La Ciencia del Espíritu
Mapa

Family

Algunas diferencias entre psicópatas y narcisistas

Publicado desde el blog Sobreviviendo a sociópatas y narcisistas.

En este blog utilizamos los términos psicópata, sociópata y narcisista de forma casi equivalente ya que el tipo de daño psíquico y emocional que producen en sus víctimas es el mismo. Pero hay leves diferencias entre estos desórdenes de personalidad. Si comparamos el comportamiento, el Trastorno de Personalidad Narcisista manifiesta similitudes con la psicopatía, de hecho, podría considerarse que, si bien, un Narcisista puede no tener una psicopatía, casi invariablemente, se desenvolverá con una actitud psicopática en el mundo. Esto es, porque en ambos trastornos, se da la imposibilidad de una relación simbiótica con la víctima, sino que por definición, ésta, será siempre parasitaria.


© Desconocido
La víctima nunca es considerada como una persona íntegra con derechos y necesidades, sino que se es cosificado y visto como un medio para un fin, tanto por psicópatas como por narcisistas. El mero uso de la palabra "complementario" para referirse a las personas que entran en relación con este tipo de personalidades, ya alude, hasta qué punto son consideradas como agentes que les proveen de algo que necesitan y no como personas íntegras.

La desconexión afectiva ocupa un lugar importe en ambos trastornos, si bien, el psicópata carece de emociones profundas, el narcisista puede fantasear una relación algo más intensa que simplemente está incapacitado para llevar a término, y atribuirá los fracasos a la inadecuación o incompetencia del otro.

Uno y otro, tienen también, dificultades similares para experimentar sentimientos de culpa, duelo, o empatía con el sufrimiento que generan, pero una vez más existen diferencias de fondo. Mientras que el psicópata no posee ese repertorio de respuestas, el narcisista está desconectado de esas emociones, para proteger su sentido de grandiosidad. Esto quiere decir que no puede permitirse una visión realmente lúcida y equitativa, donde la otra persona es considera como un igual, y desde la que él pueda contemplarse o evaluarse a sí mismo, como responsable de los fracasos, sino que siempre proyectará la culpa en el otro, directa o indirectamente, pero al igual que el psicópata, no manifestará arrepentimiento verdadero, o dolor genuino por actos que escapan a lo "éticamente aceptable".

Comentario: Tal vez, una diferencia fundamental entre ambos trastornos, sería que es más probable que muchos casos de narcisismo son, de hecho, consecuencias de haber sido víctimas del abuso de otro narcisista o psicópata, mientras que la psicopatía es algo con lo que se nace y, realmente no depende mucho del entorno en que viva el/la psicópata (hay psicópatas que tuvieron y tienen vidas envidiables según los estándares occidentales de una buena vida).

Sin embargo, es importante reconocer que, muchas veces, la distinción puede ser muy difícil y, aunque un narcisista pueda ser una persona dañada, se dan casos en que, desafortunadamente, la persona está tan dañada que la recuperación es muy improbable. Esto es importante, porque cuando uno está en ese engranaje de confusión y sufrimiento que menciona el artículo, uno puede pretender "arreglar" a la persona y hacerse la ilusión de que algún día cambiará. Esta tarea necesita la intervención de profesionales entendidos en el tema de narcisismo (que no abundan), pero, por sobre todo, necesitan la verdadera voluntad de la persona en cuestión... no podemos "arreglar" a quien no quiere "arreglarse" a sí mismo.

Le recomendamos ver y escuchar nuestra discusión acerca del libro "La familia narcisista" de Stephanie Donaldson y Robert Pressman. Aprenderá de forma sencilla a identificar las características de una familia narcisista y cómo protegerse de ella.

Vea también:


Palette

Caminar sí te hace más creativo, confirma un estudio

Lo que artistas, pensadores y hasta místicos ya conocían es ahora confirmado por este estudio.

Imagen


Podría parecer que caminar es una de las acciones más mecánicas y naturales. Es nuestra manera primaria de recorrer el mundo, lo que podría convertirla en la práctica más pragmática de las que conocemos a la mano como habitantes del mundo. Sin embargo, aún en este natural proceso, tan orgánico como comer o domir, existe un algo que intuitivamente había sido honrado por artistas de todos los tiempos: las caminatas como detonador de creatividad.

Muchos pensadores y artistas del tamaño de Niestzche, Baudelaire, Rimbaud, Kant, Rousseau, y Thoreau; ellos todos y muchos más hablaron de las bondades de caminar. Más que una alusión formaron frases y reflexiones que podían caer en la magnitud de un homenaje. Pero ¿por qué las caminatas han estado tan asociadas al arte y la creatividad?

Comentario: Más artículos relacionados


Family

Cuando la educación hace daño: madres tóxicas

Hablamos de madres tóxicas, no obstante, cabe aclarar también que hay padres tóxicos y abuelos tóxicos. Pilares en la educación de los niños que lejos de fomentar una madurez personal y una seguridad con la cual, poder abrirse posteriormente al mundo, no hacen más que anclar pesadas cadenas vetando por completo la independencia física y emocional de esa persona.

Imagen
© Anna Radchenko
Ahora bien, cabe decir que el rol de la madre tiene casi siempre, un peso más intenso en la educación de los niños. Es ella quien establece ese vínculo de cuidado y afecto tan estrecho con ese recién nacido, que día a día, irá desprendiéndose de sus brazos para avanzar con seguridad por el mundo sabiéndose amado, teniendo siempre ese referente que le ha aportado un amor incondicional pero saludable, con el que madurar de modo inteligente.
Las madres tóxicas ofrecen una amor a sus hijos hostigante a la vez que inmaduro. Proyectan sobre ellos sus inseguridades para reafirmarse personalmente, y así, tener mayor control sobre sus vidas y sobre la de sus hijos.

Comentario: Para profundizar sobre este tema, les invitamos a ver nuestro programa especial sobre la familia narcisista. Recuerde, !!!El conocimiento protege¡¡¡




Attention

Envidia vacacional: no dejes que las fotos de los viajes de los demás te amarguen el verano

Imagen
"Hemos pasado de hacer fotos para recordar lo vivido,
a vivir para poder sacar fotos y que otros vean lo bien que vivimos".

Si Gabriel García Márquez hubiera nacido décadas después y fuera de esos que actualizan cada minuto sus cuentas en redes sociales, quizás habría optado por titular su autobiografía de tres tomos Contarla para vivir, en lugar de Vivir para contarla. En esa dirección apunta el fenómeno selfie y el autobombo, en particular en Facebook. Y mucho más en verano, cuando todas las playas son de arena fina, las puestas de sol espectaculares, los mojitos están en su punto, los niños se portan genial y de los mosquitos no hay ni rastro. ¿Es posible no sentir celos ante un panorama así? "Volvemos el mundo al revés. Hemos pasado de hacer fotos para recordar lo vivido, a vivir para poder sacar fotos y que otros vean lo bien que vivimos", dice la psicóloga Núria Costa.

Comentario: Hemos pasado de vivir preocupados por el bienestar de nuestras familias y amigos más cercanos a desperdiciar nuestra vida viviendo el sueño de los demás. La tecnología virtual está robando nuestra conciencia a un paso vertiginoso, y lo que esbozan hoy en día la mayoría de las relaciones sociales que se basan en 'efectos especiales virtuales' sólo ofrecen un pálido reflejo de la alegría y naturalidad presente en el mero acto de conversar con interlocutores reales, sin más pretensión que la de compartir cada uno sus historias y experiencias.

No es de extrañar que tanta ostentación por competiciones que pretenden premiar al más original, al más chocante, al más gracioso, lleven el germen de cualquier patología psicológica al borde de su eclosión. Nadie parece preocuparse ya por el más enfermizo, y el más mentiroso detrás de tantas noticias virtuales.

Artículos relacionados:
¿Cómo se refleja la adicción a Facebook en el cerebro?



Bug

7 tipos de personalidades tóxicas

Muchas veces permitimos entrar en nuestro círculo más íntimo a los chismosos, a los envidiosos, a gente autoritaria, a los psicópatas, a los orgullosos, a los mediocres, en fin, a gente tóxica, a personas equivocadas que permanentemente evalúan lo que decimos y lo que hacemos, o lo que no decimos y no hacemos.

—Bernardo Stamateas

Imagen
Aunque no lo creamos, estamos rodeados de gente con personalidades tóxicas. Personas que nos hacen sentir mal aunque no tengamos la culpa, que nos usan sin que aparentemente podamos evitarlo, que nos tienen a su merced sin que nos demos cuenta. Muchas de estas personalidades las conocemos, pero no somos conscientes de su consecuencia tóxica. He aquí las personalidades tóxicas que tenemos, cada día, a nuestro alrededor.

El envidioso

Una persona envidiosa tratará siempre de buscar aliados. Esto le garantizará envenenar a otros con sus palabras y sus malos pensamientos. Este tipo de persona no es feliz. Siempre desean aquello que los demás tienen o consiguen e intentarán boicotearlo.

Es fácil detectar a los envidiosos. Se ven venir. Lo importante es saber alejarnos de ellos, no dejar que nos influyan con sus pensamientos tóxicos. Si somos los afectados, tenemos que intentar ignorarlos. Si nos convertimos en un probable aliado, no debemos dejar que guíe nuestros pensamientos sobre una persona.

Nadie piensa igual sobre alguien y tenemos que tenerlo claro. Que nadie modifique lo que pensamos ni nos ponga en contra de otra persona por sus pensamientos tóxicos.

Comentario: Otro artículo relacionado:

Cómo detectar y frenar a un manipulador

Por otro lado, tal como se cita en el artículo, psicópatas y narcisistas pueden ser los más peligrosos, así que conviene estar bien informados al respecto. Para ello cliquen en el enlace siguiente:

Cuando el abuso psicopático y narcisista se prolonga en el tiempo


Phoenix

Michio Kaku: "El azar no tiene sentido, existe una fuerza inteligente que lo gobierna todo"

El reputado físico teórico norteamericano Michio Kaku, famoso por formular la revolucionaria teoría de las cuerdas (modelo fundamental de la física que asume que las partículas materiales aparentemente puntuales son, en realidad, "estados vibracionales"), causó recientemente un pequeño remezón en la comunidad científica luego que afirmara haber encontrado pruebas de la existencia de una fuerza inteligente y desconocida por el hombre que gobierna la naturaleza, es decir, algo bastante parecido al concepto que muchos tienen de Dios como ente creador y rector del universo.
Imagen

Michio Kaku
Para llegar a esta conclusión Michio Kaku utilizó una inédita tecnología creada el año 2005 que le permitió analizar el comportamiento de la materia a escala subatómica, valiéndose para ello de un "semi-radio primitivo de taquiones". Los taquiones, por cierto, son todas aquellas partículas hipotéticas capaz de moverse a velocidades superlumínicas, es decir, son partículas teóricas capaces de "despegar" la materia del universo o el contacto de vacío con ella, dejando así a esta materia en estado puro, totalmente libre de las influencias del universo que las rodea.

Family

Cuando el abuso psicopático y narcisista se prolonga en el tiempo

© Desconocido
Ya hemos tratado de las relaciones con psicópatas y narcisistas de breve duración en la entrada de "abuso express". Hemos puntualizado los motivos por qué estas relaciones son más breves, más intensas e igual de devastadoras que aquellas en las que el abuso se sostiene a lo largo del tiempo. Hoy queremos analizar lo que pasa en las relaciones con sociópatas a largo plazo, aquellas que están formalizadas (incluso con hijos que también sufren el abuso) y que tienen un velo de normalidad ante la sociedad.

Muchos se preguntan qué es lo que sucede para que una persona no pueda ver el engaño y las mentiras constantes, las infidelidades, el verdadero destino del dinero común, la manipulación y el maltrato encubierto (o en ocasiones también físico); qué es lo que tienen estos hombres y mujeres sin conciencia para que logren convencer a sus parejas de que sus fabulaciones son ciertas y de que los perdonen una y otra vez. ¿Por qué algunos logran salir de estas relaciones destructivas en pocos meses o en un par de años y otros tardan décadas en darse cuenta que vivió una vida de ceguera y de violencia?

Hay múltiples factores que favorecen el abuso prolongado. Lamentablemente, los psicópatas y narcisistas son los primeros en descubrir estos elementos que predisponen a la tolerancia del maltrato y a la negación. Cuando detectan a estas personas las eligen para convertirlas en sus "parejas estables", aquellas que les servirán de pantalla para llevar una vida de desbordes y falsedad sin que nadie lo sospeche.

De ninguna manera consideramos que estas circunstancias personales sean las que "provoquen" la violencia psicológica que ejercen los sociópatas. Ellos son los que estudian las debilidades personales para usarlas a su favor. Sería comparable a una situación el la que alguien sufre de diabetes, le advierte a su pareja que no debe comer azúcares de ningún tipo y ésta decida suministrarle comidas y bebidas con hidratos de carbonos escondidos para hacerle daño. De ninguna manera se debería responsabilizar a la víctima por tener ciertos elementos en su personalidad o en su historia que atraiga a psicópatas y narcisistas.

Comentario: Es muy importante conocer y comprender la naturaleza de individuos como Mauro (y otros más peligrosos y más exitosos en mantener sus máscaras), para poder protegernos y proteger a los demás. Si uno no sabe que existen personas así, uno es más vulnerable a sus manipulaciones y los abusos se pueden prolongar por mucho tiempo. Vea: También es importante trabajar conscientemente en nuestras heridas emocionales, que, como menciona el artículo, pueden cegarnos al abuso y las manipulaciones: Vea también nuestra discusión acerca del libro "La familia narcisista" de Stephanie Donaldson y Robert Pressman. Aprenderá de forma sencilla a identificar las características de una familia narcisista y cómo protegerse de ella.


El libro The Narcissistic Family: Diagnosis and Treatment, que se discute en el programa, puede ser de gran ayuda para aprender a reconocer emociones tanto del lado de los padres como del de los niños, y evitar que se perpetúe una cadena de sufrimiento generación tras generación.

Este libro aún no está disponible en español, pero recomendamos leer la traducción de varios de sus capítulos:


Heart - Black

Hijos de la rabia: niños abusados que abusan de los demás


Comentario: Este documental nos muestra una realidad muchas veces ignorada. ¡ATENCIÓN! Contiene imágenes fuertes. Es el caso de Beth, una niña abusada por su padre biológico cuando apenas tenía un año de edad, luego dada en adopción. Con el tiempo ella misma se convertiría en un ser extremadamente violento, agresivo, "desalmado" y "psicopático". Pero aquí no se acaba la historia. ¿Psicópata (nacida así de malvada), o caracterópata (mismo comportamiento, pero con una raíz tristísima en sus orígenes)? ¿Qué esperanza se tiene para niños como ella?


© America uncovered
- "¿Cómo materías a mamá y a papá, Beth?"
- "Los acuchillaría."

Question

La pregunta 'indomable' que deja al descubierto la consciencia de los alumnos

El profesor Dylan Selterman, de la Universidad de Maryland, EE.UU., cada año lleva a cabo un test psicológico: ofrece a sus estudiantes la posibilidad de obtener mejores notas si contestan a una complicada pregunta.

La pregunta es la siguiente: "Está en el examen y tiene la opción de elegir entre sumar 2 o 6 puntos adicionales en su nota final. Sin embargo, hay un truco: si más del 10% de la clase elige la segunda opción, nadie se llevará puntos adicionales, independientemente de cuál haya sido su decisión. Sus respuestas serán anónimas. Teniendo esto en cuenta, ¿qué opción elegiría?"
© Reuters

Die

Eventos sincrónicos: ¿Sabrías reconocerlos?

Hablemos hoy de la sincronicidad, o de esos eventos que el destino parece tejer para nosotros por alguna extraña finalidad. ¿Te ha ocurrido alguna vez? Ir de viaje a un país extranjero y que alguien te llame poderosamente la atención, para, dos años después, encontrarte con esa misma persona al entrar en una librería en tu propia ciudad. ¿Por qué no? Y qué ocurre con esas ocasiones en que hay una palabra que no deja de aparecer y rondar en tu mente, cuando de pronto, ves un cartel publicitario donde aparece ese mismo término.

Imagen
© Kevin Dooley
¿Qué es lo que ocurre? ¿Quién teje en realidad los hilos invisibles de eso que Carl Gustav Jung acuñó como sincronicidad? Hablemos hoy de ello, pidiéndote además tu colaboración. Si eres una de esas personas que ha experimentado en primera persona una maravillosa "casualidad" o "sincronicidad" del destino, no olvides dejarnos tu comentario para relatarla. ¡Nos encantará conocerla!

Sincronicidades, momentos mágicos

A menudo, suele llamarse a la sincronicidad "momentos mágicos", algo poco aceptado por la ciencia, sin duda, acostumbrada las leyes físicas y la cuantificación de los datos. Generalmente, suele decirse que es necesario saber diferenciar entre casualidad y causalidad. Si yo por ejemplo pierdo mi carnet de identidad en la estación del metro y al día siguiente uno de los operarios me lo devuelve, no ha sido en absoluto una sincronicidad, sino la fotografía del documento en sí y el interés de esa persona por tomarse la molestia en observar a los viajeros que diariamente frecuentan la estación.

Comentario: Carl Jung es uno de los psicólogos más importantes, complejos y controvertidos de nuestro tiempo. Uno de las ideas más criticadas fue, precisamente, la de sincronicidad que se halla en estrecha relación con la teoría del inconsciente colectivo.
La psicología Jungiana tiene como finalidad establecer y buscar la relación entre los procesos del consciente y del inconsciente. El diálogo entre los aspectos conscientes e inconscientes de la psique enriquecen a la persona, y Jung creía que sin este diálogo, los procesos inconscientes pueden debilitar y poner en peligro la personalidad.

Uno de los conceptos centrales de Jung es el de individuación. Por este proceso se entiende el de establecer la conexión entre el ego y el self a través del desarrollo personal. El ego es el centro de la conciencia; y el self es el centro de la psique como totalidad, incluyendo tanto el consciente como el inconsciente. Para Jung, existe una constante comunicación entre ambos. No están separados pero forman parte de un mismo sistema. La individuación es el proceso de desarrollo que lleva a la persona a integrar las diferentes partes de la psique.
Otros documentos publicados en SOTT relacionados con la obra de Carl G Jung: