calentamiento global
© Desconocido
El mundo dejó de calentarse hace casi 16 años, según los nuevos datos publicados.
El calentamiento global se detuvo hace 16 años, revela el informe de Meteorología de Londres (Met Office) el cual fue dado a conocer de modo silencioso.

Las cifras revelan que, desde principios de 1997 hasta agosto de 2012 no hubo aumento de las temperaturas globales

Esto significa que la "pausa" en el 'calentamiento global' ha durado casi el mismo tiempo que el período anterior, cuando las temperaturas aumentaron, desde 1980 hasta 1996.

El mundo dejó de calentarse hace casi 16 años, según los nuevos datos publicados.

Las cifras, que han desencadenado un debate entre científicos del clima, revelan que desde principios de 1997 hasta agosto de 2012, no hubo aumento discernible en las temperaturas globales.

Esto significa que la "meseta" o "pausa" en el calentamiento global ha durado por casi el mismo tiempo que el período anterior, cuando las temperaturas aumentaron entre 1980 a 1996. Antes de eso, las temperaturas se mantuvieron estables o en descenso durante unos 40 años.

Los nuevos datos, recopilados en más de 3.000 puntos de medición en tierra y mar, se dieron a conocer en voz baja en el Internet, sin ninguna fanfarria por parte de los medios de comunicación y, hasta hoy, no han sido reportados...

Esto contrasta fuertemente con la publicación de las cifras anteriores, hace seis meses, que contaban sólo hasta finales de 2010 - un año muy cálido.

Finalizando los datos significa que es posible mostrar una tendencia leve al calentamiento desde 1997, pero el 2011 y los primeros ocho meses de 2012 fueron mucho más fríos, y por lo tanto esta tendencia queda anulada.

Algunos científicos del clima, como el profesor Phil Jones, director de la Unidad de Investigación Climática de la Universidad de East Anglia, la semana pasada desestimó la importancia de la meseta, diciendo que 15 ó 16 años es un periodo 'demasiado corto' del cual extraer conclusiones.

Otros expresaron su desacuerdo. La profesora Judith Curry, quien es la cabeza del departamento de ciencias del clima en la prestigiosa Georgia Tech university, dijo a The Daily Mail el domingo, que esta claro que los modelos informáticos utilizados para predecir el calentamiento futuro eran "profundamente defectuosos".

Incluso el profesor Jones admitió que él y sus colegas no entienden el impacto de la "variabilidad natural" - factores tales como ciclos de largo plazo y los cambios de temperatura del océano. Sin embargo, dijo que todavía estaba convencido que "la década actual terminaría mucho más caliente que las dos anteriores."

Los datos regulares recogidos de la temperatura global se llaman HadCRUT 4, y se emitieron conjuntamente por el Met Office's Hadley Centre y por la Unidad de Investigación climática del Prof Jones.

Desde 1880, cuando la industrialización comenzó a reunir estadísticas confiables por primera vez a escala global, el mundo se ha calentado 0,75 grados Celsius.

Algunos científicos han afirmado que este ritmo de calentamiento va a aumentar enormemente a no ser que se realicen drásticos recortes a las emisiones de dióxido de carbono, prediciendo un aumento catastrófico de hasta otros cinco grados centígrados para finales de siglo.

Las nuevas cifras fueron liberadas en tanto el Gobierno británico dejó claro que 'torcería' sus propias reglas de emisión de dióxido de carbono y construiría nuevas centrales para combatir la amenaza de apagones.

En la conferencia del Partido Conservador de la semana pasada, el nuevo ministro de Energía, John Hayes, dijo que "las teorías altisonantes de los académicos burgueses de izquierda no anularán los intereses de las personas comunes y corrientes que necesitan combustible para calefacción, luz y transporte - Las políticas energéticas, son para la mayoría, no para 'unos pocos - un compromiso que ha provocado la furia de los activistas verdes, que temen que la reducción de los enormes subsidios otorgados a las empresas de turbinas de viento.