La Ciencia del Espíritu
Mapa


Hearts

Pablo A. Barredo:"Un enfermo de alzheimer no pierde nunca la memoria emocional"

Pablo Barredo
© Desconocido
Pablo A. Barredo
Con 33 años Pablo A. Barredo (Barcelona, 1974) aparcó su vida para velar por su madre, enferma de alzheimer. Empezó así un "viaje" de cinco años como cuidador, que acabó en mayo del año pasado cuando su madre falleció, y que fue relatando en el blog Diario de un cuidador (cuyos inicios se dieron a conocer en el apartado Tengo un blog de la sección de Participación de LaVanguardia.com). Ahora la bitácora ha tomado forma de libro (Plataforma actual) y Pablo, que desde que murió su madre se dedica al activismo social en todo lo referido a la enfermedad del Alzheimer, está constituyendo una fundación que llevará el nombre del blog y tiene la plataforma en las redes sociales número uno en el mundo para cuidadores no profesionales. Barreda reivindica que se preste más atención a la persona que atiende al enfermo y advierte que un 10% de los cuidadores "se suicidan o acaban institucionalizados".

Comentario: Y si además la gente pudiera informarse y ayudar a prevenir enfermedades neurológicas como ésta, ¿cuánto sufrimiento se ahorraría el mundo?

Confirman la relación entre la inflamación y el alzhéimer
Alto nivel de hierro en sangre causa Alzheimer
¿Qué tienen en común los trastornos del sueño y el Alzheimer?
Pesticida DDT relacionado con un mayor riesgo de Alzheimer
La vitamina C podría combatir el Alzhéimer
Nuevo Desencadenante de Alzheimer Identificado: El Estrés
¿Intereses económicos bloquean la cura del Alzheimer y el Parkinson?
Metales podrían relacionarse con mal de Alzheimer
La dieta influye en contracciones del cerebro relacionadas con el Alzheimer

y muy importante: Efectos de la cetosis en el Alzheimer

Books

Cómo la lectura nos modela el cerebro

© Jacqueline Howard, The Huffington Post
Para nadie es un secreto que la lectura es buena para el cerebro, pero hasta ahora no sabíamos exactamente qué es lo que ocurre en él cuando leemos una novela. «Las narraciones le dan forma a nuestra mente y, en algunos casos, definen a una persona», afirmó el Dr. Gregory S. Berns, director del Centro de Neuropolíticas de la Universidad de Emory, en Atlanta, Georgia.
«Queremos saber cómo entran las narraciones al cerebro y que efecto ejercen luego sobre él», agregó.
Ahora podemos tener una idea un poco más clara al respecto, gracias a las investigaciones de Berns y su equipo, quienes trabajaron con imágenes de Resonancia Magnética Funcional (RMf) tomadas de los cerebros de 21 estudiantes de grado mientras estos descansaban. Luego se les pidió que leyeran capítulos de la novela de suspenso Pompeya, de Robert Harris, durante nueve noches. Los cerebros de los jóvenes fueron escaneados todas las mañanas posteriores a cada noche de lectura, y luego durante los cinco días posteriores a la finalización de la lectura del libro.
Info

La cocaína provoca cambios en el cerebro que favorecen la adicción

Un estudio llevado a cabo por el equipo de Neuropsicología y Neuroimagen Funcional de la Universidad Jaime I, dentro del Plan Nacional sobre Drogas, ha demostrado que el consumo de cocaína produce una serie de cambios en el cerebro que provocan la adicción: modifican la estructura, reducen el volumen de algunas regiones y altera su capacidad funcional. Estas variaciones a nivel cognitivo y motivacional son las causantes de que los consumidores se enganchen a la droga.
cocaína
© Desconocido

Comentario: Este fenómeno no se aplica únicamente a las drogas como la cocaína, sino también a ciertos alimentos: el azúcar, el gluten y la caseína:

Por qué la adicción a los alimentos puede ser tan fuerte como la adicción a las drogas

Eye 1

El secreto de la visión: el cerebro mejora al ojo con su propio 'Photoshop'

Nuestro cerebro procesa las imágenes procedentes de la retina de forma muy parecida a como lo hace nuestro móvil cuando amplía la resolución de una fotografía. Un equipo de científicos encabezados por el español Luis Martínez Otero acaba de desentrañar el funcionamiento del sistema visual y explica cómo procesamos las imágenes de baja resolución captadas por el ojo. Así amplía, interpola y retoca nuestro cerebro lo que vemos.
ojo
© Luis Martínez Otero
Ilustración de la portada de Neuron para el estudio sobre el sistema visual
Life Preserver

El dolor social se siente como un dolor físico

© PhotoXpress

Las personas sufrimos el dolor social, provocado por la pérdida de un amigo, por ejemplo, o simplemente por sentirnos excluidos, de forma similar al dolor físico, con las mismas zonas cerebrales activadas. Además, la sensación es similar cuando el dolor es empático, porque en realidad lo está sufriendo una persona cercana.


El dolor causado por estímulos sociales (por ejemplo, la pérdida de un amigo, experimentar una injusticia o más en general, ver amenazado un vínculo social) activa circuitos cerebrales relacionados con el dolor físico.

Como se ha observado en un estudio realizado por SISSA (Scuola Internazionale Superiore di Studi Avanzati), de Trieste (Italia), esto también ocurre cuando experimentamos ese tipo de dolor vicariamente como una respuesta empática (cuando vemos a otra persona que lo experimenta).

Comentario: Le recomendamos a nuestros lectores tomar en cuenta nuestro programa de meditación y anti-estrés Eiriú Éolas, que posee amplios beneficios en el lado emocional, y ayuda a rejuvenecer y a desintoxicar nuestro cuerpo.

Alarm Clock

Memoria a corto plazo: ¿Qué ocurre en el cerebro entre que nos dicen un número y cogemos el móvil para marcar?

Un reciente estudio ha relacionado por primera vez la actividad cerebral con la pérdida de memoria a corto plazo. La memoria a corto plazo no desaparece, pero sí pierde precisión. Los resultados sirven de base para intentar entender qué ocurre en enfermedades tan complejas como la esquizofrenia o la depresión. La memoria reescribe el pasado incorporándole elementos del presente.
cerebro
© 20minutos
Rose

Habilitarse: Desde los viejos hábitos a los nuevos significados

coherencia interna
© Desconocido
Una mirada teórico clínica desde el enfoque gestáltico propone como objetivo para la salud que la persona recupere la unidad de sentimiento, pensamiento y acción, que aumente su autenticidad e incentive la capacidad de adaptación creativa.

Lleva tiempo restablecer estas capacidades y en ocasiones recién habrá que inaugurarlas. La idea de fluir, de proceso, es siempre un objetivo en Terapia Gestalt ya que podemos quedar aprisionados por nuestros hábitos y por los pautamientos y significados que hemos escogido y que requieran una revisión. Ir desde los viejos hábitos a los nuevos significados requiere alcanzar una cohesión, entre un aspecto relacional, un aspecto ético y un aspecto cultural social que se desenvuelve en el vivir.

En búsqueda a veces de seguridad, a veces en busca de autoafirmación, desarrollamos aspectos restrictivos, quizás útiles en la ocasión, que luego continúan vigentes sin una nueva toma de conciencia. Como dice David Bohm operamos por pliegues y despliegues y estamos "prisioneros de nuestra ideas particulares". En oportunidades las "prisiones" pueden ser momentos de refugio pero como advierte el "I Ching" las prisiones solo deben ser moradas pasajeras de los hombres.

Las ideas de Gregory Bateson, biólogo, psiquiatra y filósofo completaron mi panorama junto con las ideas de Frederick Perls. Perls y Paul Goodman en la obra "Terapia Gestáltica" proponen volver a una apreciación sobre la naturaleza del hombre y su comunicación con el entorno, pero bajo una mirada gestáltica.

¿Y cómo es esta mirada? Sin preconceptos, teniendo en cuenta la agudeza de la observación de lo actual sin estar anticipando lo que podrá ser elaborado en un segundo momento, "sin distorsión de la vida".
Eye 1

La falta de sueño: ¿Cómo afecta a nuestro cerebro?

sueño
© Desconocido
La falta de sueño incide sobre nuestro cerebro y puede provocar desde demencia hasta obesidad, patologías metabólicas e incluso, en los casos más extremos, la muerte. En nuestro día a día, la privación del sueño se manifiesta retardando nuestra reacción ante los estímulos, alterando nuestra capacidad de raciocinio y provocando dificultades para concentrarnos en aquellas tareas que nos resultan monótonas. Diversos estudios han demostrado además que el sueño deteriora nuestro rendimiento en las pruebas de memoria y afecta profundamente nuestra capacidad de aprendizaje.

Induce comportamientos irreflexivos

Un estudio desarrollado en la Universidad de Minnesota, ha descubierto que la falta de sueño hace que nuestro cerebro se comporte como el de un adolescente. ¿Por qué? La razón es muy sencilla: la privación del sueño obstaculiza el funcionamiento de los lóbulos frontales, que son los principales responsables del juicio ejecutivo; o sea, la capacidad de prestar atención y tomar buenas decisiones.
Heart - Black

Estudio confirma que es posible morir de tristeza

tumba
© Amazings / NCYT / JMC
La tristeza extrema que se siente ante la pérdida de un ser querido puede minar la salud hasta extremos peligrosos.
Tradicionalmente se ha hablado de "morir de tristeza" y a veces no como una metáfora. La idea de que cuando en un matrimonio cuyos miembros son ancianos y les une un fuerte amor, uno de los dos muere, el otro no tarda en seguirle, ha estado siempre bien presente en el saber popular. Ahora, una nueva investigación ratifica el fenómeno y lo mide en números.

El equipo de Sunil Shah e Iain Carey, de la Universidad St George de Londres en el Reino Unido, investigó el impacto del dolor causado por la muerte de un ser querido en la salud de las personas, y ha encontrado que las posibilidades de un derrame cerebral o un ataque al corazón se duplican después de la muerte del cónyuge, en el duro periodo de los 30 primeros días tras el fallecimiento.

La tristeza extrema lleva a una tensión física extra. Hay evidencias, por otros estudios, que ese hondo pesar arrastra hacia diversas reacciones metabólicas adversas, incluyendo cambios en la coagulación de la sangre, la presión sanguínea, los niveles de hormonas del estrés y la regulación del ritmo cardiaco.
Family

Como identificar y ayudar a un niño a superar una situación traumática

niño
© Desconocido
Una situación traumática altera la vida de cualquier persona (adulto o niño), pero en edades tempranas en las que su mente aun se está desarrollando se puede ver afectado el desarrollo de la personalidad del niño, de sus procesos cognitivos e incluso afectar a su crecimiento, son además un colectivo especialmente vulnerable porque no disponen de las mismas estrategias que un adulto para enfrentarse a los problemas, así mismo no disponen de la inteligencia emocional para manejar y expresar las emociones. Si es cierto que sus cerebros poseen una gran plasticidad, pero en eventos negativos como un trauma esta plasticidad puede no ser tan positiva si afecta al desarrollo de estructuras, por ejemplo las encargadas de regular las reacciones de miedo. Lo positivo en los niños es que tienen una gran capacidad de curación y superación y tienen la posibilidad de superar sucesos como estos con ayuda incluso a veces de mejor forma que un adulto (esto depende de muchas cosas realmente). El problema con los niños es que muchas veces no saben expresar lo que les ocurre, no pueden contarlo o no saben qué hacer o como buscar ayuda y será esta ayuda la única que posibilitará su mejora, luego debemos ser nosotros los adultos los que velemos por ellos y estemos pendientes de ciertas conductas.
Top