Alvaro Gámez Torres
© Desconocido
En esta imagen se observa a quien según un video que presentan los denunciantes sería el pastor Alvaro Gámez Torres manteniendo relaciones sexuales con dos mujeres del culto.
Colombia. La denuncia de supuestas aberraciones contra el máximo líder de esta comunidad religiosa ubicada en el antiguo teatro Alcázar de Pasto, fue presentada por el presidente de la Red de apoyo a víctimas de sectas. Los representantes del culto no se han pronunciado.

Una cámara de video que se afirma fue instalada en una macetera fue la clave para que se descubrieran las aberraciones de las cuales se acusa al pastor de la iglesia de Salem en Pasto, Alvaro Gámez Torres.

El argumento fue expuesto por el presidente de la Red de apoyo para las víctimas de Sectas, Héctor Navarro, quien ratificó ante medios de comunicación regionales que el pastor sostenía relaciones sexuales mientras en el escenario, a pocos pasos, se desarrollaba la alabanza. Posteriormente y terminado el acto, precisa, éste salía nuevamente para continuar con su prédica.

"Es terrible decirlo, pero este hombre es realmente un acto animal tal como se videncia en los videos que se tienen.

Por ejemplo, en una de las grabaciones se ve en primer plano a Gámez teniendo sexo con dos mujeres al tiempo de la manera más degradada porque siempre utiliza las posiciones sexuales en las que él aparece como dominante", argumenta Navarro.

Afirma que en los videos se escuchan las alabanzas mientras el pastor tiene sexo, por lo que Navarro argumenta que realmente quien ve eso se estremece. Asegura que da asco el ver como alguien mantiene relaciones sexuales de la manera más degradante mientras se escuchan cantos a Dios.

El presidente de la red anota que pese a que Gámez ha manifestado que las grabaciones en video no son más que un montaje de personas que quieren desprestigiarlo y supuestamente se ha montado la cara de él sobre un video pornográfico, se ha logrado precisar que las imágenes son auténticas.

Amenazas de muerte

"Esta vez tenemos pruebas concluyentes porque no hay discusión. En pocos días hemos hecho copias de estos videos en cantidad porque nos han amenazado de muerte.

Un hombre junto con otro en una motocicleta armados nos han lanzado advertencias tanto a mí como a las personas que colaboran con la investigación", expone Navarro.

Afirma que ante esta situación el gobierno colombiano le ha ofrecido protección y en este momento dice que lo realmente importante es salvar a otras potenciales víctimas que podrían caer en las garras del pastor.

Situación desconocida El presidente de la Red de apoyo víctima de sectas, Héctor Navarro, sostiene que la inmensa mayoría de las personas que asisten al culto en Pasto y otras ciudades de Colombia no tiene la menor idea de que estas irregularidades están sucediendo.

"Ante esta situación el pastor ha salido de Pasto con destino a Cali con toda su familia, argumentando que lo hizo debido al acoso de la prensa. "Posteriormente expresó que su casa había sido invadida por la guerrilla, como dando a entender que estamos en complicidad con esa situación", expuso.

Las víctimas

Las presuntas víctimas de los abusos sexuales del pastor de Salem, Alvaro Gámez Torres, dialogaron con DIARIO DEL SUR tras manifestar que estos casos no se denunciaron antes porque el pastor no tenía un superior jerárquico en la organización.

Según relataron las víctimas (se tienen grabaciones de las denuncias) cuando el pastor se encontraba tocando el saxofón con temas de alabanza, y entraba el grupo musical a interpretar las canciones de adoración, Gámez abandonaba el escenario dirigiéndose en ese momento a su oficina en donde lo esperaban las niñas que voluntariamente llegaban hasta ese sitio y las sometía a todo tipo de vejámenes.

"En el escenario existe una puerta que conduce al denominado 'salón de los niños' y junto a este una puerta que lo lleva a su oficina. Las niñas llegan hasta esa oficina por una entrada a través de la cual no pueden ser vistas, lo que hace que nadie pueda sospechar siquiera de lo que está pasando allí", sostuvo una de las afectadas.

Relató además que ubicadas en todo el templo se encuentran cámara, a excepción del 'salón de los niños' y la oficina de Gámez, en donde está un monitor desde el cual el pastor vigila que nadie pueda llegar hasta el sitio y percatarse de todo lo que sucede.

Argumentan además que dentro del templo mientras suceden estas cosas existen personas con teléfonos celulares que les van dando las explicaciones a las niñas de lo que tienen que hacer, afirmando que son indicaciones de Dios.
"Cosas como Dios dice que te pongas en cuatro o Dios dice que hagas esto o aquello con el fin de que las víctimas crean que están obrando bien. Así mismo hay otra persona que le informa al pastor si alguien puede acercarse, para que termine lo que está haciendo de inmediato", señalan.

Presentan infecciones

Las personas que han sido víctimas de Gámez Torres sostienen que entre las niñas y adolescentes a las que el pastor ha penetrado presentan infecciones, las cuales son tratadas por el pastor que es médico de profesión. No obstante advierten que no existen embarazos debido a que Gámez fue sometido a una vasectomía.

"El pastor no usa preservativo y luego de terminar de penetrar a una de las niñas pasa posteriormente a penetrar a otra, llegando a estar en un solo día hasta con siete mujeres", afirman las víctimas que por obvias razones no se identifican.

La maldición de Judas

Según las víctimas de estos abusos, una de las maneras con la que el pastor las obliga a guardar silencio y no hablar de lo que les hace es amenazándolas con que les caerá la maldición de Judas, en las que se establece que si alguien lo traiciona caerá en desgracia, siendo una persona enferma o vivirá en la miseria, extendiéndose este mal a sus familias.

"Para el común de las personas puede resultar ridículo que alguien crea en este tipo de situaciones. Sin embargo pensarán otra cosa si se ubican en la realidad de las menores de edad que han crecido en un submundo irreal que ha sido moldeado según el pensamiento de este pastor".

Escarnio público

Las víctimas manifiestan que cuando alguien se vuelve contra el pastor o se niega a hacer sus caprichos, lo acusa ante las demás personas que se encuentran en el teatro afirmando que debe ser rechazada por todos los medios posibles.

"A las personas que abandonan el culto las tilda de ser delincuentes o de otro tipo de cosas a fin de que a todos los miembros que se salen los aparten y rechacen", aseguran.

Exhortan a las personas que hayan sido víctimas de este tipo de atropellos que se pronuncien.

Guardan silencio

Ante las denuncias del presidente de la Red de apoyo para las víctimas de sectas, Héctor Navarro, un equipo de DIARIO DEL SUR se dirigió hasta las instalaciones del templo del Ministerio Apostólico y Profético Salem de Pasto para escuchar un pronunciamiento de esa comunidad evangélica.

No obstante, las personas encargadas de la secta señalaron no tener nada que decir frente a las denuncias. Posteriormente uno de los miembros de Salem, quien se identificó como Johny Gámez, sostuvo que habría un pronunciamiento oficial de la comunidad, sin embargo hasta el momento no se lo ha hecho.