Bienvenido a Sott.net
vie, 12 feb 2016
El Mundo para la Gente que Piensa

Salud y Bienestar
Mapa

Rose

¿Cuán importante es dormir para usted?

Conoce los aspectos básicos del proceso del sueño y recomendaciones para dormir mejor.

© Desconocido
La ciencia nos muestra, en la actualidad, cómo y por qué el sueño influye en la forma en que nos vemos, nos sentimos y funcionamos.

En los últimos años, se ha prestado mucha atención al tema del sueño, y con buena razón. Es que la ciencia se está poniendo por fin al día en cuanto este asunto ya que el sueño es un tema de estudio fundamental y, aunque es fácil percibir que hoy se conoce mejor que hace unos treinta años (existen muy pocos estudios de los años '80, '90 ), su investigación sigue estando en fase inicial. Aun así, la intuición y el surgimiento de nuevos estudios e investigaciones nos permiten dar un lugar protagónico al sueño en nuestra rutina diaria.

De manera interesante ningún científico sabe con certeza por qué dormimos, aunque se plantean diferentes teorías como la de recuperación de las funciones del organismo, la consolidación de la memoria y la conservación de energía que las investigaciones actuales han demostrado y también debatido.

Entonces ¿qué es el sueño y qué pasa mientras dormimos?

El sueño no es ni una situación pasiva ni una falta de vigilia, sino un estado activo en el que ocurren cambios en las funciones corporales, además de actividades mentales de gran trascendencia para el equilibrio físico y psicológico de los individuos. Además de caracterizarse por bajos niveles de actividad fisiológica (presión sanguínea, respiración) y por una respuesta menor ante estímulos externos.

Normalmente mientras dormimos pasamos a través de cinco etapas: 1, 2, 3, 4, y sueño REM (del inglés "Rapid Eye Movement": Movimientos Oculares Rápidos). Al cerrar los ojos, mientras estamos descansando, estamos dando el primer paso hacia la fase 1 del sueño, llamada somnolencia. En ella, el cuerpo inicia una relajación muscular, la respiración se vuelve uniforme, y en el EEG (electroencefalograma) se observa una actividad cerebral más lenta que la que existía durante la vigilia, similar a la observada en la fase REM.

Son las diferencias en el electroencefalograma las que hacen que el sueño sea tan necesario para nuestro organismo, y que no sea suficiente sólo con descansar. Después de unos minutos en esta fase, seguimos el descenso hacia la llamada fase 2, donde las ondas cerebrales se ralentiza un poco más y posteriormente las fases 3 y 4. donde el sueño es más profundo, durante el cual el cuerpo descansa más. Se llama también fase de sueño lento, porque en la actividad cerebral las ondas son muy lentas. Cuando una persona está en esta fase se necesitan fuertes estímulos táctiles o auditivos para despertarle. Después de esta fase entramos en una nueva situación fisiológica a la que llamamos fase REM, caracterizada por los movimientos oculares rápidos y ademas porque ell EMG revela la desaparición del tono muscular, pero el resto de las funciones corporales y vegetativas se vuelven a activar. La tensión arterial, la frecuencia cardiaca, la respiratoria, la temperatura corporal y cerebral y el consumo de oxígeno tienen niveles similares a los del estado de vigilia. Al conjunto de estas cuatro fases (1, 2, 3, 4 y REM) se le llama Ciclo de Sueño, y suele tener regularmente una duración total de 90 -100 minutos. La mayoría de las personas experimentan de tres a cinco intervalos de sueño REM cada noche.

Comentario: Artículos relacionados:

Venciendo el problema para dormir más común de la Tierra
Errores comunes de dormir que pueden causarle estragos en su salud y aumentar el riesgo de migrañas y demencia
Consejos para reajustar su reloj interno y dormir mejor
Pasos para un descanso reparador
La mejor noche de tu vida y el mito de las 8 horas de sueño


Info

Leptina, la hormona del hambre. Cómo controlar la saciedad y el hambre.

© Desconocido
La mayoría de procesos que ocurren en nuestro cuerpo pueden ser atribuídos a la acción de una hormona y otra. Las hormonas dirigen nuestros procesos corporales, modulan nuestra reacción ante la ingesta de alimentos y guían el metabolismo y el equilibrio.

No las controlamos conscientemente pero podemos influenciarlas a través de las cosas que hacemos, el stress que sufrimos, lo que comemos, el ejercicio que hagamos, cuánto tiempo dormimos...

Una hormona crucial sobre la que todavía estamos aprendiendo es la leptina.

Hasta donde sabemos, esta hormona es la vigía, la que controla el metabolismo de la grasa, monitorizando cuánta energía entra en un organismo. Examina y mantiene el balance energético en el cuerpo y regula el hambre y la saciedad de 3 formas:
  1. Contrarrestando los efectos del neuropéptido Y, un estimulante de la alimentación que secreta el hipotálamo y algunas células intestinales.
  2. Contrarrestando los efectos de la anandamida, otro estimulante del apetito.
  3. Promoviendo la producción de a-MSH (alfa melanocito estimulante), relacionado con la reacción de supresión del apetito.
La leptina es segregada por las células del tejido adiposo y detectada por receptores en el hipotálamo. Si no hay leptina, la alimentación es incontrolada e incansable. En personas saludables, si hay leptina y los receptores son sensibles a la misma, se inhibe la alimentación.

Más grasa corporal significa que hay menor necesidad de alimentos, por lo que se segrega leptina para inhibir la alimentación y la acumulación de exceso de tejido adiposo.

Las personas con sobrepeso normalmente tienen mayores niveles de leptina, mientras que los delgados tienen menos. La leptina también responde al balance energético a corto plazo. Un déficit calórico severo puede resultar en secreción reducida de leptina, la respuesta natural del cuerpo para que comas cuando necesita energía. Es la hormona del hambre. Comer mucho sube la leptina, reduciendo el hambre.

Dicho de forma simple: en el largo plazo, la leptina da la señal de que el cuerpo tiene buenos niveles de tejido adiposo (energía); en el corto plazo, la leptina señala que que cuerpo ha comido suficiente. Ambos dan como resultado una reducción del apetito.

¿Pero entonces por qué hay tanta gente con sobrepeso? ¿por qué la gente con sobrepeso no responde a toda la leptina que tienen circulante y reducen su ingesta de alimentos? Y si se están sobrealimentando, ¿por qué el subidón de leptina a corto plazo no les hace efecto? No deberían tener hambre, pero la tienen. Hay algo que falla, algún error en la cadena de la leptina.

Comentario: Muchos consideran que el ayuno intermitente, es decir, la restricción calórica una vez a la semana o cada tanto, puede traer muchos beneficios a la salud. Vean:

- Qué dice la ciencia sobre el ayuno intermitente
- El ayuno podría ser bueno para la salud y el corazón
- Cuando ayunar reduce el sobrepeso y mejora el humor

Por lo demás, si hablamos de metabolismo y energía del organismo, necesariamente hablamos de mitocondrias y de combustibles necesarios para producir y consumir energía de manera eficiente. Los problemas de obesidad, diabetes y otras enfermedades de la civilización como el cáncer, tienen mucho que ver con el hecho de que nos alejamos de la dieta a la que estamos adaptados evolutivamente hablando y ésto a afectado en sobremedida nuestro metabolismo, es decir, la salud de nuestra mitocondria. Afortunadamente, en la mayoría de los casos, nunca es demasiado tarde para revertir el problema y recuperar nuestra salud cambiando nuestra alimentación moderna a una más acorde a nuestras características biológicas.

Para saber más sobre como alimentar al organismo con el combustible correcto pueden leer:

- La dieta cetogénica - Una visión general
- Dieta cetogénica contra el cáncer (II). Los combustibles del cuerpo sano y los dos estados metabólicos.
- Conviértete en una máquina de quemar grasa (Parte I)
- La cetosis es el estado fisiológico óptimo del ser humano
- ¡Gracias Cetosis! (Parte 1)


Heart - Black

El abuso infantil podría resultar en problemas de salud en la edad adulta

© Desconocido
El abuso o la negligencia infantil podrían tener consecuencias duraderas para la salud física, según sugiere un estudio reciente.

El estudio halló que el maltrato infantil podría desencadenar problemas hormonales a largo plazo que aumentan el riesgo de obesidad, de diabetes y otros problemas de salud en la edad adulta.

Los investigadores examinaron los niveles de hormonas que regulan el peso en 95 adultos, de 35 a 65 años de edad, que sufrieron abusos físicos, emocionales o sexuales o negligencia cuando eran niños. Se les agrupó según la gravedad del abuso y de la negligencia.

En el estudio se examinaron 3 hormonas. La leptina participa en la regulación del apetito y está vinculada con los niveles de grasa. La irisina participa en el metabolismo energético. La adiponectina reduce la inflamación en el cuerpo.

Los adultos que sufrieron los abusos y las negligencias más graves en la infancia tendían a tener niveles más altos de leptina e irisina y niveles más bajos de adiponectina. Todas las irregularidades en los niveles de estas hormonas son factores de riesgo de obesidad.

Attention

Canadá registra posible caso de ébola y autoridades lanzan alerta

Una persona que presenta síntomas parecidos al ébola, como fiebre alta y sangrado por la boca, se encuentra hospitalizada en Canadá, informó Denise Werker, directora adjunta de Salud de la región de Saskachetwan en el oeste canadiense .
Imagen
© BBC
Fumigación contra el virus
La persona procedía de África y mostró los síntomas una vez que arribó a Canadá, por lo que ha sido aislada en el hospital y su círculo más cercano fue puesto en cuarentena, precisó Werker. En Liberia se han detectado seis casos sospechosos de ébola.

La Organización Mundial de la Salud dijo el martes que Guinea había informado de al menos 86 casos, entre los que se incluían 59 muertos.

El virus del Ébola causa inicialmente una serie de fiebres, dolores de cabeza, musculares y conjuntivitis antes de avanzar a fases más severas. Mata a más del 90 por ciento de los infectados.

Desde 1976, el Ébola ha causado la muerte de más de mil personas, casi todas en África y hasta la fecha no tiene cura.

Comentario: Visto que la Gran Peste fue causada muy probablemente por un virus relacionado a fiebre hemorrágica como la que produce el Ébola, estos nuevos casos son una importante señal de los tiempos.

La aparición repentina de enfermedades, plagas, o pestes durante la historia humana (o en la actualidad) constituye un indicio de que quizá algo proveniente del exterior ingresó al ecosistema terrestre. Hay suficiente evidencia acumulada como para considerar esta hipótesis altamente probable. De ser así las consecuencias posibles de los impactos de cuerpos celestes en la tierra, además de las derivadas del impacto en sí mismo y de las ondas electromagnéticas generadas, podrían traer consigo nuevas variedades de virus con información genética diferente, es decir, enfermedades jamás vistas y nuevas combinaciones genéticas.

Recomendamos ver:

Cometas y los cuernos de Moisés - La caída y sus leyendas

Pestilencia, la Gran Peste y la Cura del Tabaco

Nueva luz sobre la Peste Negra: La conexión cósmica

El ADN viral "basura", la dieta cetogénica que mejora el ADN y la fuerza cometaria


Eggs Fried

Errores comunes en las dietas cetogénicas o bajas en hidratos

A la hora de pensar en dietas cetogénicas debemos seguir los consejos de dos expertos en la materia Stephen D. Phinney y Jeff S. Volek, con muchos años a sus espaldas de experiencia clínica, investigación y publicaciones en dietas bajas en hidratos de carbono, que no solo consisten en reducir hidratos sino que necesitamos hallar un equilibrio nutricional óptimo para lograr que nuestro organismo se adapte a la cetosis y sea eficiente en la quema de combustible, sin tener consecuencias perjudiciales.
Imagen
© Pin it
Quienes comienzan con este tipo de alimentación es necesario que fijen su atención en los errores más habituales que no solo harán que los resultados sean más lentos y haya más riesgos para salud y abandonos de la dieta. Estos errores más frecuentes son:

Miedo a las grasas

Si vas a restringir los hidratos de carbono necesitas aumentar las grasas. Es una mala idea que quien mantiene aún dudas sobre las grasas crean que hacer una dieta baja en hidratos de carbono y a la vez baja en grasas va a resultar más efectiva. Es uno de los mayores errores que pueden cometer. La grasa debe ser la mayor fuente de calorías en una dieta cetogénica (baja en hidratos/alta en grasa).

En porcentajes lo habitual sería un 50-60% de grasas en el total de la dieta pero los expertos aseguran que 70-80% podría ser el porcentaje más óptimo. Ese porcentaje es muy similar al que los esquimales consumen, pescado y carne deben ser de cortes grasos nada de carne magra.

Comentario: Para más información:

- Por qué "no debe preocuparnos el consumo de grasa". ¡Por fin reconocen que las recomendaciones nutricionales oficiales son basura!
- La Mentira del Colesterol o cómo inventarse una enfermedad
- Introducción a las grasas
- Un error grande y gordo
- La dieta cetogénica - Una visión general
- Dieta cetogénica contra el cáncer (IV). Niveles óptimos de glucosa y cuerpos cetónicos para hacer manejable el cáncer
- Diabetes, cáncer e inflamación
- Entrevista con la doctora Kaayla Daniel: el lado oscuro de la soja
- Entrevista con Sally Fallon Morell, Parte 1
- Lo siento por mis amigos vegetarianos, pero...
- Los beneficios de consumir vísceras


Health

¿Tienes el Síndrome del Intestino Permeable?

¿Te duele la barriga a diario y tienes fatiga y eccema? ¿O te ha salido urticaria por todo el cuerpo? ¿Has ido al médico y te ha dicho que es posible que tengas el Síndrome del Intestino Permeable? Seguramente no (y si lo ha hecho, por favor, quiero su número de teléfono). Lo más probable es que te haya mandado a casa con una caja de Aerored o una pomada, y poco más.

El problema con la permeabilidad intestinal aumentada es que al principio no notamos gran cosa. De hecho, es muy posible que puedas tener el Síndrome del Intestino Permeable (leaky gut) y ni siquiera ser consciente de ello, puesto que éste puede mostrarse de formas muy dispares.
Imagen
El sistema digestivo es nuestro pasaporte hacia la salud. Si está bien, lo más probable es que estés sano. Sin embargo, la permeabilidad intestinal aumentada nos puede dirigir hacia toda una serie de problemas de salud.

Comentario: Para una guía dietética comprensiva, no se pierda nuestro enfoque Sott La dieta paleolítica revisada.


Cookies

Los zombis existen y usted puede ser uno de ellos...

Extraído de los libros "Nutrición Depurativa" y "Lácteos y Trigo"

Nadie duda que "somos lo que comemos". Por tanto, aquello que cotidianamente ingerimos tiene una gran influencia sobre nuestro estado físico y mental. Mire a su alrededor. ¿No ve usted demasiados zombis? ¿Por qué tantas personas actúan como tales?
Imagen
© Película "Warm Bodies"
Según el Diccionario de la Real Academia, el significado de zombi es: atontado, que se comporta como un autómata. Es fácil observar como se ha incrementado el estado de apatía social en las últimas décadas. Junto a la obesidad, ha crecido ese letargo colectivo que impide establecer prioridades, privilegiando cosas banales respecto a grandes temas, como la buena salud. ¿Por qué tanta gente no puede corregir nocivos hábitos alimentarios? Es sorprendente saber que insospechados alimentos cotidianos son responsables de esta tendencia, y también de la adicción por dichos alimentos. El objetivo de este informe es comprender qué nos generan estos alimentos y porqué nos cuesta dejarlos.

Todos saben que al consumir morfina, uno se vuelve lento, apático y adicto. Esto sucede porque la morfina es una sustancia opioide. ¿Por qué somos sensibles a dichas sustancias? Porque nuestro organismo (sobre todo el encéfalo) posee receptores para estos péptidos opioides. ¿Por qué? Porque nosotros los producimos en caso de necesidad. Cuando debemos escapar de algún peligro y nos encontramos heridos, necesitamos condiciones especiales para sobreponernos. En tales situaciones, el organismo produce péptidos opioides para disminuir el dolor; las conocidas endorfinas.

Comentario: Sin duda alguna las proteínas de ciertos "alimentos" son auténticos venenos para el organismo humano. Entre ellos quizá el más consumido por encontrarse en gran cantidad en la harina de trigo es el gluten; pero no lo olvide, hay otros en otras semillas y también en la leche.

Sin embargo, pese a coincidir con los lineamientos generales del artículo, tenemos que señalar que el autor(a) cae en lo que consideramos un error común: considerar que el ser humano es frugívoro. El ser humano es esencialmente carnívoro a pesar de que esta condición hiera la sensibilidad de algunos. Podemos negar esto cuanto queramos, pero los hechos objetivos son simples: el ser humano vivió buena parte de su evolución (un par de millones de años aproximadamente) en un planeta frío que proveía rara vez o estacionalmente de frutas y verduras; así que el organismo humano evolucionó para nutrirse de la mejor manera posible, a través de los nutrientes que mayormente se encuentran en animales de caza, como también huevos y pescados. Esos eran los únicos alimentos que el hombre tenía a su alcance más fácilmente. Piense que no existía la agricultura como actualmente la conocemos, los hombres vivían en pequeños clanes nómadas que se alimentaban de lo que cazaban, pescaban, y sólo eventualmente recolectaban.

La naturaleza es, en este y en muchos otros sentidos, sabia. Así como las vacas han evolucionado para nutrirse del pasto y poder metabolizar la celulosa de este alimento, el hombre ha evolucionado para nutrirse, obtener energía eficientemente, y mantener sano su organismo, de los nutrientes provenientes del reino animal, especialmente de las grasas saturadas contenidas en la carne animal.

Oponerse a este orden natural es negar la realidad misma, y negar la realidad es una forma de autoengaño con consecuencias catastróficas...


Health

Lectinas - Asesinos nutricionales

Lectinas son una importante fuente de intolerancia alimentaria e incluso alergias a los alimentos. Puede hacer grasa.
Imagen
© Desconocido
Las lectinas producen inflamación crónica y enfermedades autoinmunes
Probablemente estás preguntando, ¿qué son exactamente lectinas? Lectinas son compuestos extremadamente fuertes que pueden girar a pícaro y trabajar contra su tolerancia alimentaria y bioquímica. Lectinas son proteínas que forman parte del sistema de inmune de la planta. Lectinas son guardianes de la planta natural para ayudar a combatir moldes, parásitos y patógenos. La mayoría de estos invasores tienen un componente de la molécula de azúcar. Las lectinas se adhiere a este compuesto; esto bloquea la actividad y el metabolismo de la molécula de azúcar y se detiene el invasor.

Michael Cutler, M.D. es un certificado médico de familia, familiarizado con lectinas, tiene un particular interés en enfermedades digestivas y degenerativas. Fue él mismo víctima de los problemas digestivos que le hizo perder parte de su intestino. Es una fuente de gran parte de la siguiente información.

Comentario: Para más información acerca de los efectos nefastos de las lectinas, vea:


Fish

Las proteínas de la carne y el pescado podrían ayudar a los hombres a envejecer bien

Imagen
© Desconocido
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

Los hombres mayores podrían mejorar física, mental y socialmente si comen una dieta rica en carne y pescado, según un nuevo estudio japonés.


Este estudio de más de 1,000 adultos mayores sugirió que los hombres que comían la mayor cantidad de carne y pescado redujeron sus probabilidades de deterioro mental y físico en un 39 por ciento, en comparación con los hombres que comían la menor cantidad de proteína animal. Pero la misma asociación no se observó en las mujeres. Ni tampoco se produjeron los mismos beneficios a partir de las proteínas procedentes de las plantas, hallaron los investigadores.

Comentario: Para más información vea:

- Por qué "no debe preocuparnos el consumo de grasa". ¡Por fin reconocen que las recomendaciones nutricionales oficiales son basura!
- La Mentira del Colesterol o cómo inventarse una enfermedad
- Introducción a las grasas
- Un error grande y gordo
- La dieta cetogénica - Una visión general
- Dieta cetogénica contra el cáncer (IV). Niveles óptimos de glucosa y cuerpos cetónicos para hacer manejable el cáncer
- Diabetes, cáncer e inflamación
- Entrevista con la doctora Kaayla Daniel: el lado oscuro de la soja
- Entrevista con Sally Fallon Morell, Parte 1
- Lo siento por mis amigos vegetarianos, pero...
- Los beneficios de consumir vísceras


Magic Wand

Cómo realizar tu edulcorante casero con Stevia natural (receta de postre incluída)

© Paleo System
¡Hola a todo/as!

Esto es algo que os va a encantar a los más golosos porque vamos a ver cómo de una planta de Stevia podemos sacar nuestro edulcorante natural, sin químicos.

Edulcorar con stevia está a la orden del día, la emplean diabéticos, personas que están a dieta o con un régimen, o simplemente gente que prefiere endulzar de una forma más sana sus bebidas o platos.

Las grandes empresas se han dado cuenta de esto y en el mercado ya se pueden encontrar numerosas marcas que la comercializan, pero ojo, no todas las stevias son iguales y mucho menos no todos los productos envasados que la contienen son tan sanos... Hay de todo. Como siempre os digo y ya nos sabemos todos al dedillo: hay que leer las etiquetas de los envases.

Sobretodo hay que tener muy en cuenta que la stevia que consumimos no sea transgénica. Es muy importante.

Aquí podéis leer un poco más sobre ello: ¿Stevia? o TRUVIA, el engendro de Coca Cola y un nuevo engaño de la industria alimenticia

Pero antes de entrar en materia, dejemos claros 3 puntos básicos sobre los edulcorantes, ya sean naturales o químicos:
  1. TODOS los edulcorantes, calóricos o no-calóricos, pueden contribuir a la ganancia de peso o impedir la pérdida de peso.
  2. Los edulcorantes que provienen de la naturaleza (como la stevia) son siempre la mejor opción para consumir que los que provienen de un laboratorio o fábrica (sacarina, aspartamo, etc).
  3. Independientemente de la fuente de origen, siempre es mejor reducir al mínimo tu exposición a los edulcorantes.
Existen cerca de 150 especies diferentes de la planta, de acuerdo con la Universidad de Nebraska así que la stevia que debes tomar es la variedad de stevia verde o stevia rebaudiana. Esta es la más dulce y tiene grandes y tiernas hojas, verás que están melladas, de forma opuesta entre si alrededor de su tallo y son capaces de crecer entre 65 a 80 cm de alto. Sus tallos son frágiles.

Comentario: Nuestros lectores ya saben que desde SOTT recomendamos probar la dieta cetogénica o bien, la dieta paleolítica. Muchas veces puede resultar difícil adaptarse debido a la falta de postres y, admitámoslo, a todos nos gusta un postrecito de vez en cuando. Pues bien, aquí les ofrecemos una opción deliciosa para probar, utilizando la stevia como edulcorante.

Chocogelatina cetogénica

© Sott.net
La chocogelatina cetogénica es una excelente opción para quienes no quieren aumentar la ingesta de carbohidratos, manteniendo niveles mínimos de glucosa. Además, es una forma excelente de consumir caldo de huesos, el alimento por excelencia en cuanto al valor nutritivo y regenerador.

Para poder realizar este postre, primero tienen que preparar un caldo de huesos, pueden ver cómo prepararlo aquí y aquí. ¡OJO! el caldo de huesos utilizado para este postre no debe hacerse con sal, verduras u otros agregados, es decir, debe ser un caldo de huesos y nada más. La idea es extraer los nutrientes de los huesos y que quede bien gelatinoso, esta es la gelatina que nos sirve como 'materia prima' para el postre.

Una vez que ya tenemos nuestro caldo de huesos, ponemos 2 tazas de éste en una procesadora de alimentos (licuadora), agregamos cacao en polvo (puro) a gusto (esto dependerá de si les gusta el sabor amargo del chocolate o lo prefieren más suave), una o dos cucharaditas de canela, una cucharada de manteca de cerdo (para darle una consistencia más cremosa y hacerlo aún más nutritivo) y stevia a gusto.

A parte, separamos las claras y las yemas de dos huevos, a estas últimas las agregamos a la licuadora. Por separado, batimos las claras a punto de nieve y las apartamos.

Encendemos nuestra licuadora con todos los ingredientes adentro y la dejamos unos 2-3 minutos para que se mezclen bien todos los ingredientes. Luego vertemos todo en un bowl y agregamos las claras batidas anteriormente, y mezclamos ligeramente para que no se pierda la consistencia de las mismas. Vertemos esto en el recipiente final y lo guardamos en la congeladora por unos 30 minutos, luego lo dejamos en la heladera por una hora y listo ¡Verán que les queda un postre delicioso y extremadamente nutritivo!

¡Disfrútenlo!
Notas:
  • Es importante no dejar la Chocogelatina en la congeladora por mucho tiempo ya que se cristaliza y pierde su consistencia de gelatina.
  • También se puede utilizar una gelatina en polvo sin sabor y libre de gluten, pero el valor nutricional disminuye mucho con esta opción.