Imagen

¿Una gran conspiración para envenenar el abastecimiento de alimentos? No realmente.
"La dieta, las inyecciones y los mandamientos se combinarán desde una edad muy temprana para producir el tipo de carácter que las autoridades consideran deseable"

~ Bertrand Russell, El impacto de la Ciencia sobre la Sociedad.
Cualquiera que haya echado aunque sea una mirada superficial a lo que pasa por alimento para humanos en estos días no puede más que concluir que literalmente no es apto para el consumo. Aspartamo, BPA, Flúor, GMS (Glutamato monosódico), conservantes, carnes clonadas o irradiadas, cría intensiva, OGMs, colorantes artificiales, sabores artificiales, nanopartículas - la lista de comidas frankenstein que se nos pide engullir felizmente por nuestras gargantas es interminable y cada vez más espeluznante.

Parece que, día a día, conocemos nuevas historias sobre como los alimentos que ingerimos están siendo pervertidos, de tal modo que se alejan cada vez más de lo que realmente nutre a nuestros cuerpos y, por tanto, afectan nuestra habilidad para pensar, movernos y funcionar en general como deberíamos.

Entonces, uno podría ser perdonado por ver algún tipo de agenda detrás de esta perversión en nuestra comida. ¿Cómo podríamos explicar la corrupción en los ingredientes más esenciales para nuestra salud mental, emocional y física, si no fuera por la existencia de una gran conspiración consciente por parte de la "élite" para controlar a toda la población del planeta? Una población que no está en condiciones de pensar y actuar, no está en condiciones de rebelarse, ¿no es cierto? Seguramente una población que es adicta a los aditivos de los alimentos -e incluso adicta a alimentos naturales como el gluten, la caseína y el azúcar que poseen sustancias que alteran nuestra percepción y nos hacen dependientes de estos alimentos- es una población fácilmente manejable por las maquinaciones de la clase gobernante.

Un popular meme en nuestra "posmoderna" sociedad distópica es "comida de la opresión". Este término es a menudo usado específicamente para describir las harinas blancas, arroz blanco, azúcar blanca y otros ingredientes refinados que han sido incorporados sin ningún chequeo a nuestra alimentación moderna (irónicamente, a través del esfuerzo del "hombre blanco"). A menudo se ha señalado que los egipcios usaban pan y agua para alimentar a sus esclavos, suficiente para mantenerlos trabajando, pero no para darles la energía necesaria para tomar conciencia de su situación menos que favorable y rebelarse, a pesar de ser superiores en número. En este vídeo con subtítulos en español, el gran teórico de las conspiraciones por excelencia, Alex Jones, nos dice que estamos viviendo bajo un equivalente moderno de los antiguos señores egipcios y ellos están usando la misma táctica ruin para esclavizarnos.

Imagen

Esclavos egipcios tirando de un gigante bloque de queso para alimentar a sus amos psicopáticos
Por un lado, cuanto más escuchamos a Alex Jones y consideramos los datos crudos, más podríamos vislumbrar como plausible que la continua intoxicación de nuestra cadena de alimentos es parte de algún diabólico plan de la "élite". ¿Por qué serían agregados esos tóxicos aditivos a nuestra comida sino para "enfermar y esterilizar a la población con el propósito de la eugenesia"? Seguramente un "estado policial global" es necesario para implantar los "sistemas encubiertos en el agua y la comida para esterilizar a la población".

Por otro lado, ¿hay alguna evidencia real, más allá de la circunstancial, de que exista actualmente una agenda secreta para controlar a la población a través del suministro de alimentos? Vemos la toxicidad y el continuo vertedero de desperdicios enmascarados como alimentos destinados al consumo del público en general, pero ¿es esto parte de un plan para la "esterilización global"?

La Naturaleza de la Bestia

El problema es que hay una desconexión entre lo que está siendo sugerido por los "Alex Joneses" del mundo y lo que nosotros aquí en SOTT.net, apoyados por años de investigación sobre nuestra realidad presente, hemos determinado que es un estado emergente del mundo. Esta desconexión tiene que ver con la naturaleza de la élite y lo que esa naturaleza permite que ellos sean capaces de hacer. Nosotros, ciertamente, no estamos sugiriendo que los que están en la cima de la pirámide global son una banda decente con la misma conciencia básica (o incluso sentido de "moralidad") compartida por la mayoría de los seres humanos normales. Todo lo contrario, de hecho. Lo que más bien estamos sugiriendo es que, más allá de su rapaz naturaleza, es improbable que la "élite" sea capaz de conceptualizar y llevar adelante una agenda global de la profundidad y magnitud que muchos teóricos de las conspiraciones sugieren.

Imagen

Obama “creando una realidad” donde los ataques con drones son buenos para la gente en Yemen y Pakistán
Para entender esto, necesitamos echar una mirada más de cerca a exactamente quién o qué está en la cima de la pirámide. Aquí estamos, por supuesto, hablando de psicópatas.

Los lectores habituales de este sitio web deberían estar familiarizados con la idea de que son los psicópatas quienes están "al cargo" en nuestro planeta. O al menos, las acciones llevadas a cabo por esa "élite" no parecen originadas por una conciencia, como sí entendemos que ocurre con una persona normal. No es que los editores de SOTT.net posean habilidades extraordinarias o la calificación para diagnosticar la psicopatía a distancia. Es simplemente el hecho de que es suficientemente fácil determinar si las acciones llevadas a cabo a ambas escalas, micro y macro, son dictadas por una conciencia.

Por ejemplo, la orden de atacar a civiles con drones, sin importar cuantos presuntos "terroristas" sean "eliminados", es un acto que carece de conciencia. Mentir en relación a las armas de destrucción masiva, ataques con armas químicas contra civiles, "complots terroristas de creación propia" en aras de justificar la violencia militar o la acción de la policía contra ciudadanos extranjeros e incluso locales son actos donde la conciencia está definitivamente ausente. Espiar engañosamente las comunicaciones privadas de tus propios ciudadanos y luego mentir sobre este asunto a todo el mundo, es actuar sin conciencia. En resumen, la máxima "por sus frutos, los conoceréis" puede llevarnos muy lejos a la hora de separar la paja del trigo, por decirlo de algún modo.

El Dr. Paul Babiak y la Dra. Mary Ellen O"Toole, describen la psicopatía de este modo:
Debajo de la inteligente fachada - típicamente creada por los psicópatas para influenciar a sus víctimas - existe un lado oscuro del cual las personas eventualmente pueden sospechar. Ellos pueden ser mentirosos patológicos que estafan, manipulan y engañan a otros con fines egoístas. Algunos psicópatas corporativos prosperan buscando emociones fuertes, se aburren fácilmente, buscan estimulación y juegan juegos mentales con un desproporcionado deseo de ganar. A diferencia de un atleta profesional que es impulsado a mejorar su rendimiento y superar sus marcas personales, los psicópatas son impulsados por lo que ellos perciben como las vulnerabilidades de sus víctimas. Existen pocas investigaciones sobre lo que psicológicamente experimenta internamente el psicópata; a pesar de ello, todo indicaría que parecen obtener un pervertido placer al herir y abusar de sus víctimas

Investigaciones usando imágenes tomadas por resonancia magnética (FMRI del inglés "Functional Magnetic Resonance Imaging") indican que los psicópatas son incapaces de experimentar emociones humanas básicas y sentimiento de culpa, remordimiento o empatía. Esta pobreza de emociones, a menudo, se hace visible en sus sentimientos superficiales. Ellos muestran emociones sólo para manipular a los individuos a su alrededor. Imitan las respuestas emocionales de otras personas. Algunos carecen de objetivos realistas a largo plazo, aunque pueden describir grandiosos planes. Los psicópatas, impulsivos e irresponsables, viven como parásitos y se comportan como depredadores en constante búsqueda de víctimas, usando a las demás personas, quizá para obtener dinero, comida, techo, sexo, poder o influencia.
Esto suena como una descripción exacta de nuestros políticos y líderes financieros mundiales, ¿no? Después de todo, la identificación de las vulnerabilidades de aquellos a los que planeas explotar es fundamental para explotarlos exitosamente. Así que si los que están en la cima son psicópatas, o al menos son impulsados a ver a los "otros" de un modo psicopático, su completa falta de moralidad o conciencia los haría capaces, teóricamente, de elaborar un plan para controlar, e incluso diezmar, a la población mundial. Pero ¿puede la sola falta de conciencia proporcionarle a la "élite" psicopática la habilidad necesaria para librar una extensa guerra de desgaste contra las masas de gente normal?

Las últimas investigaciones sobre psicopatía sugieren que probablemente no. En primer lugar, los psicópatas tienen su propia concepción de la realidad. Ellos creen que la realidad puede ser declarada por decreto, por el poder de sus palabras. El psicólogo Amos Gunsberg escribió una desagradable evaluación técnica de los psicópatas llamada "Más allá de la locura". Allí, refiriéndose a los psicópatas como "humanoides", los describe del siguiente modo:
"Hacen declaraciones sin sustento. Para ellos, esas declaraciones representan lo que la es realidad... declaración por declaración. La declaración actual puede contradecir lo que dirán un momento después. Esto no significa nada para ellos. No intentan lidiar con las contradicciones.

Demuestran una absoluta carencia de entendimiento de lo que nosotros entendemos por un "hecho". En sus escritos y en sus discursos, no usan esta palabra. Nosotros, los humanos, encontramos esto muy difícil de creer. El uso de hechos es en sí una parte básica de nuestras vidas. Nosotros basamos nuestras conclusiones y nuestras acciones en ellos. Partimos de hechos para experimentar cosas y establecer nuevos hechos. Cuando debatimos, presentamos hechos y demostramos como derivamos nuestras observaciones y nuestra posición a partir de ellos...

Para ellos [los psicópatas], lo que sea que "declaren" es real. Lo que NOSOTROS llamamos realidad no lo es para ellos. ELLOS "pronuncian" lo que ha de considerarse real."

Más allá de la locura
Amos M. Gunsberg
La descripción de Gunsberg de un encuentro con un paciente ilustra muy bien este punto:
Instruí a una paciente de psicoterapia para que mirara una silla que fue situada a aproximadamente 2 metros de un muro. Entonces le pedí que describiera la silla. Ella lo hizo con un buen nivel de detalles, exceptuando las patas. ¡La silla que ella describió no tenía patas!

Yo le señalé esto y le pregunté cómo era que la silla podía estar suspendida en el aire sin patas para sostenerla. Ella dijo: "Yo la puse allí". Entonces pregunté: "Si miras hacia otro lado, ¿caerá al piso?" Ella contestó: "No. Si miro para otro lado la silla ya no estará alli". Pregunté: "¿Y si miras para otro lado... y resulta que la silla está aun allí?"

Ella ignoró la pregunta.
El artículo de Gunsberg es digno de leer, tan aterrador como podría ser. Él, sucintamente, resume la realidad del psicópata cuando escribe:
"Los humanoides [psicópatas] usan la frase «mi percepción» como una palabra de moda. Imaginan lo que eligen y nos dicen que es su «percepción»... la cual, en sus mentes, establece la realidad. Lo que nosotros llamamos «hechos» no existe para ellos".
Compare la visión de la realidad del psicópata como se describe arriba, con esta historia acerca de un cierto miembro de la Casa Blanca durante el Gobierno de Bush. En el año 2004, un ex-reportero del Wall Street Journal, Ron Suskind, escribió en The New York Times Magazine:
"En el verano del 2002, después de haber escrito un artículo en Esquire que no gustó en la Casa Blanca acerca de un ex-director de comunicaciones de Bush, Karen Hughes, tuve un encuentro con un alto asesor de Bush. Él expresó que la Casa Blanca estaba disgustada, y entonces me dijo algo que en aquel momento no comprendí completamente - lo cual ahora creo que llegó del corazón de la presidencia de Bush.

El asistente dijo que los tipos como yo estabamos «en lo que nosotros llamamos la comunidad basada en la realidad», la cual él define como personas que «creen que las soluciones emergen de su estudio juicioso de la realidad discernible». Asentí y murmuré algo sobre los principios de la Ilustración y el empirismo. Él me interrumpió. «Esta ya no es la forma en que el mundo realmente funciona», continuó. «Somos un imperio ahora, y cuando actuamos, nosotros creamos nuestra propia realidad. Y mientras ustedes están estudiando aquella realidad - juiciosamente, como usted lo hace - nosotros estamos actuando nuevamente, creando otras nuevas realidades, las cuales usted puede estudiar también, y así es como las cosas funcionarán. Nosotros somos actores de la Historia... y ustedes, todos ustedes, quedarán al margen para sólo estudiar lo que nosotros hacemos".
Se sabe que el interlocutor de Suskind había sido Karl Rove, pero podría haber sido cualquiera de sus fanáticos compañeros de fraternidad.

Así, mientras el resto de nosotros estamos atados a nuestros incómodos "hechos", la "élite" está ocupada "creando de la realidad", momento tras momento, caso por caso, motivada por su insaciable codicia. Los hechos del pasado no tienen soporte en la realidad actual para los psicópatas. La nueva realidad reemplaza (o devasta) la realidad previa, la cual, reemplazó (o devastó) a la realidad anterior. Uno puede ver por qué Gunsberg tituló su obra "Más allá de la locura". No hay nada sano en esta visión de la realidad.

Pero lo más importante es que esta visión de la realidad está tan fuera de sintonía con el modo en que el Universo funciona de verdad, que nos deja con la pregunta de cómo es que una visión de la realidad como esta podría conducir existosamente o llevar adelante una conspiración mundial a largo plazo para mantener el control sobre el total de la población. En pocas palabras, no pueden. En efecto, dicha visión del mundo es incapaz de mantener algún tipo de competencia en absoluto, tal cual lo reflejan las investigaciones sobre psicópatas.
"Las reacciones humanas naturales... al psicópata le resultan extrañas, interesantes e incluso cómicas. Ellos, por lo tanto, nos observan... Se vuelven expertos en nuestras debilidades y algunas veces llevan a cabo experimentos crueles".

Lo que es más, los psicópatas tienden a exhibir lo que muchos podrían percibir como una baja inteligencia:
"Los psicópatas están ligeramente por debajo de la inteligencia promedio, sin destacarse casos de extraordinaria inteligencia o creatividad. Mientras que pueden ser habilidosos en el ejercicio de ciertas ciencias que no requieran una visión humanística del mundo, de acuerdo a Lobaczewski [autor de Ponerología Política], carecen de habilidades técnicas o manuales. También puntúan bajo en pruebas de "habilidades sociales" e "imaginación socio-moral" [¡no hay dudas!]. El éxito académico o en los negocios, frecuentemente, es consecuencia de fraude, coerción o el uso de otro tipo de "trabajos".
Una mirada a los escritos del ex-informante de la CIA Col. L Fletcher Prouty revela que, lejos de una máquina estrechamente controlada capaz de llevar adelante agendas secretas de infinita complejidad, el "equipo secreto" consiste de múltiples grupos ligeramente vinculados entre ellos, generalmente con propósitos cruzados, nunca completamente seguros de lo que cada uno es o hace, y con miembros que pertenecen a múltiples grupos simultáneamente, cada uno de ellos con agendas y lealtades diversas. No existe un plan general, ni siquiera hay un esbozo de tal cosa. De hecho, no es sólo que la mano izquierda no sabe lo que hace la mano derecha; cada dedo de la mano y cada dedo del pie trabajan completamente por su cuenta. Sin embargo, siempre fomentan la percepción de que son una fuerza monolítica, completamente consciente, con un propósito único y a cargo del planeta.

Mirando lo hechos presentados aquí, uno se pregunta si el estrecho control del mundo, en realidad, no es efecto de alguna gran conspiración consciente, sino más bien por una pieza clave tan banal, y sin embargo tan miserable, que casi desafía nuestra comprensión: que la élite controla el mundo principalmente debido a que ellos dicen y creen que lo hacen. Considera nuevamente las descripciones de Babiak y O"Toole arriba reseñadas sobre aquellos de que "carecen de objetivos realistas a largo plazo, aunque pueden describir grandiosos planes".

Pero ¿qué pasa en relación a los Chemtrails?

Imagen

¡Eh, mira! Eso es evidencia del enfriamiento de nuestra atmósfera debido al polvo cometario acumulado, lo que nos está conduciendo a una inminente era de hielo... Ejem... quiero decir, “¡Eh, mira! El Gobierno nos está tratando de envenenar”.
Tome el fenómeno de los chemtrails [estelas químicas], por ejemplo. Como lo señala Laura Knight-Jadzcyk en su artículo ¿Estelas químicas? ¿Estelas de condensación? Cielos extraños, la idea de que existe una estrechamente controlada conspiración en marcha para rociar algún tipo de aerosol desde los motores de los aviones sobre una población inconsciente desde muy alto en la atmósfera superior es totalmente increíble. No importa los muchos miles, sino cientos de miles de cómplices que ellos necesitarían para envolver el globo entero, resulta que rociar algo en la atmósfera superior es más o menos la peor manera que podrías utilizar para depositar algún tipo de químico sobre aquellos que viven en tierra, o sobre la tierra misma, como alguna de las versiones de esta conspiración proponen. Parte del material en la atmósfera superior sencillamente nunca cae sobre la superficie, o lo hace después de un largo período impredecible, y puesto que uno nunca podría apuntarle a algo, incluso con un no muy exigente deseo de exactitud, la mayoría de lo "rociado" por aviones en la atmósfera superior terminaría en el océano. Esos son los hechos, esos "detalles" inconvenientes que los psicópatas y los seguidores que creen en ellos niegan que existan.

Así que toda la idea de los "chemtrails" podría ser rápida y fácilmente desmontada, y sin embargo eso no ocurre. Al margen de un puñado de artículos que los desacreditan, los "chemtrails" son apoyados por la vasta mayoría de los sitios de noticias alternativas. Se trata básicamente de propaganda gratis para "Los que Detentan el PoderTM" [PTB del inglés Power That Be], en la que se da fe de poderes que ellos realmente no tienen. Todo lo que ellos tienen que hacer es ponerse cómodos y cosechar los beneficios de un fenómeno natural (y sin embargo único para nuestros tiempos) que es enfrentado por las personas todos los días cuando miran al cielo; las causas de dicho fenómeno, dicho sea de paso, son probablemente mucho más aterradoras que cualquier malvado plan que los que detentan el Poder pudieran perpetrar (ver el artículo citado "¿Estelas químicas? ¿Estelas de condensación? Cielos extraños").

Así que sentimos tener que decirte esto, pero simplemente puede ser que la camarilla actual de psicópatas en el poder no esté manipulando conscientemente la cadena alimentaria para que los ciudadanos se conviertan en gordos, perezosos y estúpidos, y estén por lo tanto más dispuestos a la esclavitud, y que tampoco lo hicieron sus antepasados ​​ideológicos. Parece más probable que el grave estado del suministro de alimentos y la salud del ser humano que predomina en el planeta hoy día (sin mencionar la corrupción en casi cualquier esfera de la vida) es sólo un subproducto natural de la superposición de poderes de la corporatocracia protegiendo sus codiciosos intereses. Esos intereses son controlados por la propagación de mentiras (mentiras que se escurren sin esfuerzo desde los labios de los psicópatas), y las consecuencias para el resto de nosotros creyendo esas mentiras es el horrendo show que confrontamos a diario, en caso de que nos atrevamos a mirar. Creer en estas descaradas mentiras parece tener un efecto muy real, tangible, y negativo sobre los creyentes.

Del mismo modo, los gobernantes egipcios de la antigüedad posiblemente no sabían que alimentando a sus esclavos sólo con pan, estos no tendrían suficiente energía para rebelarse. O al menos, ese no fue el objetivo principal. El objetivo primario probablemente fue la codicia, pues ellos seguramente no querían desperdiciar sus "preciados tesoros", como la carne y el vino, con sus reemplazables esclavos. Es decir, fue simplemente su insaciable y egoísta codicia, junto a un instinto natural para decir y hacer cualquier cosa en aras de proteger sus intereses, lo que ha creado la apariencia de una conspiración transgeneracional de proporciones épicas perpetrada por el Gobierno de una élite corrupta hasta nuestros días.

Ordeñando hasta la última gota

Permítanos tomar otro tema candente en el mundo de la nutrición alternativa: la leche cruda. Los entusiastas de la leche cruda quieren hacerte creer que sus productos lácteos son una panacea, con su alto contenido de vitaminas liposolubles, cultivos de bacterias lácticas naturales y el perfil superior de ácidos grasos. No hay dudas de que la leche cruda es una sustancia más saludable que su contrapartida sobreprocesada, llena de pus y pasteurizada, la cual adorna las estanterías de cada supermercado del mundo occidental.

Flash de último momento: La leche cruda no necesariamente es saludable: De hecho, es probable que muy pocos de nosotros tengamos la disposición genética que haga posible que nos beneficiemos de ella, cimentado en el hecho de que la dieta del resto de las personas es probablemente absoluta basura. Pero las acciones de la FDA sólo refuerzan la voluntad de los amantes de la leche curda.

Parece que esta falsa proclamación acerca de las virtudes de la leche cruda es suficiente para tener alguna regulación en su contra etiquetada como un ataque directo contra nuestra elección de cuidar nuestra salud. Y en efecto, la indiscutible ridícula sobreactuación contra los productores de leche cruda, incluyendo las redadas tipo SWAT llevadas a cabo por agentes armados de la FDA, arrestando granjeros a punta de pistola mientras sus mercancías son destruidas, ciertamente, ayuda a consolidar esta noción.

Las payasadas del estado policial contra los productores de leche cruda pueden ser explicadas, sin embargo, como el simple resultado del deseo general de la élite psicopática por mantener el control, lo cual incluye el control sobre el suministro de alimentos y los ingresos que generan. Cualquier movimiento hacia una producción independiente de alimentos cuenta como un dólar que ellos no obtienen. Mientras que el desmesurado entusiasmo por devastar esos anillos de producción de leche cruda es completamente desproporcionado respecto al "crimen" cometido, podríamos aún decir que ellos sólo protegen los "intereses de su negocio".

Imagen

Quiero decir, ¿parezco humana? ¡Manténgase alejado de mi leche!
El objetivo de fondo aquí es aterrorizar de muerte a algunos granjeros para ponerlos en línea y detenerlos en su intento de ir por fuera del sistema. Es el esfuerzo por poner en su lugar a la operación de las mega granjas industriales las cuales proveen leche de baja calidad obtenida de vacas torturadas, y por no permitir a nadie deslizarse a través de las grietas del sistema y alterarlo. Además, permitir circular leche sin pasteurizar en los supermercados significaría tener que admitir que la pasteurización es un proceso innecesario, siempre y cuando las vacas sean saludables y provengan de pequeñas granjas. Nadie debe cuestionar los férreos procedimientos de seguridad alimentaria de la FDA, elaborados en complicidad con los negocios de la mega-industria agropecuaria.

Es improbable que su agenda sea "mantener a la gente lejos de un alimento verdaderamente saludable", sino más bien evitar que un solo dólar se escape de sus codiciosas garras. Ellos están bajo completo control, como los actos criminales de la FDA y Monsanto/Dow Chemicals han probado continuamente. La FDA y varias oligarquías corporativas han determinado también que los ciudadanos no tienen derecho a elegir sus propios alimentos o su propia agua.

Como nota interesante de esta historia, con el crecimiento en popularidad de los alimentos orgánicos y suplementos dietéticos, la corporación monolítica ha comenzado a moverse en esa dirección, apoderándose de las más pequeñas empresas que iniciaron este movimiento. Muchos en el campo, naturalmente alarmados por esta tendencia, dicen que esto es parte de una agenda de alcance planetario para controlar y subvertir esos movimientos, pervertir las regulaciones sobre productos orgánicos y erosionar los principios de salud que estos movimientos iniciaron. En efecto, esta es una perspectiva comprensible; el procesado de "alimentos saludables" en el mercado, de hecho, se parece a la misma basura de la que se alimenta el resto de la población, a la cual no le importa un comino lo que ellos ponen en sus bocas. Pero nuevamente esto puede ser simplemente el resultado de los intereses corporativos viendo sólo otro mercado potencial para explotar. Ellos ven que esa gente puede pagar más dinero por algo que es orgánico, así que hacen sus "cosas orgánicas". Es la misma basura barata procesada, y harán todo lo posible para ahorrar dinero, incluyendo el trabajar para aflojar las regulaciones en materia orgánicos, pero aún así lo harán en nombre del todopoderoso dólar, no por "el máximo control de la población".

Los genes zombie que construyeron América

Un aún mejor ejemplo de lo que pasa cuando a una mente psicopática se le permite estructurar la sociedad humana son los alimentos genéticamente modificados. GMOs (del inglés Genetic Modified Organism; Organismos Genéticamente Modificados o OMG en español) son una completa pesadilla biológica, directamente sacado de la Isla del Doctor Moreau. Tienes científicos insertando material genético foráneo, tomado de plantas o animales, en otras plantas o animales, usando métodos tan precisos como revistiendo un diminuta bolita de metal con ADN y disparándola hacia el núcleo de la célula, o usando choques eléctricos para producir huecos en las células de los espermas y entonces, furtivamente, insertar el material genético extraño. De verdad, no estamos bromeando. Es el equivalente científico del beer pong.

Las abominaciones resultantes son completamente inestables, pues están en constante estado de mutación. El proceso de Modificación Genética en sí mismo:
"crea un masivo daño colateral, causando mutaciones en cientos o miles de lugares en las cadenas de ADN de las plantas [o animales]. Los genes naturales pueden ser eliminados o permanentemente activados o desactivados, y cientos pueden cambiar su comportamiento. Aún el gen insertado puede ser dañado o reorganizado, y puede crear proteínas que pueden disparar alergias o promover enfermedades."
Estos procesos tampoco son sujetos a cualquier tipo de prueba de seguridad a largo plazo - nada mayor a 90 días - y las pruebas de seguridad hechas son llevadas a cabo por los mismos gigantes de la agro-industria (no hay riesgo de sesgos aquí ¿no?). Los denunciantes han manifestado que ellos fueron forzados a alterar los datos de esos estudios. Los OGM tampoco son testeados en cuanto a seguridad ambiental, ni en relación al impacto que producen en otras plantas, animales o humanos, considerados estos en cualquier forma o manera. Ellos nos son objeto de cualquier otro tipo de prueba u observación en absoluto, al margen de determinar si la mutación deseada está presente o no.

Imagen
Así que suponer que esas monstruosidades símil Frankenstein tengan cualquier otro tipo de propósito que llegar al supermercado y proveer de montañas de dinero a los psicópatas en los escalones altos de Monsanto (y el Gobierno norteamericano) es darle más crédito del que merecen. Dada su completa carencia de estabilidad, es improbable que los OGM sean un sistema muy eficiente para alterar un trozo específico del ADN de los humanos que lo consumen en aras de seguir una agenda específica. La posibilidad de que no muten antes de que ingresen en el organismo parece altamente improbable. Y dado el hecho de que las compañías de biotecnología están haciendo su mejor esfuerzo para evitar toda posible prueba, parece que cualquier efecto negativo será consecuencia del simple hecho de que estos muten. Así, si en unos pocos años notas a un humano como Zombie mutante dando vueltas por las esquinas, recuerda, no fue planeado, sólo pasó debido a la codicia de los psicópatas cuyos pensamientos "crean la realidad".

Pero los entusiastas de la "gran conspiración" puede que aún no sean disuadidos por nuestros argumentos. Nuestros alimentos están siendo deliberadamente manipulados insertándoles material genético como parte de un malévolo complot para... hacer algo malo. ¿Qué es ese "algo malo? ... Eso depende de la fuente, pero los "más votados" - control de la población, disminución del IQ, esterilización o simple y llanamente matarte - están todos allí afuera en la vasta y salvaje Internet (NdT: en el original el autor usa la expresión "wild wide webs" haciendo una alusión burlona al término "World Wide Web" y "Wild Wild West"). Para ser honesto, no podemos realmente culparlos.

Basado en lo que sabemos de ellos, y no dejando a un lado lo que no sabemos, los alimentos genéticamente modificados son horrendos. Todos hemos visto las fotos circulando por Facebook de los tumores en ratas que comieron sólo alimento genéticamente modificado. Aún la American Academy of Environmental Medicine (AAEM), siendo relativamente oficial en sus lineamientos, declaró en el año 2009 "varios estudios sobre animales indican serios riesgos para la salud asociados con los alimentos genéticamente modificados (GM)", citando infertilidad, problemas inmunes, envejecimiento prematuro, fallas en la regulación de la insulina, y cambios en los órganos más importantes y el sistema gastrointestinal. La AAEM incluso instó a los médicos a aconsejar a sus pacientes evitar consumir alimentos GM. El mensaje, por supuesto, fue prontamente ignorado debido a que nunca llegó a los médicos, o a que fue sepultado por el aparato de "relaciones públicas" del poderoso lobby de la macroindustria del agro.

Codicia insaciable es el nombre del juego

Nuevamente, necesitamos detenernos para ponernos a pensar en serio sobre todo este asunto y darnos cuenta de que esto es realmente mucho peor de lo que los teóricos de la conspiración piensan. Es más perturbador pensar que la destrucción de nuestra sociedad global y el planeta, en casi cualquier forma, es ampliamente el resultado involuntario de la codicia sin sentido de una pandilla de líderes psicopáticos, antes que pensar que la "élite" ha planificado todo hasta el último detalle. Si este último escenario fuera cierto, habría al menos alguna posibilidad de exponer esas maquinaciones deliberadas, pero realmente no la hay, debido a que no existe tal complot, y nunca verás a un psicópata en el poder admitirlo porque ellos, realmente, no tienen la intención de hacerlo. Sólo les gusta el dinero y el control. Todo ocurre simplemente como un subproducto; a los psicópatas, sencillamente, no les importa en absoluto qué es lo que pueda ocurrir. Más aún, a ellos nos les importa porque ellos están genéticamente incapacitados para que les importe.

Así que realmente todo es sólo acerca de dólares, lo que estos representan y la incesante codicia que incrementa las ganancias y el control de quienes están en la cúspide de la pirámide. Los psicópatas en el poder no se detendrán ante nada para aspirar a alcanzar hasta el último dólar desde la base de la pirámide en su afán por obtener el control completo de toda la cadena alimentaria. El 80% de las plantaciones GM para el cosumo humano son diseñadas para ser resistentes a venenos, así los granjeros quedan enteramente dependientes no sólo de comprar las semillas, sino también el veneno. Clin, clin, clin [NdT: Cha-ching en inglés; en español su equivalente es la onomatopeya de monedas constantes y sonantes: clin, clin, clin]. Ellos tienen un monopolio patentado sobre las semillas que ofrecen. Clin, clin, clin. Han tergiversado, manipulado, amenazado, eludido estudios, sobornado a los poderes regulatorios y mucho, mucho más en aras de asegurar su absoluta dominación sobre lo que el mundo come y cultiva. Clin, clin, clin. Ellos pagaron por la "Doctrina de la Equivalencia Sustancial" durante la administración Bush, un término fraudulento que declara que las plantas GM son seres completamente equivalentes a sus contrapartes no modificadas genéticamente, el golpe de gracia para cualquier esperanza de poder regularlos. ¡Clin, clin, clin!

Imagen

¡No se preocupen, vamos a 'crear' otra cuando terminemos!
Así que nos quedamos con la evidencia de que los psicópatas en el poder no están realmente conduciendo lo que está pasando en nuestro planeta como parte de algún enorme plan. Ellos sólo quieren tu billetera. Al igual que la conspiración de los chemtrails, los alimentos GM simplemente no constituyen un modo eficiente de llevar adelante un despreciable complot contra las masas inconscientes. No al nivel actual de desarrollo de la tecnología, al menos. Son básicamente como niños con un revólver - no saben como usarlo, pero están determinados a ir hacia delante y probar, ¡y es tan peligroso!

Recuerda lo que Babiak y O"Toole dijeron en relación a los psicópatas, que son irresponsables, parásitos y depredadores, "buscando y usando a otras personas, quizá por dinero, comida, techo, sexo, poder e influencias". O lo que Lobaczewski dijo acerca de cómo "el éxito académico o en los negocios es con frecuencia resultado de fraude, coerción o el uso del trabajo de otros". Esos conglomerados de la agroindustria se han apoderado de algunos muchachos inteligentes y los están desangrando por todo lo que valen. Y no hay evidencia de un fracaso completo de la tecnología, no importa cuán condenatorio se ponga en su camino, debido a que después de todo, están "creando la realidad".

El punto aquí no es que no haya una manipulación masiva detrás de escena. Estas es, después de todo, la razón de ser del psicópata. Más bien, el punto es que los psicópatas simplemente no tienen la habilidad de manipular a gran escala y a largo plazo para conducir a la población en una dirección particular. En realidad, toda la evidencia sugiere que ellos incluso no tienen la habilidad para percibir el cuadro completo, más allá de sus propios apetitos y deseos originados en la más básica naturaleza animal (dinero, sexo, poder, etc.), o del gozo perverso que les produce la manipulación. Tampoco, muy problemente, les importe el cuadro completo; las personas no les importan a aquellos que no tienen capacidad para percibir.

Pero, como habrá notado, esta combinación de sucesivas generaciones de psicópatas de "élite y demencialmente codiciosos" creando las condiciones para psicopatologizar continuamente a la sociedad (y por lo tanto sumar más psicópatas en el poder) es más que suficiente no sólo para destruir el planeta y cualquier posibilidad de un estándar de vida decente para la mayoría de las personas en él, sino para crear la apariencia de que alguien, en algún lugar, viene planeando todo esto desde hace mucho tiempo.

Esto es lo que hace que la idea de que la no tan secreta agenda de la élite para exterminar al 95% de la población para "salvar el planeta" de nuestros denodados esfuerzos por devastar sus limitados recursos, sea tan cómica. Esto implicaría que a la élite en realidad le importa el planeta. Pero esto no es así. Cualquier examen superficial de la corporatocracia y su flagrante desprecio por las cuestiones ambientales en su consumo incesante de todos los posibles recursos planetarios consumibles, debería desengañar incluso al más ardiente aficionado a la idea de las conspiraciones. Note que decimos debería. Los susurros de "lenguas de serpientes" de sujetos de la talla de Alex Jones al oído de cualquiera que los escuche, asegura que esta lógica raramente llegará a hacerse clara y visible para las mentes capaces de su audiencia.

Todo los que les preocupa son sus fuentes de alimentos y asegurarse el abastecimiento de los mismos.

Nos damos cuenta de que todo esto puede ser difícil de aceptar, sobre todo, para aquellos de ustedes alimentados a fuerza de consumir los elementos básicos publicados en sitios web enfocados en "conspiraciones". ¿Cómo puede ser que las cosas parezcan funcionar perfectamente, que toda esta lucha por el dinero y los recursos, toda esta manifestación de codicia, logra eficientemente conducir a la población hacia la muerte y la enfermedad? ¿Cómo es que la élite logró conducir accidentalmente a la humanidad a un estado en el cual son tan fácilmente controlados, manipulados, idiotizados y envenenados?

Es una buena pregunta, y nosotros hemos insinuado la respuesta arriba. No puede ser que "ellos" estén tratando de idiotizarnos forzándonos a llevar una alimentación poco saludable, sino más bien que la idiotización es lo que naturalmente ocurre cuando una sociedad cree mentiras en masa. La consecuencia de creer mentiras, aceptando al por mayor la visión de una autoridad externa, y renunciando a nuestro poder de tomar decisiones en base a verdadera información, equivale a perder nuestra propia habilidad para hacerlo. En otras palabras, creer mentiras nos conduce a una carencia de pensamiento crítico, lo cual nos conduce a conformar una sociedad que está enferma en casi todas las formas posibles. Todas son consecuencias naturales del proceso ponerogénico que es el sello distintivo de la élite psicopática al mando.

Y mientras el planeta puede ser visto como siendo dirigido hacia un sistema de control global, sería incorrecto descargar las culpas únicamente sobre las espaldas de la élite psicopática. Esos pseudo-humanos carentes de conciencia actúan según parece siguiendo el mejor curso de acción para favorecer sus propios intereses, practicando un servicio a sí mismos supremo, con extrema codicia, y tan repugnantemente - desde la perspectiva de los seres humanos normales - como pueden. Puede ser que esos psicópatas sean agentes de la manifestación de ciertos cambios en el "campo de información" a un nivel de la realidad que nosotros sólo estamos habilitados para percibir a través del reconocimiento de patrones de difusos esquemas apenas perceptibles en nuestra realidad. Puede haber algo "superior" a nosotros - a falta de un término mejor - que está provocando una lucha en nuestras vidas y conduciéndonos cada vez más a la esclavitud global. Pero suponer que esto es un esfuerzo consciente hecho por aquellos en la cima de la pirámide aquí en el planeta, es darles mucho más crédito del que merecen. El hecho es, ellos simplemente no son tan inteligentes.

Don Juan, en lo narrado por Carlos Castaneda, dice que parar "enfrentar lo desconocido" tenemos que estar habilitados para enfrentar a los pinches tiranos:
"Si los videntes pueden defenderse frente a los pinches tiranos, pueden ciertamente enfrentar a lo desconocido con impunidad, y luego incluso, pueden sobrevivir a la presencia de lo incomprensible. Nada puede templar más el espíritu del guerrero que el desafío de lidiar con personas imposibles en posición de poder. Sólo bajo esas condiciones el guerrero puede adquirir la sobriedad y serenidad para soportar la presión de lo incomprensible."

El fuego interno
Carlos Casteneda
Esto parece opuesto a lo que nos podría indicar la lógica. Usted podría pensar que después de "enfrentar lo desconocido" un pinche tirano, con todas sus fragilidades humanas, sería de poca importancia.

Pero Don Juan señala un muy buen punto. Debemos estar preparados para lidiar con nuestra vida y la realidad de este nivel. No importa si hay un desconocido, una fuerza oculta trabajando para transformar nuestro planeta en una colonia de esclavos, haciendo sus movimientos a través de la élite psicopática, debilitando nuestra voluntad a través del abastecimiento de alimentos corrompidos y llevándonos a renunciar a nuestra humanidad. Pelear en nuestro "nivel" significa pelear contra la psicopatía, los agentes mismos, los pinches tiranos. Y no los combatimos cuando confrontamos a los uniformados en las calles. Pelear implica no caer en su juego y no darse por vencido ante sus obscenas ventajas cuando todo el mundo alrededor está eligiendo vivir como zombie en vez de pensar con conciencia.

Notará que más allá del hecho de que SOTT continuamente ha lidiado contra todo tipo de ataques diseñados específicamente para cerrarlo y hacerlo callar, a los Alex Joneses del mundo se les está permitiendo que continúen con su campaña propagandística sin obstáculos, instaurando la idea de que hay un sistema de control de alcance mundial y una agenda para controlar a la población. Recuerden como los psicópatas aman presumir acerca de sus maquinaciones y manipulaciones, como son incapaces de llevar adelante planes a largo plazo pero adoran divulgar sus grandiosas confabulaciones. Tal vez ellos se deleitan en extremo con sujetos como Jones señalando sus diabólicas conspiraciones, evitando que el mundo preste atención de sus torpezas y su codicia sin dirección. Pero entonces, nuevamente, a ellos probablemente no les importe.

El hecho es que cuanto más usted piense que el planeta está bajo un control conciente y manejado por la élite, menos control usted cree que tiene en su propia vida y la vida colectiva de todas las personas normales del planeta. En realidad, la cosa más aterradora no es que la élite esté conduciéndonos hacia un futuro horrible, sino que nos estamos dirigiendo hacia ese futuro rápidamente, y de hecho no hay nadie en la rueda a quien le importe un bledo el futuro, porque no saben lo que es un hecho y piensan que pueden "crear su propia realidad '.