bomba nuclear
© Wikipedia
Bola de fuego de una detonación en la zona de pruebas de Nevada con un rendimiento de 23kT.
Estados Unidos utilizó décadas atrás bombas nucleares para efectuar la fracturación hidráulica o fracking, y podría volver a utilizarlas ante los riesgos ambientales de la extracción de petróleo y gas de esquisto con dicha técnica, reveló el portal de tecnología Gizmodo. Según un estudio presentado en la reunión anual de la Unión Geofísica de Estados Unidos por Leonid Germanovich, físico e ingeniero civil y ambiental del Instituto de Tecnología de Georgia, los residuos nucleares líquidos podrían ser utilizados como fluido de fractura, en vez de agua.

Los primeros experimentos de este tipo se efectuaron a mediados del siglo pasado, a cargo de la Comisión de Energía Atómica y la Oficina de Minas estadounidense.

Bajo el nombre de Proyecto Plowshare, se emplearon dos aplicaciones para usar los explosivos nucleares: excavación a gran escala y canteras, donde se utilizó la energía de la explosión para romper y/o mover la roca.

La energía de las bombas nucleares enterradas a gran profundidad aumentó la permeabilidad, porosidad de la roca y su posterior fracturación, destacó la fuente.

El éxito de los ensayos subterráneos en 1967 condujeron a pruebas adicionales, que llegaron a un total de 27 experimentos y 35 explosiones nucleares en estados como Nuevo México, Nevada y Colorado, agregó.

Sin embargo, los estudios se detuvieron ante la oposición de la ciudadanía, las preocupaciones ambientales y el desarrollo exitoso de la hidrofracturación..

Autoridades a cargo de la vigilancia de lugares donde se realizaron pruebas atómicas han determinado que los residuos nucleares para fracturar las rocas calaron en el manto subterráneo lo cual, adujeron, hace que teóricamente nunca vuelvan a la superficie y tampoco contaminen el manto freático.

Ello hace suponer que la fracturación nuclear podría popularizarse en un futuro cercano debido a los problemas ecológicos que entraña la hidrofracturación, vaticinó el sitio digital.


Comentario: Por favor.... Creen que nacimos ayer... ¿Van a remediar el problema contaminando aún más el suelo y destruyendo nuestra salud? Los efectos de la radiación nuclear son realmente trágicos y duraderos.



El fracking es una técnica popularizada en los últimos años mediante la cual se incrementó sustancialmente la extracción de gas y petróleo en el mundo, mediante la inyección a presión de algún material en el terreno, con el objetivo de ampliar las fracturas en el sustrato rocoso y favorecer la salida de hidrocarburos.

El componente inoculado se basa en un 95 por ciento de agua, un 4,5 por ciento de arena y el resto de aditivos químicos.

Estos últimos son los que generan más polémica, pues sus detractores afirman que incluyen sustancias tóxicas, alergénicas y cancerígenas, además de dejar el subsuelo en condiciones irrecuperables.