Los investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México realizan una intensa búsqueda de un meteorito en Hueytemalco y San José Acatemo, en Puebla, México.
Meteoritos del Molino de Sutter
© NASA- Ed. Schilling
Meteoritos del Molino de Sutter, en California, encontrados el 3-5-2012.
Numerosos testigos vieron este viernes a las 22:15 horas la caída de un objeto luminoso seguido de una explosión y se cree que habría impactado en el suelo.

Investigadores de UNAM, cuerpo de bomberos, Protección Civil, la Policía y equipos de seguridad pública de Hueytamalco, San José Acateno, Tlapacoyan y Martines de la Torre fueron en la búsqueda.

Meteoritos del Molino de Sutte2
© NASA- Ed. Schilling
"Hasta el momento todas las personas coinciden en una versión, entonces pudo haber caído un objeto incandescente, lo que no sabemos hasta el momento es de donde pudo haber caído exactamente", declaró Sergio Rodríguez Elizarraraz del Instituto de Geología de la UNAM.

"Podríamos encontrar a lo mejor fragmentos; un meteorito entero es muy difícil, son muy contados los casos. El interés de nosotros es fundamentalmente científico; si lo encontramos, podríamos estudiar las características primigenias de la composición misma del planeta del Sistema Solar", agregó el geólogo.

Pobladores de Coapal, Palo Gacho, Mangal y Las margaritas, todos revelaron haber visto caer un objeto, sentir el golpe en la Tierra e incluso en algunos casos acompañado de un estruendo y temblor. En algunas zonas causó fallas eléctricas, sin embargo aún no dan con el objeto.

Meteorito Sutter en California

Fragmentos de otro meteorito fueron dispersados ​​recientemente alrededor de Molino de Sutter, en California.

Este meteorito aterrizó a las 7:51 am PDT el Domingo, 22 de abril 2012, en las afueras de Lotus, California, en los potreros ubicados en las montañas de Sierra Nevada.

La familia de Haas, dueña de la propiedad declaró a la NASA que "sonó como una explosión sónica", dijo Alan Ehrgott, que vive en la zona de Molino de Sutter.

Para Peter Jenniskens, astrónomo del Instituto Seti, la búsqueda de este meteorito es equivalente a ganar la lotería, informa la NASA, debido a que este descubrimiento es un chrondrite carbonosa muy raro que se descompone rápidamente en el clima húmedo.

El equipo científico debía recorrer el terreno de inmediato para identificar posibles candidatos de este meteorito y su recuperación antes de descomponerse.