Pascua, pues cientos de personas optaron desde este miércoles, acampar en lugares cercanos al coloso de fuego con la finalidad de poder apreciar nocturnamente el derrame de lava, "como juegos pirotécnicos", que se desprende desde el cono volcánico y cae interminablemente por su laderas.

Melchor Ursúa Quiroz, director del Sistema Estatal de Protección Civil, señaló que actualmente el Volcán de Fuego de Colima es el más activo de todo el país y en esta "nueva etapa eruptiva" registra por día hasta 200 explosiones de baja intensidad, además de que la lava ha llegado a desplazarse hasta 1.5 kilómetros.

Ursúa Quiroz explicó que el coloso ha incrementado su actividad en la fase explosiva, por lo que se le puede ver de día una cortina grisácea en uno de sus flancos, mientras que por la noche se le observa al rojo vivo. Descartó que exista riesgo alguno para la población.

Pese a la belleza que ello representa como atractivo turístico, Protección Civil ha impuesto una zona de exclusión de 8 kilómetros a la redonda, además de que no hay riesgos para habitantes de áreas aledañas al coloso de fuego.

En 24 horas también han registrado decenas de movimientos por derrumbes, que hasta el momento no indican peligro. La actividad ha ido en aumento, por lo que los gobiernos de Colima y Jalisco están en alerta permanente.

El desprendimiento de este material volcánico no ha alcanzado a recorrer más de 1.5 kilómetros desde el cráter, por lo que se le considera como "actividad no de riesgo, sólo desfoga material nuevo".

Indicó a la población que debe continuar atenta a los comunicados que emita la dependencia para saber cómo actuar ante cualquier fenómeno de este tipo y a seguir las indicaciones que se les den por su seguridad.

El Observatorio Vulcanológico ha clasificado al Volcán de Fuego de Colima en actividad creciente desde principios de enero de 2013.