Cécile Kyenge
© Archivo
La ministra Kyenge no quiso entrar en la polémica por el episodio.
Tras ser comparada por el vicepresidente del Senado con un orangután, la ministra italiana de Integración, Cécile Kyenge, de origen congoleño, fue objeto anoche de otro acto de intolerancia y desprecio hacia su persona, al serle lanzadas dos bananas.

Los hechos tuvieron lugar en una fiesta del progresista Partido Demócrata (PD), del primer ministro Enrico Letta, en el noreste de Italia.

Algunos militantes del movimiento de extrema derecha, Fuerza Nueva, lograron infiltrarse en la fiesta, y uno de sus integrantes lanzó dos bananas hacia un escenario, en donde se encontraba la ministra.

Kyenge respondió en su perfil en la red social Twitter, restando importancia al tema: "Con la gente que muere de hambre y la crisis, es triste desperdiciar comida así".

Dado el alto nivel de crispación generado en la extrema derecha en torno a la primera ministra negra de Italia, la Policía estaba alerta en la fiesta del PD de posibles ataques contra Kyenge, pero su presencia no pudo evitar el lanzamiento de bananas.

"Había un grupito de opositores, pero nadie los vio. Se escaparon enseguida. Tiene que ser gente que en la vida recoge lo que siembra. La ministra no comentó el episodio de modo particular, porque es una persona educada", dijo a los periodistas Paola de Micheli, del PD, presente en el acto en el momento de los hechos.

"La inmigración mata"
Cécile Kyenge2
© ilcittadinomb.it
Un día antes, el jueves, militantes de Fuerza Nueva habían colocado tres maniquíes manchados con pintura rosa, simulando sangre, en el lugar en el que se iba a celebrar la fiesta del PD. Junto a los maniquíes colocaron panfletos contra el plan del Gobierno italiano para dar la nacionalidad a los hijos de inmigrantes nacidos en Italia, indicando que "la inmigración mata".

El lanzamiento de bananas contra la ministra alude a los dichos del vicepresidente del Senado y exministro de Simplificación Normativa, Roberto Calderoli, quien el pasado día 13 desató una gran polémica al comparar a Kyenge con un orangután, lo que le valió la exigencia de dimisión de parte de la mayoría de grupos políticos.

Estos no fueron los únicos hechos de agresión hacia la ministra. En junio pasado, una exconsejera de la secesionista Liga Norte, Dolores Valandro, fue expulsada del partido y condenada a 13 meses de prisión y 3 años de inhabilitación por instigación a cometer actos de violencia sexual por motivos raciales, después de haberse preguntado en Facebook si no habría nadie que "violara" a Kyenge, luego de que ésta defendiera a los inmigrantes, tras haberse sabido que un africano había intentado abusar de dos jóvenes.
Cécile Kyenge3
© imolaoggi.it