La Ciencia del Espíritu
Mapa

Bell

Las emociones: una fuente de información vital para la vida

Una emoción nos advierte de los peligros

La emociones son como las luces interiores de tu auto. En el tablero, hay una luz para indicarte la temperatura, otra, los niveles de aceite, una aguja que marca los de la gasolina, etc. ¿Qué pasaría si alguno o algunos de esos indicadores se prendieran y tú los ignoraras? ¿Irías con el mecánico para pedirle que los desconectara en vez de que revisará el auto? ¡Ambas cosas serian una locura!

La consecuencia no la podrías pasar por alto, pues, tarde o temprano esa señal se convertiría en un problema mayor y tu auto dejaría de funcionar. ¡Y todo por ignorar las señales!

Lo mismo pasa con las emociones: ellas son las luces y demás instrumentos que te dan aviso de cuando algo está sucediendo en tu vida y, lo más probable es que tenga que ver con algo del ambiente.

Generalmente, sino es que siempre, las emociones son un indicador para calibrar tu relación con los otros, no son independientes de los demás o con el exterior. Estás triste porque tu pareja no te habla; estás enojado con tu jefe por criticar tu informe que te llevó varios días realizar; tienes miedo de que tu amiga se irrite por algo que dijiste; estás alegre porque te dieron la beca... Todo tiene relación con el ambiente.

Si hacemos caso a cada una de las emociones y comprendemos su mensaje, nosotros podremos gestionar lo que haga falta para satisfacer una necesidad o realizar algún ajuste con algo o con alguien y volver al equilibrio.

Comentario: Desde SOTT, recomendamos el programa de respiración y meditación Éiriú Eolas, que permite lograr un estado de relajación y alerta desde el cual podemos practicar este tipo de métodos para comprender nuestras emociones y trabajarlas. En esta época en la cual el común denominador es el ritmo de vida acelerado que no nos permite parar unos instantes para priorizar nuestra salud integral, la meditación juega un papel importante en el equilibrio personal que redunda en beneficio en nuestra salud y en nuestra relación armónica con nuestro entorno. Recomendamos la lectura del siguiente articulo sobre Éiriú Eolas, donde encontraran información que los ayudaran en la tarea esencial de encontrar ese equilibrio personal y darles las herramientas para mejorar su salud integral: Éiriú Eolas: Expansión del conocimiento

Recomendamos leer también:


Family

Tan sólo cuatro emociones básicas

Según los científicos del Instituto de Neurociencia y Psicología de la Universidad de Glasgow, nosotros experimentamos solamente cuatro emociones básicas.


Ilustración adaptada de Rachael E. Jack et al, 2014
Una creencia común, que fue primeramente propuesta por el Dr. Paul Ekman, postula que hay seis emociones básicas: alegría, tristeza, miedo, ira, sorpresa y asco, las cuales están universalmente reconocidas y fácilmente interpretadas a través de expresiones faciales concretas.

Sin embargo, el equipo de Glasgow desafía esta visión. Los investigadores afirman que, si bien las señales faciales de expresión de alegría y tristeza son claramente distintas a través del tiempo, el miedo y la sorpresa comparten una señal común -los ojos bien abiertos- desde principios de la dinámica de señalización. Igualmente, la ira y el asco comparten la nariz arrugada. Son estas primeras señales las que podrían representar las señales de peligro más básicas. Posteriormente, en la dinámica de señalización, estas expresiones faciales transmiten señales que distinguen al conjunto de las seis expresiones faciales "clásicas" de la emoción.

"Nuestros resultados son consistentes con las predicciones evolutivas, donde las señales son diseñadas tanto por las presiones evolutivas biológicas como las sociales para optimizar su función", afirmaba la Dra Rachael Jack, principal autora del artículo publicado en el jounal Current Biology.
"En primer lugar, las primeras señales de peligro otorgan mejores ventajas que las demás, permitiendo un escape más rápido. En segundo lugar, las ventajas fisiológicas del que expresa, la nariz arrugada impide la inspiración de partículas potencialmente dañinas, mientras que ensancha los ojos aumentando la información visual útil para escapar, esto se mejora en tanto los movimientos faciales se hacen tempranamente."
"Lo que nuestra investigación muestra es que, no todos los músculos faciales aparecen simultáneamente durante las expresiones faciales, sino que más bien se desarrollan con el tiempo, apoyando un jerárquica biológicamente básica, hacia una información socialmente específica en el tiempo."

TV

Nuestro mundo, su enfermedad y su muerte

Miramos al mundo condicionados por nuestra propia subjetividad y por la tendenciosidad de los medios. Es complicado elevarse desde el pequeño ecosistema que uno habita para contemplar la verdad de la estructura a la que se pertenece (aquello de los árboles que no dejan ver el bosque). La realidad del sistema al que se sirve.

Imagen
© desconocido
Gente cruzando deprisa en una ciudad
Las estadísticas pueden ser usadas para ayudarnos a alcanzar una perspectiva global, siempre y cuando sean bien interpretadas, lo cual es muy problemático. Hoy quiero centrarme en el problema de la salud en el mundo moderno, y usaré algunas estadísticas de fácil interpretación para romper arraigados tópicos y prejuicios que están inoculando por doquier una visión errónea e insalubre de la cuestión de la enfermedad y la medicina, algo tan radicalmente importante en nuestra concepción de lo que es la vida y la calidad de vida (cosa que yo no comparto, pero eso es otro asunto).

Los coches y el suicidio

Desde el año 2008 el suicidio es la primera causa externa de muerte en España. En 2012 hubieron 3539 suicidios computados frente a 1915 fallecimientos en accidentes de tráfico, siendo España de los países en Europa con menor índice de autolesiones (Europa está en grave problema con esto). Tengamos en cuenta, además, que muchos suicidios no son catalogados como tales, debido al secretismo que suele rodear tal práctica; podrían ser muchos más. En ese año los suicidios aumentaron un 11.3%, mientras que las muertes en tráfico disminuyeron un 9.5%. A la vista de esta realidad ¿cómo podemos justificar que nuestra sociedad lleve ya años padeciendo una campaña obsesiva de presión policial y legal alrededor de la cuestión del volante, cuando trata a ese otro problema como si ni siquiera existiese?

Comentario: Para indagar más al respecto de cómo muchas de las recomendaciones médicas están basadas en mitos, recomendamos leer:


Wolf

La mala fama del enojo

El enojo no es tu enemigo, por el contrario, te señala algo que duele y que tarde o temprano deberás enfrentar.
Imagen
La mala reputación del enojo como una emoción considerada desagradable, arranca allá en la primera infancia cuando se nos limitaba o acusaba de malos si expresábamos una emoción no aceptada por todos. Se nos enseñaba a dividir estás expresiones emocionales en buenas o malas, motivando el entierro de las "malas".

Tal es el estigma y el temor de quedar sospechados de malos, "mala onda" o ciertamente desagradables que optamos por negarlo conscientemente (o no), simplemente limpiamos estas emociones de nuestra máscara personal.

Comentario: Es necesario para nuestro bienestar aprender a reconocer y validar emociones "negativas", así como expresarlas de una manera equilibrada, es decir, sin reprimirlas ni explotar. Les recomendamos a nuestros lectores este artículo que detalla un poco más este tema:

- El programa de ser siempre agradable: ¿Su amabilidad lo está matando?


People

¿A qué llamamos respeto?

Respeto es una actitud que favorece las relaciones interpersonales adecuadas y satisfactorias.

Imagen
© Robin Sharma
Además, el respeto es la actitud necesaria para convivir sin conflictos, aceptando las diferencias entre las personas.

¿Cómo conseguir respetar a todos?

Respetar es darnos cuenta de que cada persona tiene derecho a elegir ser quien realmente es, en su forma de pensar, de opinar, de sentir, de actuar e incluso en sus gustos y preferencias de vida.

Por tanto, si cada persona tiene el derecho a ser quien decida ser, a nadie más le compete ni opinar, ni decidir acerca de la otra persona.

¿De qué forma mostrar respeto?

Se expresa respeto cuando no se juzga a la otra persona por su planteamiento, decisión, comportamiento o forma de vida, ni se le reprocha nada, ni se le recrimina ser como es, ni tampoco se espera que sea de otra forma.

Por tanto, respetar es la mayor muestra de que aceptamos a la otra persona en su individualidad, en su totalidad como la persona que és, no como pretendíamos o querríamos que fuese.

Comentario:

Podríamos sugerir que la base misma del respeto está en lo que en el lenguaje del Cuarto Camino llaman Consideración Externa. Antes de definirla, definamos el estado común de la mayoría de gente, la Consideración Interna.

Gurdjieff dijo:
"Hay varias clases de consideración.

"En la mayoría de los casos un hombre se identifica con lo que piensan los demás de él, con la forma en que lo tratan, con la actitud que tienen hacia él. Un hombre piensa siempre que los demás no lo aprecian lo suficiente, que no son suficientemente corteses o atentos. Todo esto lo atormenta, lo preocupa, lo vuelve receloso y hace que desperdicie una cantidad enorme de energía en conjeturas o en suposiciones; de esta manera desarrolla en él una actitud desconfiada y hostil respecto a los demás. Cómo lo han mirado, lo que se piensa de él, lo que se dice de él, todo esto toma una importancia enorme a sus ojos.

"Y no solo «considera» a las personas sino también a la sociedad y a las condiciones históricas. Todo lo que a tal hombre le desagrada le parece injusto, ilegítimo, falso e ilógico. Siempre el punto de partida de su juicio es que las cosas pueden y deben ser cambiadas. La «injusticia» es una de las palabras que sirven a menudo de máscara para la «consideración». Cuando un hombre se convence de que lo que lo subleva es una «injusticia», el dejar de considerar equivaldría para él a «reconciliarse con la injusticia» [AG: Tengamos en cuenta que Gurdjieff se refiere a la visión subjetiva y egoísta de una persona, no al enfoque objetivo de la Búsqueda de la Verdad y el Cambio].

"Hay personas capaces no sólo de «considerar» la injusticia o el poco caso que se les hace, sino de «considerar» aun el estado del tiempo. Esto parece ridículo, pero es un hecho: la gente es capaz de considerar el clima, el calor, el frío, la nieve, la lluvia; pueden enojarse e indignarse contra el mal tiempo. El hombre toma todo de una manera personal, como si todo en el mundo hubiese sido dispuesto especialmente para complacerlo o por el contrario para causarle desagrado y fastidio.

"Todo esto no es sino una forma de «identificación» y se podrían citar muchas otras formas. Este tipo de consideración se basa enteramente en las «exigencias». El hombre en su fuero interno «exige» que todo el mundo lo tome por alguien notable, a quien cada cual debería constantemente mostrar respeto, estima y admiración por su inteligencia, su belleza, su habilidad, su sentido del humor, su presencia de ánimo, su originalidad y todas sus otras cualidades. Esta «exigencias» se basan a su vez en la noción completamente fantástica que la gente tiene de sí misma, lo que sucede muy a menudo aun con personas de apariencia muy modesta. En cuanto a los escritores, actores, músicos, artistas y políticos, son casi sin excepción unos enfermos. ¿Y de qué sufren? Ante todo de una extraordinaria opinión de sí mismos, luego de exigencias y finalmente de «consideración», es decir de una predisposición para ofenderse por la menor falta de comprensión o de apreciación.

"Hay todavía otra forma de «consideración» que puede quitarle al hombre una gran parte de su energía. Tiene como punto de partida la actitud que consiste en creer que no considera lo suficiente a otra persona y que ésta se ofenda por esto. Comienza a decirse que quizá él no piensa lo suficiente en esta otra persona, que no le presta suficiente atención y que no le da un lugar suficientemente grande. Todo esto no es sino debilidad. Los hombres se tienen miedo unos a otros. Y esto puede llegar muy lejos. He visto estos casos muy a menudo. Un hombre puede llegar de esta manera a perder el equilibrio, si alguna vez lo tuvo, y conducirse de manera completamente insensata. Se molesta contra sí mismo, y siente cuan estúpido es, pero no se puede detener, porque en este caso, de lo que se trata es precisamente de «no considerar».

"Otro ejemplo, quizá peor aún, es el del hombre que considera que según él «debería» hacer algo, mientras en realidad no tiene absolutamente nada que hacer. «Deber» y «no deber» es un problema difícil: es difícil comprender cuándo un hombre realmente «debe» y cuándo «no debe». Esta cuestión no se puede abordar sino desde el punto de vista de la «meta». Cuando un hombre tiene una meta, debe hacer exclusivamente lo que le permita acercarse, y nada que pueda alejarlo de ella.

"Como ya lo he dicho, las personas se imaginan a menudo que si comienzan a combatir la «consideración» en sí mismas, perderían su sinceridad y tienen miedo porque piensan que en este caso perderán algo, una parte de sí mismas. Aquí se produce el mismo fenómeno que en las tentativas de lucha contra la expresión de las emociones desagradables. La única diferencia es que en este último caso el hombre lucha contra la expresión «exterior» de sus emociones y en el otro, contra la manifestación «interior» de emociones que quizás sean las mismas.

"Por supuesto este miedo de perder su sinceridad es un engaño, una de esas fórmulas engañosas en que descansa la debilidad humana. El hombre no puede impedir el identificarse ni el «considerar interiormente», no puede impedir el expresar sus emociones desagradables, por la sola razón de que es débil. La identificación, la consideración, la expresión de emociones desagradables son manifestaciones de su debilidad, de su impotencia, de su incapacidad de dominarse. Pero como no quiere confesarse esta debilidad, la llama «sinceridad» u «honradez», y se dice a sí mismo que no desea luchar contra su sinceridad, cuando de hecho es incapaz de luchar contra sus debilidades.

"La sinceridad, la honradez, son en realidad algo totalmente diferente. Lo que por lo general se llama «sinceridad» es simplemente un rehusar a refrenarse. En lo más profundo de sí mismo todo hombre lo sabe bien. De manera que cada vez que pretende no perder su sinceridad, se miente a sí mismo."
Sobran palabras. Estas situaciones las vive interiormente cualquier persona y las ve en los demás cada día de su vida. La Consideración Exterior es entonces:
"Lo contrario de la consideración interior - la consideración exterior - constituye en parte un medio de lucha contra ella. La consideración exterior se basa en una especie de relación con la gente que es totalmente diferente de la consideración interior. Es una adaptación a la gente, a su comprensión y a sus exigencias. Al considerar exteriormente, un hombre realiza todo lo necesario para hacerse la vida más fácil a sí mismo y a los demás. La consideración exterior necesita un conocimiento de los hombres, una comprensión de sus gustos, de sus hábitos y de sus prejuicios. Al mismo tiempo, la consideración exterior requiere un gran poder sobre sí mismo, un gran dominio de sí. Sucede muy a menudo que un hombre desea sinceramente expresar o mostrar a alguien de una u otra manera lo que realmente piensa de él o lo que siente respecto a él. Si es débil, cede naturalmente a su deseo, tras lo cual se justifica diciendo que no quería mentir, que no quería fingir, que quería ser sincero. Luego, se convence a sí mismo de que la culpa era del otro. Quería realmente considerarlo y aún estaba dispuesto a ceder, no quería disputas, etc... Pero el otro rehusó considerarlo, así que no había nada que hacer con él. Sucede a menudo que un hombre comienza con una bendición y termina con una injuria. Decide no considerar a los demás y después los censura por no considerarlo a él. Este ejemplo muestra cómo la consideración exterior degenera en consideración interior. Pero si un hombre se recuerda realmente a sí mismo, comprende que el otro es tan máquina como él. Entonces se pondrá en el lugar del otro. Al hacerlo, llegará a ser realmente capaz de comprender lo que el otro piensa y siente. Si se puede comportar así, su trabajo se vuelve mucho más fácil para él. Pero si se acerca a un hombre con sus propias exigencias, no obtendrá sino una nueva consideración interior.

"Es muy importante en el Trabajo una justa consideración exterior. A menudo sucede que hombres que comprenden muy bien la necesidad de la consideración exterior en la vida, no comprenden esta necesidad en el trabajo; deciden que justamente porque trabajan sobre sí mismos, tienen el derecho de no considerar. Mientras que en realidad, en el trabajo, es decir para que éste sea eficaz, es necesario diez veces más consideración exterior que en la vida corriente, porque solamente la consideración exterior del alumno puede mostrar su valoración y su comprensión del Trabajo; en efecto, los resultados del Trabajo son siempre proporcionales a la valoración y a la comprensión que se tiene de él. Recuerden que el trabajo no puede comenzar y proseguir en un nivel más bajo que el del «hombre de la calle», es decir, en un nivel inferior al de la vida ordinaria. Es un principio de los más importantes, que es olvidado muy fácilmente."
Consideración externa y consideración interna, importantes términos. Siempre es favorable mantener una consideración externa hacia los demás pero nunca olvidar también el respeto hacia ti mismo delante de cualquier situación, sobre todo, si estamos delante de cualquier individuo patológico... lo importante es mantener siempre la observarción en uno mismo para llevar las dos de manera balanceada.


Family

Los sonidos que produce mamá son clave para el desarrollo cerebral del bebé

Algunos estudios han encontrado que los bebés reconocen la voz de mamá y que ésta podría mejorar la regulación cardiorrespiratoria en bebés prematuros . Es decir, que este factor cumple un rol muy importante en el desarrollo del bebé, tal vez más importante de lo que creíamos. Recientemente, investigaciones demostraron que el cerebro en sí podría depender de la voz y los latidos de la madre para crecer.

Imagen
© PublicDomainPictures / Pixabay
Científicos del Hospital Brigham and Women en Boston, estudiaron a 40 bebés que habían nacido prematuros (8 a 15 semanas antes de tiempo). Los pequeños estaban dentro de una incubadora y pasaban un tiempo limitado con sus madres, procedimiento que es normal con estos bebés.
"Los bebés prematuros nacidos así de temprano son básicamente fetos que resultan estar afuera por accidente," dijo Amir Lahav, un profesor asistente de pediatría en Harvard Medical School y autor principal del estudio.

Hearts

Abiertas nuevas vías para tratar el estrés postraumático

Investigadores brasileños de la Universidad Federal de Pampa y la Pontificia Universidad Católica de Río Grande del Sur han demostrado que una breve exposición a un nuevo entorno mejora la extinción del miedo contextual en ratas, un efecto explicable por un proceso de etiquetado sináptico y captura. El trabajo, publicado en la revista PNAS, abre una vía futura para el tratamiento de trastornos del miedo como el estrés postraumático.
© Agencia ID
La extinción es la disminución de la expresión de un recuerdo
La extinción es la disminución de la expresión de un recuerdo. Para comprobar la extinción en ratas, los investigadores realizaron un experimento clásico en el cual se introduce la rata en una caja y se aplica un estímulo (como una luz o un sonido) y después un estímulo aversivo, como una descarga eléctrica. De este modo, las ratas aprenden que después del sonido o la luz viene una descarga eléctrica, mostrando finalmente miedo en cuanto perciben el sonido o la luz.

Comentario: Los impactos del estrés postraumático son muchísimos y sus implicaciones muy vastas. Algo que ayuda a lidiar con sus consecuencias es la meditación y la respiración controlada, el nervio vago ayuda a que el sistema responsable de la regulación del estrés en nuestro cuerpo se active y sus resultados son increíbles, los invitamos a leer:

Éiriú Eolas: Expansión del conocimiento
La meditación trascendental ayuda a revertir estrés post-traumático en refugiados de guerra
El estrés 'desordena' nuestros recuerdos


Cell Phone

¿Cómo modifican nuestro cerebro los smartphones?

Aunque los smartphones se están convirtiendo en una gran forma de destrozar eventos sociales (podemos ver una gran cantidad de cabezas agachadas mirando a su smartphone en lugar de charlar como sería lo normal), parece que hay alguna que otra cosa positiva en su uso, al menos en cuanto a nuestro cerebro se refiere. Al menos, por el momento, sabemos que las radiaciones móviles no nos hacen daño alguno como se especulaba. Veamos hoy cómo modifican nuestro cerebro los smartphones.

© Desconocido
Los smartphones reorganizan la estructura cerebral


Un estudio del pasado 2014 afirmó que el uso regular de las pantallas táctiles de los smartphones aumenta la actividad cerebral, gracias al uso de los dedos pulgar, índice y medio. En comparación a la generación anterior de móviles (antes de los smartphones), los usuarios de pantallas táctiles demostraron tener un sentido del tacto mucho más sensible, según las imágenes de actividad cerebral. De hecho, la actividad cortical cerebral aumentaba proporcionalmente al uso del teléfono, y el dedo pulgar destacó por ser el que mayor sensibilidad demostró.

Eso sí, cabe destacar que no había relación entre la estructura cerebral y los años de uso de un smartphone. Por lo visto, los cambios observados ya empiezan a producirse tan solo unas semanas después de empezar a usar un teléfono de estas características, demostrando la enorme plasticidad y capacidad de adaptación cerebral de la que disponemos según las circunstancias.

© Desconocido

Comentario: A pesar de todos efectos efectos que pueden tener en nuestro cerebro no se toma muy en cuenta el problema de la radiación y los daños que esta hace al mismo, siendo este, un problema que crece de manera abrumadora y sin embargo el conocimiento del mismo es muy mínimo, noticias relacionadas con este hecho:


Sherlock

Impresionante: "No es la primera vez que vivo", niño de 5 años dice haber reencarnado.

Cincinnati, Ohio. Marzo 2015. Desde los 2 años el pequeño Luke ha intentado convencer a sus padres de que el recuerda haber vivido otra vida antes de ser Luke Ruehlman "Yo regresé de la muerte, y tú me llamabas Luke, pero mi nombre siempre fue Pam"

Imagen
© FOX
Fue una de las primeras frases que consternó a Erika, su madre.

Ella nunca quiso ahondar en preguntas hasta que notó que el pequeño insistía en lo de su anterior vida y fue cuando comenzó a ponerle más atención a los episodios en los que él demostraba recordar su supuesta vida anterior.

Comentario: Cada vez hay más evidencia científica sobre la reencarnación: No se pierdan los programas de SOTT Talk Radio que abordan estos temas:

Adentrándonos en lo místico - Entrevista con Laura Knight-Jadczyk
Adentrándonos en lo sobrenatural: entrevista con el parapsicólogo Stephen Braude (en inglés)


Bulb

La curiosidad contribuye con el aprendizaje y la memorización

© Desconocido
¿Quién puede decir que no es curioso? Indudablemente nadie, ya que todos los somos y en esta característica se basan los escritores de novelas, series, obras, películas y libros para mantenernos atrapados esperando un final incierto.

La curiosidad va de la mano del interés y nos hace ser capaces de memorizar sin esfuerzo personajes, detalles y argumentos, para mantenerlos en la memoria e incluso poder luego de años hablar de alguna película que hayamos visto, de los actores y los papeles que interpretaban.

Una investigación realizada en la Universidad de California, en Davis, arrojó luz sobre los motivos por los cuales podemos recordar, por ejemplo, después de tanto tiempo detalles de una obra. El trabajo presentó que la curiosidad y expectación que nos genera un tema ponen al cerebro en un estado que le permite aprender y retener información, incluso aquella no relacionada con el contenido que se está tratando. Es como si el cerebro fuera un imán que atrae todos los datos que rodean una materia o situación que despertó nuestro interés.