La "hipercorrección" es un modo de lograr que los alumnos aprovechen el flujo constante de información al que se ven expuestos para combatir "falsas certezas", afiman investigadores.
Retroalimentación
© Desconocido
El papel del docente se vuelve crucial en el proceso de retroalimentación.
Con tanta información disponible en Internet, muchos alumnos creen erróneamente estar en posesión de los datos correctos, y sus profesores encuentran muy difícil combatir estas falsas certezas. Una reciente investigación revela la existencia de un "efecto de hipercorrección" que podría ser la solución al problema.

Andrew Butler, investigador del Departamente de Psicología y Neurociencia de la Universidad de Duke (EEUU), junto a Lisa Fazio, psicóloga en la Universidad Carneige Mellon,y Elizabeth Marsh, profesora en Duke, estudiaron cómo afecta la confianza de una persona en sus conocimientos, a su habilidad para corregir errores en función del tiempo.

Los investigadores trabajaron con 50 universitarios, quienes debieron responder un cuestionario de 120 preguntas sobre temas básicos de Ciencia, como por ejemplo ¿qué almacena la joroba de un camello?, ¿cuántos cromosomas tiene un ser humano?, o ¿cuál es la región más árida del planeta?

Luego de responder a cada pregunta, se les pidió que consignaran el grado de confianza que tenían en la respuesta dada.

Un grupo de estudiantes fue vuelto a testear inmediatamente, y el 86% corrigió sus errores mostrando lo que los investigadores llaman "efecto de hipercorrección", esto es, la capacidad de corregir más eficazmente errores en las preguntas en las que se habían sentido más confiados de saber la respuesta correcta.

En contraste, otro grupo de estudiantes testeado una semana más tarde, sólo corrigió un 56% de sus errores, y cuando se los testeó más allá de ese período de tiempo, el efecto se invirtió, de modo que la mayoría de los errores persistieron, sobre todo en aquellas preguntas en las que se habían mostrado más confiados de saber la respuesta.

"Aunque los errores por exceso de confianza pueden ser fácilmente corregidos en el corto plazo, nuestros hallazgos sugieren que una instancia de realimentación no alcanza para producir correcciones duraderas cuando el falso conocimiento está instaurado", sostiene Butler. "Sin más práctica, los errores volverán a aparecer en el tiempo".

Los autores sugieren que el efecto de hipercorrección puede ser aprovechado "haciendo que los estudiantes practiquen repetidamente la búsqueda de información (y reciban rápida realimentación) para promover su retención", opina Butler. "De este modo los estudiantes evitarán revertir al conocimiento falso que tenían muy afianzado".