Todos saben lo que son las sirenas, pero pocas personas han sido capaces de aportar pruebas para dar testimonio de su existencia.
Imagen
© Captura de pantalla/Youtube
Captura de pantalla de imágenes del avistamiento de sirenas el 6 de marzo de 2013, por el geólogo marino Torsten Schmidt.
Las sirenas han sido objeto de fascinación por siglos. Culturas de todo el mundo, que no tenían contacto entre sí, tienen sirenas en su folklore, todos con descripciones muy similares. A partir de estas historias y películas modernas, todos sabe lo que son, pero pocas personas han sido capaces de aportar pruebas para dar testimonio de su existencia. Los escépticos son muchos, pero también hay quienes lo creen.

Para aquellos intrigados por la pregunta de si existen o no, a continuación encontrarán un puñado de avistamientos documentados, luego decida si cree.

1. Marzo de 2013 - Mar de Groenlandia

Este año, el 6 de marzo de 2013, el geólogo marino, Dr. Torsten Schmidt, dio a conocer extraordinarias imágenes de lo que él cree es una sirena captada por la cámara durante una exploración en aguas profundas.

Contratado por Islandia Geo Survey, el Dr. Schmidt y su equipo danés trabajó en el "mapeo sísmico y toma de muestras en el fondo del mar" para localizar sitios prometedores en reservas de petróleo y gas natural.

Cerca de 3.000 pies (1.000 metros) por debajo de la superficie del océano, el Dr. Schmidt informó no sólo de haber visto un fenómeno interesante, sino también que escuchó algunas cosas notables. Después de informar a Islandia Geo Survey acerca de los extraños sonidos que escuchó mientras escaneaba en el fondo del océano, pidió llevar a cabo una investigación, la cual fue rechazada.

"Se nos recordó de nuestros acuerdos de confidencialidad. Y nos dijeron que no podíamos compartir nuestra grabación con nadie más", el Dr. Schmidt dijo al periodista Jon Frankel en el documental de Animal Planet, "Sirenas: la nueva evidencia".

El Dr. Schmidt terminó realizando su propia investigación en la que "llevó dos cámaras en cada inmersión, por si acaso las vemos". Al comentar sobre su toma, el Dr. Schmidt dijo a Jon Frankel, "Bien, la miré así y supe que estaba mirando la cara de otra especie inteligente, al igual que nosotros".

2. Mayo de 2013 - KiryatYam, Israel

Kiryat Yam, es el único lugar en el mundo donde se da una recompensa de un millón de dólares y está en juego para la primera persona que pueda proporcionar imágenes concluyentes captadas de una sirena real. El gobierno local ha ofrecido esta recompensa en respuesta a los numerosos avistamientos de sirenas en el lugar.

Al parecer hay una sirena que aparece a veces al atardecer. Una de las primeras personas en ver a la sirena fue Shlomo Cohen: "Yo estuve con amigos cuando de repente vimos una mujer tendida en la arena de una forma extraña. Al principio pensé que era sólo otra bañista, pero cuando nos acercamos a ella se lanzó al agua y desapareció. Todos estábamos en shock porque vimos que tenía una cola", Cohen lo citó en Israel National News.

3. 2012 - Zimbabue, África

En Zimbabue, han sido vistas en varias ocasiones. Se afirmó que los esfuerzos para completar la construcción de represas se retrasaron debido a las sirenas. Al parecer, habían hostigado a los trabajadores en la instalación de bombas de agua. "Todos los oficiales que he enviado prometieron no volver allí", dijo el ministro Nkomo, citado en el periódico Herald aprobado por el estado de Zimbabue.

"Incluso hemos contratado a blancos que piensan que nuestros muchachos no querían trabajar pero ellos también volvían diciendo que no quieren trabajar allí de nuevo", agregó Nkomo.

4. Agosto de 1991 - Sudáfrica

Como el 30% de los restos de una criatura humanoide desconocido, se encontró en el vientre de un gran tiburón blanco muerto en el sur de África. El cuerpo fue examinado y se determinó que tenía manos y cráneo humanoide. Una púa de raya quedó atascada en las mandíbulas del tiburón, y esto afirma que es el arma de una sirena.

5. 1967 - Columbia Británica, Canadá

El avistamiento se produjo cuando turistas que se encontraban en un ferry vieron a una mujer con la cola de un delfín. Se la describe como tener un cabello hermoso, rubio, y fue vista comiendo salmón. Se informó en el periódico Times-Colono y llamó mucho la atención, pero desde entonces nadie lo ha vuelto a ver.

6. 1943 - Islas Kei, Indonesia

En 1943, en la época de la Segunda Guerra Mundial, fueron vistas varias sirenas por soldados japoneses en costas de las Islas Kei, en Indonesia. Ellos dijeron haberlas visto nadando en el agua, y a otra en la playa. Una descripción de la vista en la playa es la siguiente: aproximadamente de cuatro pies nueve pulgadas (150 centímetros) de alto, de piel rosada, lucía con rostro y extremidades de un humano, picos a lo largo de su cabeza, y una boca como de carpa.

Cuando el sargento Taro Horiba escuchó la noticia de una sirena muerta que fue arrojada a la orilla, fue a examinarla. Después de verla con sus propios ojos quedó convencido. Después de su regreso a Japón, instó a los científicos a ir a estudiar a esas sirenas, pero sus demandas fueron rechazadas, ya que no le creyeron, por lo tanto, no se llevó a cabo ninguna investigación.

Los lugareños se refieren a ellas como OrangIkan, o "gente pez" en Malaya. Hubo varios avistamientos de este tipo en la zona, y al parecer informes de sirenas, dan cuenta de que han sido presuntamente atrapadas en redes de pesca en alguna ocasión.

7. Agosto de 1886 - Cape Breton, Canadá

Se reportó el avistamiento de una sirena en Canadá, en 1886, es citado por el zoólogo Dr. Karl Shuker en su sitio web. El informe llegó al periódico Cape Brooklyn Eagle, en agosto de 1886.

"Los pescadores de Gabarus, Cape Breton [una isla frente a la costa de Nueva Escocia, Canadá], se han sorprendido por las apariciones de una sirena, fue vista en las aguas por algunos pescadores hace unos días. Mientras que el Sr. Bagnall, acompañado de varios pescadores, estaba en un barco, observaron flotando en la superficie del agua a pocos metros de la embarcación, lo que se suponía era un cadáver.

Al acercarse a él, con el fin de llevarlo a la orilla, vieron que se movía, para su gran sorpresa, se dio la vuelta en posición sentada y les miró a ellos y desapareció. Unos momentos después, nuevamente apareció en la superficie y volvió a mirarlos, tras lo cual desapareció completamente. La cara, cabeza, hombros y brazos eran similares a los de un ser humano, pero las extremidades inferiores tenían la apariencia de un pez.

La parte posterior de su cabeza estaba cubierta con pelo largo y oscuro parecido a la crin de un caballo. Los brazos tenían la forma de un ser humano, excepto en que los dedos de una mano eran muy largos. El color de la piel no era diferente a la de un ser humano. No hay duda de que la misteriosa desconocida es lo que se conoce como una sirena, y la primera que se haya visto en aguas de Cabo Breton".

8. Junio de 1737 - España

Shuker cita otro informe periodístico del diario Kennebec Journal of Augusta, Maine, 24 de junio 1873

"Casi al mismo tiempo [c.1737] una historia que vino de Virgo, en España, dice que algunos pescadores en esa costa, cogieron una especie de tritón de un metro y medio, de pies a cabeza. La cabeza era como la de una cabra, con una larga barba y bigote, piel negra, un poco peludo, cuello largo, brazos cortos, las manos más largas de lo que debería ser en proporción, y sus dedos largos, con uñas como garras; los dedos de los pies palmeados, y una aleta en la parte inferior de la espalda".

9. Junio de 1608 - Henry Hudson cerca de Rusia

Henry Hudson explorador y descubridor del río Hudson, registra haber visto una verdadera sirena cerca de Rusia. Escribió en su diario: "Dos miembros de la tripulación -Thomas Hules y Robert Rayner - avistaron una sirena a 75°-7'N, y gritaron al resto de la tripulación para que fueran a verla". Hudson lo registró más como tener una "cola de una marsopa y moteada como una caballa".

10. Enero de 1493 - Los viajes de Cristóbal Colón

Cristóbal Colón reportó avistamientos de sirenas mientras estuvo en el mar. Él declaró: "No eran tan hermosas como se pintan, aunque en cierta medida tienen una apariencia humana en la cara....".