Imagen
© sott.net
Reportes de bolas de fuego durante el 2013 de acuerdo a la AMS
Si usted es un lector regular de SOTT, estará ciertamente consciente de que varias áreas van dirigiéndose hacia un desastre potencial - desde los cambios del medio ambiente en la Tierra y el bombardeo desde arriba hasta el creciente fascismo y el inminente colapso económico. Lo bueno es que usted no tendrá que elegir una de estas amenazas para comenzar a prepararse a sí mismo, a su familia y a su comunidad local. Los requisitos básicos para estar preparado se aplican a todos estos posibles acontecimientos y más.

La comunidad web dedicada a la preparación ha crecido enormemente si la comparamos con lo que era hace apenas una década. Abundan blogs de preparación y supervivencia, y muchos ofrecen muy buenas ideas que pueden aplicarse o adaptarse a su propia situación y necesidades. Pero es raro ver a alguno de estos recursos abordar la cuestión de preparar su dieta. Si la preparación de su dieta confiere importantes ventajas en una situación de desastre y supervivencia, entonces tendrá un impacto significativo en su estrategia de almacenamiento de alimentos y sobre qué tener en cuenta durante un desastre prolongado.

La pregunta es, ¿preparar su dieta produce una ventaja suficiente como para sugerir cambios en su dieta actual? Y si es así, ¿qué impacto tiene esto en el almacenamiento de sus alimentos y su plan de preparación? La respuesta a la primera pregunta, creo que es sí. La respuesta a la última se encuentra debajo.

La dieta cetogénica es muy baja en carbohidratos (azúcar/almidón/granos/etc) y se compone principalmente de grasas animales y cantidades limitadas de proteínas animales (carne), de modo que la mayoría de las necesidades calóricas del cuerpo son suplidas por las grasas. Al concentrar grasa buena en su dieta y dejar los carbohidratos a bajos niveles, su cuerpo hace una transición hacia un metabolismo quemador de grasa, en lugar de un metabolismo quemador de azúcar. La proteína de la carne en la dieta se restringe puesto que el exceso de proteína (más allá de la necesaria para la reparación del cuerpo) puede ser convertido en azúcar por el hígado, en un proceso llamado glucogenesis - lo que significa que el exceso de consumo de carne es visto como carbohidratos por el cuerpo e interfiere con el metabolismo quemador de grasa.


Imagen
© Unknown
Piramide Alimentaria de la USDA
La gran mayoría de la población mundial es quemadora de azúcar, tomando como indicación a seguir para su dieta alguna versión de la pirámide de alimentos de la USDA, creando una demanda masiva de granos (el "sostén de la vida"). Pero ¿y si el metabolismo quemador de azúcar es solo un sistema de supervivencia de reserva para el metabolismo primario quemador de grasa de nuestros ancestros lejanos?

Abundante investigación que se remonta hasta principios del siglo XX ha demostrado que las tribus y culturas saludables han sido las que han dependido en gran medida de productos animales (de pastura natural), incluyendo mariscos y algunos aceites vegetales (como el de coco y el de palma). Desde las primeras investigaciones, se ha acumulado una alta evidencia en apoyo a la dieta cetogénica como neuroprotectora y curativa de muchas enfermedades crónicas, incluyendo el cáncer. El propósito de este artículo no es presentar esta evidencia, sino sugerir que la dieta cetogénica debe ser una respuesta de primera línea para la preparación general para un futuro próximo.

Cabe señalar aquí que la transición a un metabolismo cetogénico quemador de grasa no es tan simple como cambiar de repente su dieta. Puede haber muchos baches y dificultades a lo largo del camino de transición - especialmente para aquellos que han estado evitando la carne y la grasa durante largos períodos, incluidos los vegetarianos. Recuerde, usted está tomando una importante función metabólica de la energía en su cuerpo (que se extiende hasta el nivel subcelular), e intentando cambiar totalmente el combustible de entrada (del azúcar a la grasa). Existen dos buenas guías que pueden ayudar a hacer la transición lo más fácil posible: Primal Body Primal Mind de Nora Gedgaudas y Keto-Adapted de María Emmerich.


Comentario: Para obtener información más detallada e investigaciones sobre dieta baja en carbohidratos y cetogénicas ver los hilos en los Foros de SOTT en Ingles Life Without Bread and Ketogenic Diet - Path to Transformation.


Beneficios de la Dieta Cetogénica

Si parte de su plan de preparación incluye ponerse en forma y perder algo de peso, no hay mejor manera que volverse cetogénico. Una vez que se realiza la transición, su cuerpo va a quemar sus propias reservas de grasa tan fácilmente como se quema la grasa dietética. Añada un poco de ayuno intermitente (12-24 horas sin alimentos) y algunos ejercicios de resistencia, y su cuerpo va a alcanzar rápidamente el correcto balance natural para usted, construyendo masa muscular para arrancar. Al realizar la transición a ceto, muchas personas han sido capaces de deshacerse de sus recetas médicas - una acción altamente deseable teniendo en cuenta la disponibilidad en un escenario de desastre.

En mi caso, he sido cetogénico durante más de dos años y no tengo ningún deseo o intención de regresar a la quema de azúcar. Permanecer por 24 horas sin comida no conlleva esfuerzo alguno y no va acompañado de pensamientos sobre alimentos o comida. Recordando mis días de quemador de azúcar, esto era muy difícil e incómodo. Un quemador de azúcar necesita reabastecimiento regular de azúcar en forma de carbohidratos dietéticos (¿qué dice la pirámide alimenticia sobre cuántas comidas se deben comer? Muchas!). Si ocurre un desastre y usted se encuentra en condiciones de estrés, ¿qué debería usted ser: un quemador de azúcar o un quemador de grasa?

Se han realizado recientemente muchos estudios sobre la dieta cetogénica y los beneficios para la salud derivados de ella. Uno de los aspectos más fascinantes es el cambio en la expresión genética que implica la epigenética. Los genes no cambian, pero su expresión si lo hace en respuesta al cambio de combustible metabólico. En las mitocondrias (fábricas de energía celular) el viejo y desgastado ADNmt puede ser reemplazado con un nuevo ADNmt, mejorando de esta forma la eficiencia del proceso de generación de energía de quema de grasa. La mayoría de las personas que se ceto-adaptan informan una importante mejora en la energía y la resistencia.

Otra ventaja importante de la ceto-adaptación es una mejora significativa en el rendimiento cognitivo. A pesar de que su cuerpo va a mantener una cucharadita de glucosa en la sangre (para las necesidades específicas del cerebro, corazón, etc.), la mayor parte de tejido cerebral, que comúnmente se cree que requiere azúcar, también puede hacer la transición hacia la quema de grasa. Puede ser que la mejora en eficiencia energética resulte en mejoras cognitivas.

Si la desintoxicación de su cuerpo está en su agenda de preparación, puede utilizar la dieta cetogénica para quemar el exceso de depósitos de grasa, liberando varias toxinas de estos depósitos grasos, que es donde típicamente se almacenan. Durante la ceto-adaptación puede experimentar algunos síntomas a medida que estas toxinas se liberan. Los suplementos de desintoxicación pueden ayudar a aliviar la severidad y la duración de esta condición. La limpieza de su cuerpo es una buena adición a su lista de preparación, y una dieta cetogénica puede desempeñar un papel importante.

En general, es difícil llegar a un elemento de primera línea más importante en su plan de preparación para casos de desastre (y de su familia). La ceto-adaptación debe llevarse a cabo antes de un desastre, ya que el proceso de transición puede tomar semanas o meses dependiendo de donde usted esté iniciando el proceso. Ahora podemos dar un vistazo a lo que esto significa con respecto a su plan de almacenamiento de alimentos.

Impactos en el Plan de Almacenamiento de Alimentos

Si usted está haciendo planes para una dieta ceto-adaptada, entonces su plan de conservación de los alimentos se concentrará en grasas y carnes saludables. La grasa y la carne animal debe proceder de animales de pastoreo sanos que no han estado expuestos a alimentación con OGM, medicamentos o condiciones insalubres o de hacinamiento (nota: esto excluye a casi todo lo ofertado por las "tiendas de comestibles" comerciales). La carne de res debe ser de ganado alimentado con pasturas (grass-fed/grass-finished). Las grasas buenas para el almacenamiento incluyen:
  • Manteca clarificada (Ghee) de mantequilla proveniente de ganado alimentado con pasturas.
  • Manteca de cerdo y grasa de tocino (derretidas)
  • Sebo de vaca (grasa extraída y en conserva)
  • Aceite de coco de buena calidad o aceite de palma
  • Aceite MCT (triglicéridos de cadena media)
Imagen
© sott.net
Ghee hecho de mantequilla Amish de ganado alimentado con pasturas
Aunque la mayoría de la gente va a almacenar toda clase de granos, vegetales y frutas deshidratadas, semillas y aceites vegetales, su ceto-plan será mucho más simple. Si usted puede encontrar una fuente de mantequilla láctea de ganado alimentado con pasto, entonces usted la puede aclarar y convertirla en ghee y almacenarla sin tener que recurrir a la fabricación de conservas. Usted puede ordenar en línea sebo vacuno en potes (alimentado con pasturas), pero usted querrá esto enlatado sólo para estar seguro. Las demás grasas de la lista anterior no requieren de conservas para su almacenamiento a largo plazo.

Puede hacer manteca de cerdo de la grasa y almacenarla en frascos. Como yo cocino mucho cerdo graso y tocino, uso una olla de hierro fundido de gran tamaño que se llena lentamente de la grasa de cerdo fundida. Si se cocina a fuego lento muy por debajo del punto de humo, la grasa mantiene su integridad. Simplemente vierta el exceso, fíltrelo y almacene la grasa en frascos con cuidado de no añadir cualquier otra materia orgánica en el aceite.

Imagen
© sott.net
Rebanadas de papada de cerdo cocinadas a fuego lento en grasa de tocino
Carnes de animales alimentados con pasto requerirán un proceso de conservación para su almacenamiento a largo plazo, por lo que invertir en el equipo adecuado es una buena idea. Para aquellos que viven en los EE.UU., también puede ordenar cajas de carne vacuna (de ganado alimentado con pastura) enlatada. Hacer, reducir y poner en conserva el caldo de huesos es una muy buena idea, ya que es muy curativo y bueno para el intestino - e incluso podría casi ser considerado como una medicina.

Para la dieta ceto-adaptada, cualquier otra cosa que usted decida almacenar es sólo una guinda del pastel. Por ejemplo, es posible que desee almacenar algunas bayas silvestres orgánicas deshidratadas (sin azúcar añadido) para un tratamiento ocasional o para añadir a los platos de carne. Chocolate, mantequilla de nueces, xilitol, coco y especias secas (no se olvide de la sal) son otras buenas adiciones. Juegue un poco con algunas ceto recetas y sea creativo.

Pensamientos Finales

Es una buena idea buscar granjas locales que se especialicen en productos animales sanos. Visítelas en persona, compre algunos productos, y procure conocerlas. Si ocurre un desastre, usted sabrá dónde obtener productos frescos, y es probable que usted sea reconocido como un buen cliente. En tiempos difíciles, también puede ser capaz de ofrecer un poco de ayuda.

En realidad, es una buena idea guardar algunos cubos de granos orgánicos germinables. Estos pueden servir muy bien para comerciar con aquellas personas que no pueden sacudir su creencia en la pirámide de alimentos del USDA. En este sentido, estos granos pueden ayudar a proteger sus propias tiendas de alimentos ceto. Al mismo tiempo, estos granos, cuando brotan, pueden proporcionar alimento muy saludable para los pollos, cabras y hasta cerdos - y una cubeta de 20 litros puede durar mucho tiempo.

Existen pruebas de que el cuerpo ceto-adaptado es significativamente más capaz de fabricar gran parte de lo que hemos considerado como "suplementos" hasta ahora. Esto significa que podremos ser capaces de borrar una larga lista de suplementos de nuestra lista de preparación. La mejoría de la función inmune en nosotros hará que el cuerpo ceto-adaptado sea mucho menos susceptible a un brote de enfermedades agudas o crónicas.