tuberculosis
© Desconocido
La transmisión de la tuberculosis es por vía aérea y afecta en principio a los pulmones, pero puede afectar otros órganos.
En el estado de la Florida se desarrolla la mayor infección no contenida de tuberculosis en los últimos 20 años, de acuerdo a un reporte del cinco de abril del Centro para el Control de Enfermedades.

El hospital estatal A.G. Holley, del condado de Palm Beach a más de 70 millas (113 km) de Miami, cerró sus puertas el pasado dos julio. Éste era el único centro en el estado de la Florida especializado en tratar la tuberculosis (TB).

La medida de cierre busca ahorrarle dinero al gobierno de Florida y fue aprobada por el gobernador Rick Scott y los representantes legislativos estadales en marzo de este año.

Sin embargo, la orden de cierre siguió adelante pese a un reporte fechado del 5 de abril del Centro para el Control de Enfermedades (CDC) que señaló que en Florida ocurre la mayor infección no contenida de TB en los últimos 20 años. Así como la alza más virulenta en todo el país, con 13 muertes y 99 personas infectadas, mayoritariamente los afectados son los indigentes.

También funcionarios de salud del condado de Duval de Florida, al norte del estado, solicitaron ayuda al CDC después de notar un súbito incremento de 16% en casos de TB sobre todo afectando a la población indigente, según información del Florida Times-Union.

Alrededor de 3.000 personas pudiesen haber estado en contacto con pacientes contagiados con TB, según el mencionado reporte.

El cierre fue adelantado seis meses antes de la fecha pautada. Los políticos justificaron el cierre de este centro, que es uno de los cuatros en todo el país especializado en TB, en que desde 2010 hay un declive en los contagios de esta enfermedad respiratoria. Lo que indica que fueron ignorados el cuadro epidémico formulado por el CDC.

Antes de cerrar el hospital A.G. Holley dio de alta a 18 pacientes al cuidado de los departamentos de salud locales, ya que diagnosticó que no suponen riesgo de pasar la enfermedad a otros.

Los pacientes que todavía pueden propagar la bacteria a otras personas fueron transferidos al hospital Jackson Memorial de Miami y al Shands de Gainesville, dos instituciones sanitarias que ofrecen atención gratuita a pacientes no asegurados, como es el caso de la mayoría de los afectados.

La TB se transmite por vía aérea y afecta en principio a los pulmones, pero puede atrofiar el cerebro, los riñones o la columna vertebral.