Historia Secreta
Mapa


Magnify

Uso de fertilizantes en la agricultura sueca hace 5.000 años

© Universidad de Gotemburgo
Los restos de una comunidad de la Edad de Piedra en Karleby, en las afueras de la ciudad de Falköping, Suecia, han sido estudiados durante muchos años por expertos de la Universidad de Gotemburgo. Los investigadores han tratado, por ejemplo, de identificar alimentos que comían sus habitantes. Ahora intentan encontrar pruebas de que en aquel entonces ya se usaban fertilizantes en Escandinavia, y los resultados de sus primeros análisis parecen ser exactamente lo que están buscando.
Los restos de una comunidad de la Edad de Piedra en Karleby, en las afueras de la ciudad de Falköping, Suecia, han sido estudiados durante muchos años por investigadores de la Universidad de Gotemburgo, Suecia. Estos científicos han tratado, por ejemplo, de identificar cosas que comían sus habitantes. Ahora están buscando pruebas de que en aquel entonces ya se usaban fertilizantes en Escandinavia, y los resultados de sus primeros análisis, si se corroboran, podrían ser exactamente lo que están buscando.

Con restos de granos y de otras partes de plantas, y utilizando técnicas de análisis muy avanzadas, los arqueólogos Tony Axelsson y Karl-Göran Sjögren han podido identificar alimentos que comían esas personas de la Edad de Piedra.

La primera tarea del equipo de investigación fue buscar vestigios de semillas o granos. Analizando estos vestigios, es posible averiguar bastantes cosas sobre la agricultura local durante la Edad de Piedra.

Otra tarea, con relación menos directa, ha sido recolectar vestigios óseos de animales que servían como fuente de alimentación para los pobladores del lugar hace 5.000 años. Hay fragmentos de huesos de ganado, incluyendo cerdos y ovejas.
Palette

Descubren miles de pinturas rupestres en México (Fotos)

En unas cuevas en el noreste de México un grupo de arqueólogos localizó casi 5.000 pinturas hechas hace miles años.
Pinturas rupestres en México
© inah.gob.mx
En miles de escenarios descubiertos en las rocas y cuevas de la Sierra de San Carlos en el municipio de Burgos, en el nororiental estado mexicano de Tamaulipas, aparecen personas y animales, así como escenas abstractas y astronómicas.
Pinturas rupestres en México 2
© inah.gob.mx
Los dibujos hechos en color amarillo, negro, rojo y blanco "tienen un grado de conservación impresionante", según la arqueóloga Martha García Sánchez, que anunció el hallazgo durante el Segundo Coloquio de Arqueología Histórica que se realiza en el Museo Nacional de Historia Castillo de Chapultepec, en Ciudad de México.
Comet 2

Encuentran una figura budista tallada en un meteorito

Antigua estatua de Dios budista
© Elmar Buchner.
Antigua estatua de Dios budista hecha de un fragmento de meteorito.
Descubierta en el Tibet en 1938 por una expedición nazi, la estatua tiene 1.000 años de antigüedad y un valor incalculable

Un equipo de científicos alemanes ha descubierto, al analizar una antigua estatua del dios budista Vaisravana, que esta fue tallada en un fragmento de un meteorito que cayó a la Tierra hace 15.000 años. Hasta la fecha, afirman los científicos, esta es la única figura humana escuplida en un meteorito que se conozca, por lo que su valor es incalculable.

Investigadores del Instituto de Ciencias Planetarias de la Universidad de Stuttgart, en Alemania, han descubierto que una antigua estatua budista, encontrada en 1938 por una expedición nazi, fue esculpida en ataxita, una clase muy rara de meteorito de hierro con altas cantidades de níquel.

La estatua, que fue sometida a análisis geoquímicos por el científico de dicho Instituto, Elmar Buchner y sus colaboradores, tiene unos 1.000 años de antigüedad y es conocida como "Iron Man" u "hombre de hierro".

Pesa 10 kilos y representa al dios budista Vaisravana, también conocido como Namtösé en el Tibet y Bishamonten en Japón. Este dios es una importante figura dentro de la mitología budista.

Los resultados de este descubrimiento han aparecido detallados en la revista especializada Meteoritics and Planetary Science.

Comentario: los encuentros de nuestro planeta con rocas espaciales son mucho más frecuentes de lo que creemos y, tal y como podemos intuir al leer esta noticia, los meteoritos son parte permanente de la historia de la humanidad. Son muchos los científicos comprometidos con la verdad que han sacado a la luz este hecho que a la vista de cualquiera resulta aterrador

Laura Knight-Jadczyk hace un extraordinario trabajo conectando los puntos y haciendo visible un hecho singular que requiere de toda nuestra atención: catástrofes planetarias ocurren cíclicamente y están profundamente relacionadas con el desarrollo de la humanidad.

Invitamos a los lectores a recorrer la serie completa de artículos titulada "Comentas y Catástrofes" publicada aquí mismo.

También les invitamos a leer un fragmento del último libro de Laura Knight "Cometas y los cuernos de Moises": La caída y sus leyendas

Comet

Nuevos indicios de que fue un cometa y no un asteroide lo que aniquiló a los dinosaurios

Hace 66 millones de años, ocurrió algo que extinguió a los dinosaurios y a cerca del 70 por ciento de todas las demás especies que poblaban la Tierra en aquella época. La mayoría de los científicos cree que el culpable directo o indirecto de esta aniquilación fue un objeto extraterrestre, y la opinión mayoritaria sobre la naturaleza de éste es que fue un asteroide.

península de Yucatán
© NASA JPL
Una imagen de la Península de Yucatán, en México, muestra un tenue semicírculo en el noroeste, marcando la porción subterránea del cráter de impacto de Chicxulub, con el resto del cráter oculto debajo del Golfo de México. La imagen original fue tomada por la lanzadera espacial estadounidense Endeavour, en febrero del 2000.
Los profesores Jason Moore y Mukul Sharma, del Departamento de Geociencias del Dartmouth College en Hanover, New Hampshire, Estados Unidos, discrepan, y ahora han presentado los resultados de su nueva investigación, según los cuales fue un cometa lo que provocó la extinción de los dinosaurios.

La teoría de que el impacto de un asteroide causó la extinción, empezó con descubrimientos hechos por el físico Luis Alvarez, galardonado con un Premio Nobel, y su hijo, el geólogo Walter Alvarez, profesor en la Universidad de California en Berkeley. En 1980, ambos identificaron concentraciones extremadamente altas de un elemento químico, el iridio, en una capa de roca conocida como Límite Cretáceo-Paleógeno (antes llamada más comúnmente Límite Cretáceo-Terciario). La capa marca el final del Período Cretáceo, que fue una era dominada por los dinosaurios, y el principio del Período Paleógeno, tras la extinción de los dinosaurios.

Aunque el iridio es raro en la corteza terrestre, es un elemento común en cuerpos rocosos provenientes del espacio, como por ejemplo los asteroides. Debido a los elevados niveles de iridio encontrados por todo el mundo en esa capa del Límite, los Alvarez sugirieron que esto apuntaba a una importante colisión entre un asteroide y la Tierra, alrededor de la época del Límite Cretáceo-Paleógeno, hace unos 66 millones de años. El debate científico en torno a esta teoría no cesó hasta 2010, cuando un panel de 41 científicos publicó un informe en apoyo de la teoría de los Alvarez. El panel confirmó que en el Límite Cretáceo-Paleógeno un gran asteroide impactó contra la Tierra, y causó la extinción masiva de aquella época.

La comunidad científica actualmente reconoce que el cráter de Chicxulub (descubierto en 1990), de unos 180 kilómetros de diámetro (unas 110 millas), sepultado a gran profundidad y parcialmente sumergido bajo la Península de Yucatán en México, es el lugar de la Tierra donde impactó el mortífero asteroide. La edad del cráter de Chicxulub, 66 millones de años, coincide con el Límite Cretáceo-Paleógeno, por lo que se concluyó que lo que produjo ese cráter también exterminó a los dinosaurios.

Moore y Sharma concuerdan con los Alvarez en que Chicxulub fue la zona del impacto, pero discrepan en que el objeto procedente del espacio fuera un asteroide.

Comentario: Desde SOTT hemos estado siguiendo desde hace varios años estos fenómenos cósmicos de los cometas y asteorides, como bien puede ver el lector accediendo a nuestra sección "Fuego en el Cielo". A partir de este seguimiento y de las investigaciones realizadas por Laura Knight-Jadczyk, hemos establecido que éstos fenómenos no solamente no son tan raros como se tiende a pensar, sino que, además, se han ido incrementando en los últimos años. Así mismo, tras un enorme trabajo de reconstrucción de la historia humana, se ha acumulado más que suficiente evidencia de que la ocurrencia de estos eventos y sus consecuencias en el pasado reciente de la humanidad, no han sido triviales, por lo contrario, han afectado inumerable cantidad de veces el rumbo de la civilización, extinguiendo enormes grupos humanos y barriendo vastas regiones del planeta.

Nuestro propósito es alertar a los lectores acerca de los mismos, pues el conocimiento de cómo estos sucesos han afectado la historia de la humanidad, puede darnos una mejor comprensión de nuestro lugar y misión en el orden cósmico, y ayudarnos a actuar de manera más consciente en el futuro.

Sugerimos la lectura de la serie completas de artículos titulada "Cometas y Catástrores". Este es el primer artículo de la serie. Al final de cada uno encontrará un vínculo al siguiente:

Olvídense del calentamiento global: ¡Estamos a un paso de la extinción!

Info

La mayoría de los europeos compartimos antepasados recientes

Esta semana se publica en PLoSBiology un estudio genómico que recoge Nature que me ha resultado muy interesante. En resumidas cuentas lo que se ha hecho es reconstruir parte de la historia de Europa mediante análisis de ADN de personas europeas. El estudio lo han llevado a cabo investigadores de la Universidad de California y los resultados muestran que bien seas francés, finlandés o serbio, la mayoría de los europeos compartimos antepasados comunes que vivieron hace unos 1.000 años.
Cadena de ADN
© Desconocido
Cuando la historia y la genética se unen

El estudio se llevó a cabo con 2.257 personas de 40 poblaciones distintas y la conclusión a la que se ha llegado es que las personas de ascendencia europea están más estrechamente relacionadas entre sí de lo que se creía inicialmente. Estos datos también indican que se podrían lograr nuevos conocimientos sobre la historia de Europa.

Los primeros estudios genéticos de reconstrucción de la historia de la especie humana se basaron en ADN mitocondrial (que se hereda por vía materna) y en ADN procedente del cromosoma Y (que se hereda por vía paterna). El problema es que estos marcadores genéticos no son válidos para el estudio de la historia reciente, ya que así sólo se consigue información de un solo linaje.
Eye 1

Los legados del Tercer Reich

El Tercer Reich hitleriano cayó en 1945. Pero las ideas y las metodologías de aquel período todavía existen y se emplean con éxito. Esta vez, Daniel Estulin afirma que la oligarquía financiera estableció en Europa un "gobierno sobrenacional", implementando políticas económicas fascistas. Y aún más, ya existe un embrión del fascismo político.

Map

Atlántica, el posible 'continente' hundido frente a la costa de Brasil

Científicos brasileños y japoneses han explorado, a bordo del Shinkay 6500 - el único submarino tripulado del mundo capaz de descender hasta los 6.500 metros de profundidad - , el fondo del Atlántico Sur hasta hallar lo que podría ser un continente hundido a unos 1.500 kilómetros de la costa de Brasil. Los investigadores creen que el continente pudo haberse sumergido en el fondo marino cuando América del Sur se separó de África.


Una expedición del Servicio Geológico de Brasil (CPRM) y la Agencia Japonesa de Ciencia y Tecnología de la Tierra y del Mar (JAMSTEC) ha hallado evidencias de lo que podría ser un continente hundido frente a la costa de Brasil, a unos 4.200 metros de profundidad. Los científicos encontraron rocas continentales, en concreto de granito, en una montaña submarina que se creía de origen volcánico.

"Las primeras muestras de rocas graníticas en la montaña submarina conocida como Elevado del Río Grande se recogieron hace dos años, durante las investigaciones del Servicio Geológico de Brasil en la región. En este tiempo hemos denominado Atlántica a este probable continente hundido", explica Roberto Ventura Santos, presidente de la compañía de Investigación de Recursos Minerales (CPRM) de Brasil.

Dada la naturaleza inusual del descubrimiento, los investigadores brasileños también plantearon la posibilidad, en un primer momento, de que estas muestras pudiera ser producto de un recipiente de lastre, es decir, que las hubiera depositado en ese lugar algún tipo de embarcación.

Comentario: en general la ciencia ortodoxa se inclina por construir teorías sobre asuntos difíciles de explicar ubicando su ocurrencia en tiempos tan remotos que apenas resulta relevante para el hombre moderno.

A la luz de una historia que está siendo reescrita gracias a genuina investigación científica con verdadera vocación por la verdad y el conocimiento, podemos afirmar que es áltamente probable que continentes enteros o enormes regiones del planeta hayan sido debastadas y sumergidas por catástrofes a escala planetaria que han ocurrido en el pasado reciente, apenas un puñado de años atrás. También paulatinamente se hace más fuerte y concreto el hecho objetivo que estas catástrofes no son ni esporádicas, ni casuales, sino todo lo contrario, son frecuentes y periódicas.

Un conocimiento cabal y profundo de la naturaleza de estos eventos y de sus implicancias es indispensable para afrontar el futuro con conciencia, y poder actuar con miras a mitigar y, por qué no, evitar las consecuencias de dichos sucesos.

Sugerimos a nuestros lectores la lectura de los libros:

La Historia Secreta del Mundo (Laura Knight-Jadczyk)
Cometas y los cuernos de Moises (Laura Knight-Jadczyk)

y los artículos:

- Meteoritos, asteroides y cometas: daños, desastres, heridas, muertes y encuentros muy cercanos
- Tunguska, los cuernos de la luna y la evolución
- El Peligro de las bolas de fuego y los cometas para la civilización
- Nueva luz sobre la Peste Negra: La conexión cósmica
- Intenciones celestiales: Cometas y los cuernos de Moisés
- La caída y sus leyendas

Sherlock

Descubren dos ciudades bajo la selva de Honduras

Las ruinas, encontradas con un láser desde el aire, pueden pertenecer a la Ciudad Blanca, la leyenda más conocida del país.
© desconocido

Científicos del Centro Nacional de Cartografía Laser Airborne de la Universiad de Houston han hallado lo que podrían ser dos ciudades perdidas bajo la selva de Honduras.

Los expertos cargaron un avión con un sistema que rebota miles de millones de pulsos láser en el terreno y mide el tiempo que tardan en volver. Según han explicado los científicos, aunque la mayoría de los pulsos se reflejan en la vegetación, una fracción pequeña llega al suelo. De esta manera los investigadores pueden construir un mapa de la superficie de la zona elegida. Este método se ha utilizado para el cáculo de la masa de la Amazonía o para 'cazar' estructuras adicionales en Stonehenge (Reino Unido).

Ahora, un equipo ha decidido utilizarlo en los densos bosques de América Central y ha encontrado, entre la vegetación "enormes agujeros negros en el mapa sobre el cual se sabe muy poco". Todos eran posibles ubicaciones de una ruina buscada, conocida como la Ciudad Blanca. "La Ciudad Blanca es la leyenda más conocida en Honduras", ha explicado el científico de este proyecto Juan Carlos Fernández Díaz, en un artículo publicado por 'Nature'.
Better Earth

Hallan en Canadá el agua más antigua de la Tierra

agua más antigua
© Desconocido
Descubren agua en Canadá de hace 1500 millones de años
Un equipo formado por científicos de Reino Unido y Canadá ha descubierto antiguos depósitos de agua que han sido aislados bajo tierra durante miles de millones de años y contienen abundantes sustancias químicas conocidas para sustentar la vida. Este agua podría ser de la más antigua del planeta e incluso contener vida, además de que la similitud entre las rocas que la atrapan y las de Marte aumenta la esperanza de que agua comparable que puede albergar vida podría estar enterrada bajo la superficie del planeta rojo.

Los resultados, publicados en la revista 'Nature', podrían llevar a repensar qué partes de nuestro planeta son aptos para la vida y podría revelar pistas sobre cómo los microbios evolucionan de forma aislada. Investigadores de las universidades de Manchester, Lancaster, Toronto y McMaster analizaron el agua que salía de los pozos de una mina a 2,4 kilometros por debajo de Ontario, Canadá, y encontraron que es rica en gases disueltos como formas de hidrógeno, metano y diferente isótopos de gases nobles tales como helio, neón, argón y xenón.
People

Neandertales y humanos modernos convivieron en Asturias hace 40.000 años

Las últimas dataciones realizadas en La Güelga - una cavidad situada en los Picos de Europa - revelan que los neandertales y los humanos modernos coexistieron en la zona hace alrededor de 40.000 años. Así lo demuestra un estudio dirigido por investigadores
© Jesús F. Jordà
Excavación el La Güelga
de la UNED, que ha analizado los depósitos arqueológicos de la zona más alta del abrigo rocoso.


Tal y como preveía la comunidad científica, la región cantábrica es uno de los escasos puntos peninsulares en los que neandertales - Homo neanderthalensis - y humanos modernos - Homo sapiens - llegaron a coexistir hace unos 40.000 años.

Investigadores de la UNED, en colaboración con la Universidadde Oxford (Reino Unido), han analizado sedimentos del yacimiento de La Güelga, una cavidad situada en el macizo de los Picos de Europa (Asturias) que alberga una importante colección de restos fósiles del Paleolítico medio y superior, hace entre unos 150.000 y 10.000 años.

El equipo ha analizado la zona D, situada en la parte más alta del gran abrigo rocoso y que constituye la entrada a la cueva. "Hemos interpretado los procesos que han generado los depósitos arqueológicos y hemos definido la secuencia arqueológica del sector, revisando, a su vez, la cronología radiocarbónica", indica Jesús F. Jordá investigador del departamento de Prehistoria y Arqueología de la UNED y uno de los autores del estudio.

Lo singular de los depósitos analizados es su distribución, puesto que los científicos han detectado niveles con materiales atribuidos al hombre anatómicamente moderno - con restos tecnológicos del Auriñaciense - entre estratos con materiales producidos por neandertales - con instrumentos del Musteriense y del Chatelperronense - .
Top