La Ciencia del Espíritu
Mapa


Magic Wand

Emociones positivas y tono vagal

nervio_vago_ilustración
© Photobucket
Nervio Vago
En los últimos años la investigación científica seria ha demostrado que aquellos que experimentan frecuentemente emociones positivas viven más y con más salud: tienen menos ataques cardíacos o menos resfriados, por ejemplo. Pero la razón de que esto ocurra aún no se conoce del todo.

Un equipo de investigadores encabezado por Bethany Kok, actualmente en el Instituto Max Planck de Ciencias Cognitivas Humanas (Alemania), ha realizado un estudio [1], cuyos resultados aparecerán en Psychological Science, en el que ha encontrado cómo las emociones positivas alteran la biología del individuo y a la inversa, creando un círculo virtuoso.

Los investigadores se centraron en el nervio vago. Este nervio (que vemos en la imagen tomada de la Anatomía de Grey) comienza en el encéfalo y llega con numerosas ramificaciones a distintos órganos torácicos y abdominales, incluyendo el estómago y el corazón. Tiene como misión enviar señales que ralentizan la actividad de estos órganos en momentos de calma y seguridad.

Para saber lo bien que el nervio vago está funcionando basta con medir el ritmo cardíaco al respirar. Un funcionamiento sano del nervio se refleja en un sutil incremento del ritmo cardíaco al inspirar, y una sutil disminución al espirar. La diferencia de ritmo da lugar a un índice de tono vagal, y el valor de este índice se sabe que está relacionado con la salud. Los valores bajos, por ejemplo, se han relacionado con la inflamación y los ataques cardíacos.

Sin embargo, en lo que se han centrado Kok et al. es en datos recientes que indican que las personas con alto tono vagal son mejores a la hora de impedir que las malas sensaciones tomen el control. Estas personas también muestran emociones más positivas en general. En un estudio preliminar realizado por los mismos autores en 2010 [2] se demostró que el tono vagal de los que experimentan emociones positivas durante un periodo de tiempo aumenta. ¿Sería posible entonces que el tono vagal y las emociones positivas sean parte de un circulo virtuoso? Para averiguarlo reclutaron a 65 personas de entre el personal de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

Comentario: De hecho, ya existen tratamientos para la depresión que se basan en la estimulación del nervio vago, sin embargo, una mejor manera de estimular el nervio vago (y sin ningún costo) es a través de la respiración controlada. Desde SOTT, recomendamos el programa Éiriú Eolas, que está especialmente diseñado para estimular este nervio, ayudando a reducir el estrés, calmar y enfocar la mente, crear mejores conexiones entre la mente y el cuerpo, y por lo tanto, mejorar la calidad de vida, aumentando la sensación de conexión con otros en la comunidad, y, activando los sistemas auto-reguladores que poseemos. Puede aprenderlo en línea aquí.

Para más información, vea:

* Éiriú Eolas: Expansión del conocimiento
* Tan solo respira: el medio más simple de manejar el estrés
* El Nervio Vago: regeneración y sanación al alcance de la mano
* El Aliento Revitalizante

Cult

Ideología y violencia

Hasta donde mis elementos de juicio alcanzan, la primera vez que se mencionó la expresión "ideología" fue en el trabajo preparado en 1801 por Destutt de Tracy, el seguidor de Condillac, titulado Elementos de la ideología que luego amplió en cinco tomos. Cuando un grupo de intelectuales se apartó de Napoleón, éste los tildó de "ideólogos" en el sentido despectivo y peyorativo de "teóricos" y "poco prácticos" sin percatarse que toda práctica eficaz está precedida por una buena teoría (y en términos más generales, como destaca Henri Poincaré, toda acción en cualquier dirección que no sea a los tumbos descansa en una teoría).


Comentario: También le será muy útil para entender esta clase de fenómenos psicosociales conseguir una copia de la obra de un interesante investigador de finales del siglo XIX, Gustave Le Bon: " La psicología de las masas"



Portada de Psicología de las masas de G. Le Bon
Por más que la referida expresión no tenga un significado unívoco, es de interés remontarse a Marx y tomar su noción de algo enmascarado, de un engaño que oculta otros intereses, por ende, en este contexto, se trata de algo falso que encubre intenciones espurias. En esta línea argumental, toda cultura sería ideológica excepto la marxista que sería transideológica: no sería ideología la cultura después de la abolición de clases, ni tampoco lo expresado por Marx en sus obras.

En un sentido más amplio y de acepción más generalizada, un ideólogo es aquel que profesa un sistema cerrado, terminado e inexpugnable. En otros términos, lo contrario al liberalismo que, por definición, está abierto a un proceso de constante evolución. En "La Nación" de Buenos Aires, mayo 31 de 1991, escribí una columna titulada "El liberalismo como antiideología" (reproducida en mi Contra la corriente, Buenos Aires, Editorial El Ateneo, 1992) en la que me explayo sobre esta línea argumental que se da de bruces con el espíritu autoritario, dogmático y fundamentalista, contrario a lo magníficamente resumido en el lema de la Royal Society de Londres: nullius in verba (no hay palabras finales).
Star

Filosofía aplicada a la vida: lecciones del estoicismo

keep_calm_stay_Stoic
© Desconocido
Jules Evans es el autor dePhilosophy for Life and Other Dangerous Situations: Ancient Philosophy for Modern Problems y considera que podemos aprender mucho de nuestros antepasados. Confía en la filosofía estoica para combatir muchos de los problemas más acusados de nuestro tiempo, como la ansiedad, la depresión o el descontrol de las emociones.

Evans es periodista, escritor y director del Centre for the History of Emotions en la University of London. Además, colabora con el London Philosophy Club y ha sido considerado por la BBC como uno de los principales pensadores de su generación. Aquí reunimos los que, según él, son los principales aprendizajes que podemos extraer del estoicismo y aplicar a la vida moderna.

1. No son los hechos los que nos hacen sufrir, sino nuestra visión de los hechos

Los estoicos pensaban que podemos transformar nuestras emociones al comprender cómo se relacionan con nuestras creencias y actitudes. A menudo lo que nos hace sufrir no es un acontecimiento en sí, sino la opinión que tenemos del mismo. Podemos empeorar una situación complicada sólo con la actitud con que lidiamos con ella. No significa esto que debamos siempre "pensar en positivo" ni ser optimistas frente a cualquier adversidad, pero sí que debemos abrir nuestra mente para afrontar cualquier evento con serenidad

Comentario: Al parecer hay mucho que podemos aprender de los estoicos.

Vea también:

Psicoterapia estoica
Aprendiendo de los estoicos

Info

Estres crónico y depresión

estrés
© Desconocido
La Organización Mundial de la Salud calcula que 340 millones de individuos sufren en la actualidad de alguna de las formas de depresión clínica. Así mismo, esta organización internacional indica que la depresión llegara a ser la primera causa de discapacidad y la segunda causa, después de la obesidad, que contribuya a la adquisición de enfermedades en el mundo para el ano 2020 (WHO, 2008). En los Estados Unidos de Norteamérica se estima que los desordenes depresivos afectan aproximadamente al 17% de la población en algún momento de sus vidas.

En la actualidad existe evidencia científica que el estrés crónico precipita los estados de depresión clínica y tiene gran influencia en su incidencia, severidad y en el curso de esta enfermedad. En base a la significativa cantidad de reportes de investigación disponible al 2013, es casi imposible entender los mecanismos neurobiológicos o psicológicos de la depresión clínica sin tomar en cuenta el rol central que cumple el estrés crónico en el desarrollo de esta enfermedad.

Los cuadros de depresión clínica y la respuesta del estrés comparten muchas características debido a la similitud de mediadores, moduladores, y circuitos cerebrales que se activan en el cerebro. Este modelo científico nos permite entender que la depresión es esencialmente una enfermedad con una significativa base biológica debido a las interacciones del cerebro y los sistemas nervioso, endocrino e inmune, en el cual el estrés crónico juega un rol central y protagónico.

Comentario: Si bien las emociones y actitudes positivas pueden ser beneficiosas en muchos casos, no sería adecuado caer en el extremo del "pensamiento positivo" y psicología positiva que induce a la negación de la realidad. La expectativa proveniente de las auto-afirmaciones puede engendrar aún más ansiedad cuando percibimos (incluso si es de manera inconsciente) que la realidad no se ajusta a eso que estamos imponiéndonos a través de las mismas.

Una aceptación de la realidad tal como es y la conciencia de que las cosas pueden ser siempre peor, es una actitud más benéfica que permite la resiliencia y, por ende, la capacidad de lidiar mejor con circunstancias difíciles y la presión del día a día.

Vea: Lo positivo del pensamiento negativo

También, si desea conocer una forma de ayudar a disminuir el estrés que trabaja, justamente, balanceado el eje hipotalámico-pituitario-adrenal (HPA) y el eje simpático-adrenal-medular (SAM) a través de ejercicios de respiración que estimulan el nervio vago, le recomendamos el programa Éiriú Eolas. Puede aprenderlo en línea aquí.

Lectura recomendada:

* Éiriú Eolas: Expansión del conocimiento
* Masiva Crisis Nerviosa: Millones de personas al límite mientras la pandemia de estrés causa estragos en la sociedad
* Cómo Afecta el Estrés a su Salud Cardiaca e Intestinal
* El estrés, retrato de un asesino - Documental completo (2008)
* Tan solo respira: el medio más simple de manejar el estrés
* El Nervio Vago: regeneración y sanación al alcance de la mano
* El Aliento Revitalizante

Family

Empatía en peligro: crianza, medicamentos y el ADD/ADHD

Si tu compañero(a) sentimental regresa de su trabajo indiferente, no comparte contigo sobre cómo estuvo su día y en lugar de ello se dedica a textear, hablar por teléfono o a descomprimir sus ánimos con las redes sociales, tus amistades muy probablemente no afirmarán que tiene problemas de comportamiento sino que ustedes tienen un "problema en la relación" que resolver.

En cambio si un niño(a) actúa del mismo modo, muchos padres tenderán a pensar que el niño tiene problemas de comportamiento y que deben buscar la forma de controlar ese comportamiento. A simple vista podemos apreciar que existen dos varas para medir las relaciones familiares o interpersonales y que los niños, en muchas ocasiones, no gozan del lugar privilegiado que pensamos que les corresponde.

Comentario: Vea también:

El psiquiatra que "descubrió" el TDAH confesó antes de morir que "es una enfermedad ficticia"
¿Que Está Causando el Aumento del Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH)?
"Pandah" no es un osito de peluche para niños clasificados TDAHEl metilfenidato -la cocaína de los niños- es un asunto de salud pública
TDAH: La estandarización, que se asume como normal, es un atentando contra el buen aprendizaje
Los tóxicos que ponen en peligro la inteligencia de las próximas generaciones
Cómo un médico curó el autismo de su hijo...
Sabiduría dietética antigua para los niños del futuro

Bulb

No hay nada egoísta en el suicidio

Traducción de Marina Velasco Serrano

He sobrevivido al suicidio.

No hablo sobre esto muchas veces, pues he llegado a un punto en el que siento que me ocurrió hace una vida. La recuperación fue un largo y duro proceso. Hubo momentos en los que me sentí muy sola con mi desdicha y hubo momentos en los que me sentí perdida y confusa.

El problema del suicidio es que nadie sabe qué decir. Nadie sabe cómo reaccionar. Por eso sonríen, te saludan e intentan distraerse..., pero nunca pronuncian la palabra. Parece que a los supervivientes normalmente los dejan solos en el mundo para que vivan por su cuenta.

© Pin it
Experimenté un sinfín de oleadas de emoción esos días, semanas, meses e incluso años después de la pérdida de mi padre. Los y si me desvelaban por la noche, haciéndome flotar cada día en un estado de agotamiento continuo. ¿Y si hubiera contestado al teléfono aquella noche? ¿Habría cambiado de idea si hubiera escuchado el sonido de mi voz? ¿Al final lo habría hecho, a pesar de todo? Es la culpa del superviviente, sin duda.
2 + 2 = 4

La expectativa de enseñar lo aprendido mejora el propio aprendizaje

"Hemos testeado con pruebas a los alumnos, y los estudiantes guardaban mejor en su memoria la información especialmente importante del material aprendido cuando esperaban enseñarlo a otros", explicó el autor principal John Nestojko, investigador postdoctoral de psicología en Artes y Ciencias de WUSTL.

enseñar
© Desconocido
El estudio, publicado recientemente en el journal Memory and Cognition, se basa en una serie de experimentos de lectura-y-recuperación en la que a un grupo de estudiantes se le dijo de ponerlos a prueba según una selección del material escrito, y a otro grupo se les hacía creer que lo estaban preparando para enseñárselo a otros estudiantes. En realidad, nadie de los participantes en las pruebas estaba dedicado a la enseñanza.

Los resultados sugieren que simplemente con decirle a los estudiantes que iban a enseñar más tarde a otro estudiante cambiaba su forma de pensar lo suficiente para que le dedicaran al aprendizaje unos enfoques más efectivos que los que hacían sus compañeros que simplemente esperaban una prueba.

"La implicación inmediata es que el modo de pensar de los estudiantes antes y durante el aprendizaje puede tener un impacto significativo en el mismo, y que la alteración positiva de la actitud de un estudiante se puede lograr de manera efectiva a través de simples instrucciones", subrrayó Nestojko.
People 2

La ciencia de la introversión

¿No te gustan las multitudes y te gusta la idea de disponer de un fin de semana sin ningún plan previsto y poder disfrutar de tu tiempo libre estando en casa? ¿Te resulta agotador estar rodeado de gente todo el tiempo (incluso si se trata de personas con las que te llevas bien)? ¿Prefieres pasar la noche del sábado en un bar lleno de gente o prefieres otro plan más sosegado? Tal vez tus respuestas a estas preguntas son claras o tal vez te encuentras en algún punto entre ambos extremos. Sean cuales sean tus respuestas, el origen de tus preferencias se debe a la forma en que tu cerebro responde a las recompensas.

© Desconocido

Una manera rápida, fácil y bastante exacta para determinar la tipología de una persona es tener en cuenta qué es lo que ésta suele hacer cuando se siente estresada, cansada, abrumada o exhausta, ¿qué suele (o quiere) hacer para sentirse mejor?, ¿qué busca o necesita para relajarse?. Lo que le funciona mejor para recargar las baterías a nivel psicológico. Por lo general, hay dos tipos de respuestas a esta pregunta.

Quienes responden que para recargar sus baterías prefieren quedarse en casa, leer un libro, tomar un baño, meditar, escuchar música, y principalmente en solitario, muy probablemente tienden hacia el polo introvertido. Por contra quienes tienden a responder que prefieren "salir y estar con la gente, ir a una fiesta o hacer algo emocionante" se trata de personas que tienden hacia el polo extrovertido.
Family

El estrés se pasa de madres a hijas, y aumenta en cada generación

embarazada
© Getty Images
Investigadores de la Universidad de Canadá han llegado a la conclusión de que el estrés se pasa de madres a hijas, y además aumenta en cada generación. El informe está basado en la observación de las ratas.

Para entender mejor los problemas que surgen en los embarazos hoy en día, se deben tener en cuenta las experiencias de nuestros antepasados, sugiere una investigación que se publica en BioMed Central.

Los autores de este trabajo, que investigaron los embarazos en cuatro generaciones de ratas, detectaron que los efectos epigenéticos del estrés heredados podrían afectar a los embarazos durante generaciones.

Los investigadores de la Universidad de Lethbridge (Canadá), querían estudiar cómo los nacimientos prematuros están influenciados por el estrés, ya que el nacimiento prematuro es una de las principales causas de muerte neonatal y puede conducir a problemas de salud más adelante en la vida.
Bulb

La vergüenza y la culpa: vecinas en el cerebro

© Desconocido
Normalmente es fácil comprender que la memoria o el razonamiento matemático son procesos que se llevan a cabo en el cerebro, pero con las emociones la cosa es un poco menos intuitiva... sobre todo porque usamos términos como 'romper el corazón' para hablar de la tristeza o 'poner la cara colorada' para referirnos a la vergüenza.

Y sin embargo, las emociones tienen un sustrato neural cerebral, que empieza a discernirse gracias al uso de las técnicas de neuroimagen.

En un nuevo estudio realizado por Petra Michl y varios colaboradores de la Universidad Ludwig-Maximilians de Munich, se han empleado las imágenes de resonancia magnética funcional para intentar localizar las redes cerebrales responsables de que nos sintamos culpables o avergonzados.
Top