Un informe elaborado por el INTA de Villa María sobre las consecuencias de la crecida del río Ctalamochita y las lluvias de los últimos 40 días en la región central del departamento San Martín estimó en 40.000 hectáreas el área afectada.
inundaciones
© Desconocido


Dentro de esa superficie se cuentan aproximadamente 135 productores, algunos con pérdidas totales y otros con pérdidas menores o porcentajes bajos de afectación. Se trata de productores tamberos, ganaderos, agricultores y horticultores del cinturón verde de Villa María y Villa Nueva. También comprende a seis escuelas rurales y cuatro usinas lácteas.

Algunos campos estuvieron anegados totalmente, otros con agua en superficie y muchos sufrieron pérdidas por no poder sacar la producción o estar imposibilitados de ingresar alimento para los animales de tambo, se indicó en el informe.

El relevamiento hizo hincapié en que por efecto de la inundación se dañaron de forma directa 250 kilómetros de caminos rurales de red secundaria y terciaria, a lo que se sumaron otros 416 kilómetros de camino utilizados de manera alternativa para poder transitar, y que resultaron con perjuicio en forma indirecta.

En tanto, en otras regiones de los departamentos Unión y Marcos Juárez, en el sudeste provincial, también complicados por las crecidas del mismo río y por la falta de evacuación de las aguas de zonas rurales, las superficies afectadas pordrías ser similares o superiores.