Mientras que gran parte del público estaba siendo distraída por las noticias del resultado del partido Alemania-Brasil de la Copa del Mundo, otro 'juego' de alta puntuación, vista como menos importante, se estaba jugando en Israel y Palestina. Mientras que Brasil perdió 7 a 1 contra Alemania, las pérdidas de los palestinos contra Israel, hasta el momento, están llegando a 100 a 0, sin que se pueda ver un final de la carnicería.
israel_solo_defiende
© Desconocido
Este supuesto conflicto no sólo es asimétrico sino que es el resultado de la invasión ilegal de un territorio soberano por parte de un régimen corrupto y psicopático
Hace una semana expresé mis sospechas acerca del momento del secuestro y asesinato de los tres jóvenes israelíes. Desde entonces, más detalles han salido a la luz que confirman que el secuestro era más probablemente una campaña de propaganda del Gobierno israelí, cuidadosamente orquestada y diseñada para destruir el Gobierno de unidad Fatah-Hamás, demonizar a los palestinos como "terroristas" y, como siempre, dar a los psicópatas en Tel Aviv una nueva oportunidad para estallar en pedazos a mujeres y niños palestinos.

Como lo dejan claro los estudios clínicos sobre la mente psicopática, los psicópatas experimentan periódicamente un impulso irresistible para dar rienda suelta a sus instintos destructivos. En el caso de los psicópatas en posiciones de poder, esto normalmente significa una especie de "guerra" donde civiles inocentes (también conocidos como "no-combatientes") son el objetivo para el sufrimiento más brutal. En el caso específico de la 'élite' psicópata de Israel, el perfil psicológico es algo así:

Netanyahu y ​​sus secuaces tienen un profundo deseo, casi inconsciente, de destruir a los palestinos, de "borrarlos de las páginas de la historia", porque los palestinos se interponen en su camino para lograr su objetivo de un estado judío idealizado donde ellos reinan. Los ideólogos israelíes/sionistas están enfurecidos con los palestinos con frecuencia y de forma privada porque los palestinos fuerzan a los sionistas a luchar para encontrar una manera de lograr sus objetivos racistas sin empañar su propia imagen de sí mismos de "la búsqueda de la paz", "defender al pueblo judío", siendo "la única democracia en el Medio Oriente", etc. Para los psicópatas en Israel, por lo tanto, todos los palestinos son "malvados", pero hay un problema: los palestinos no son malvados y su causa es justa para los estándares humanos normales.
Imagen

Netanyahu no es un psicópata común y corriente, sobresale por su maldad.
Si fuera por estos psicópatas en Israel, simplemente matarían a todos los palestinos y se terminaría el asunto. Pero ellos no pueden hacerlo porque están limitados por los derechos humanos, la inocencia, el respeto y otros ideales "tontos" respetados por la gente normal, y a los cuales los psicópatas también deben fingir adherirse para mantener su máscara de humanidad en el escenario mundial.

Para conseguir lo que quieren, por lo tanto, los psicópatas israelíes deben resolver el problema de que los palestinos no se ajusten (en la realidad) a la imagen malvada que los israelíes tienen de ellos, lo que permitiría que los israelíes expresen libremente sus impulsos destructivos y logren su visión idealizada de un Estado judío. La solución a la que llegan invariablemente los tipos psicopáticos en todas partes es la de "crear su propia realidad", donde, literalmente, fabrican una "realidad" para ajustar la imagen demonizada que tienen del "enemigo" que se interpone en su camino. En ese punto, tienen la "causa justa" para atacar al "enemigo", cuya mera existencia ha frustrado "injustamente" sus intentos de conseguir lo que quieren, es decir, lograr su agenda psicopática.

Con esto en mente, echemos un vistazo a los detalles de los eventos durante el mes pasado en Israel y Palestina.

Adolescentes secuestrados y asesinados - capital político

El discurso oficial en torno al secuestro de los muchachos Israelíes dice que estuvieron "perdidos" durante 18 días antes de que sus cuerpos fueran descubiertos el 1 de julio. Durante este tiempo, en un supuesto intento desesperado de encontrarlos con vida y "llevarlos a casa", el Gobierno israelí hizo que la (muy dispuesta) milicia israelí armara un alboroto en Cisjordania destruyendo casas y arrestando e interrogando a cientos de palestinos. Sin embargo, la verdad de lo que el Gobierno israelí realmente sabía sobre la suerte de los muchachos parece ser bastante diferente.

Hace unos días el Israeli National News informó que los detalles de la llamada telefónica hecha por uno de los chicos en la noche del secuestro habría llevado al Gobierno israelí a sospechar que los chicos habían sido fusilados. La llamada, que tuvo lugar a las 10:25 horas del 12 de junio, duró 2:09 minutos - la mayor parte de la misma consistía en la policía tratando de retomar el contacto después de que la persona que llamó cortara abruptamente.

Imagen

Una imagen que no verán en Israel: un padre carga a su hijo gravemente herido luego de que un misil israelí cayera en la franja de Gaza densamente poblada.
En la grabación de audio, después de que uno de los muchachos susurrara "¡me han secuestrado!" al operador, se puede oír a los secuestradores gritando a los chicos para que bajen sus cabezas. Inmediatamente después, se escuchan disparos en medio de una aparente lucha y se puede oír a los chicos gritando de dolor. Este fue el momento en que los adolescentes muy probablemente fueron asesinados a tiros en el asiento trasero del coche de los secuestradores. Investigadores de Estados Unidos, que participan porque uno de los chicos era un ciudadano de los EE.UU., han dicho que les dispararon 10 veces y que las armas que se utilizaron para ejecutarlos fueron equipadas con silenciadores.

El hecho de que sangre, ADN de los chicos y casquillos de balas gastadas fueron descubiertos en el coche quemado que se encontró poco después del secuestro, tiende a confirmar esta hipótesis. Pero en lugar de informar a las familias de los chicos y al público en general de estos detalles, el Gobierno israelí se embarcó en una campaña de propaganda que casi con certeza había sido planeada con muchas semanas de antelación. Una orden de mordaza a la prensa fue emitida de forma rápida, impidiéndoles revelar la verdad sobre el destino de los niños y la FDI (Fuerza de Defensa Israelí) procedió en una "búsqueda de los niños perdidos" de dos semanas de duración, mientras los políticos y líderes religiosos israelíes envolvían a la opinión pública en un frenesí racista con llamados a la venganza, y algunos individuos en Facebook respondiendo al asesinato de un adolescente palestino por el ejército israelí, sugiriendo que 4 millones de palestinos deberían ser "conducidos a las cámaras de gas y sus cuerpos quemados".

La policía le dijo a la madre de uno de los adolescentes, que había escuchado la llamada al día siguiente del secuestro, que los disparos eran "cortinas" y que los chicos probablemente seguían vivos, y el Gobierno israelí inició la campaña "#BringBackOurBoys" en Twitter, en un intento de comparación con la campaña #BringBackOurGirls para las 276 niñas nigerianas secuestradas en Nigeria por el grupo militante islámico Boko Haram (el cual parece ser una creación de las potencias occidentales, por cierto).

La motivación para ocultar la verdad sobre el destino de los chicos era lo suficientemente clara, incluso para los periodistas israelíes. Una semana después del secuestro, el destacado periodista israelí, Noam Sheizaf, declaró en un mensaje de Facebook que la orden de silencio era para "preservar la legitimidad local e internacional" de una política militar destinada a Hamás - y, como tal, la orden de silencio era una forma de "manipulación mediática". Sheizaf también citó el artículo Haaretz del 20 de junio, por Amos Harel, que dio a entender que el ejército sabía que los adolescentes estaban muertos debido a que la operación de las FDI en Cisjordania claramente no tenían nada que ver con la búsqueda de los muchachos e incluso perjudicaban a la misma.

Imagen

No solamente en Israel: protestantes frente al consulado israelí en New York.
Lo que esto significa es que Netanyahu y ​​sus seguidores psicópatas utilizaron cruelmente el secuestro y asesinato de tres adolescentes israelíes para manipular emocionalmente a la población israelí para que pidieran sangre palestina (y con toda seguridad lo hicieron) y para justificar el bombardeo militar israelí en Gaza. Tenga en cuenta que yo no afirmo que "la prevención de que Hamás lance cohetes" era parte de la motivación. Claramente no lo era. La única amplia agenda política servida aquí fue la de demonizar a Fatah como un "socio para la paz" (debido a sus intentos de un Gobierno de unidad con Hamás) y ganar la simpatía local, israelí, e internacional, para que Israel pueda seguir ocupando y robando impunemente más terreno palestino, y asesinando a cualquier palestino que trate de ponerse en el camino del patológico "sueño sionista".

Es interesante notar que, desde hace años, Netanyahu afirmó que no tenía sentido asociarse con Abbas de Fatah porque Abbas no tenía control sobre Hamás. Pero cuando Al Fatah y Hamás anunciaron recientemente un Gobierno de unidad, Abbas fue condenado por Netanyahu por meterse en la cama con una organización terrorista. De hecho, fue la amenaza del Gobierno de unidad y de las recientes críticas a Netanyahu por parte del Gobierno de EE.UU. las que parecen haber producido el secuestro de los adolescentes y de todo lo que ha resultado.

Utilizar cruelmente la muerte de niños para fines políticos es una cosa (y parte de la carrera en nuestra sociedad gobernada por psicópatas), ¿pero es posible, como ya he sugerido anteriormente, que el Gobierno israelí haya estado implicado de alguna manera en el secuestro y asesinato de los niños?

"Resistencia" palestina autodestructiva

A los pocos días del secuestro, el Gobierno israelí ya tenía dos posibles sospechosos. Marwan Qawasmeh y Amar Abu Aisha son dos miembros del llamado "clan Qawasmeh" de Hebrón, un grupo del que se dice que presta poca atención a lo que dice Hamás y que a menudo actúa de maneras que son contrarias a los objetivos de Hamás. Según el periodista israelí Shlomi Eldar, el grupo tiene una tendencia a atacar (o tratar de atacar) objetivos israelíes específicamente durante el alto el fuego. Eldar afirma:
"Cada vez que Hamás llegaba a un entendimiento con Israel sobre un alto al fuego o un período de calma, al menos un miembro de la familia fue responsable de la planificación o el inicio de un ataque suicida, y cualquier acuerdo con Israel, logrado después de un esfuerzo considerable, súbitamente se iba al traste. Si hay una sola familia en todos los territorios de Palestina cuyas acciones puedan ser culpadas del asesinato por parte de Israel de los dirigentes políticos de Hamás, es la familia Qawasmeh de Hebrón".
Imagen

Un cohete palestino ensucia una calle israelí.
Eldar también señala que las operaciones de estos supuestos "clanes Qawasmeh" a menudo resultaron en asesinatos por parte de los israelíes a los líderes de Hamás y el bombardeo indiscriminado de Gaza. Por ejemplo, en agosto de 2003 dos presuntos "terroristas suicidas" se auto estallaron en un autobús en Jerusalén matando a 23 israelíes. Mientras que se hizo responsable al "clan Qawasmeh", los israelíes culparon a Hamás y mataron a uno de sus más destacados líderes políticos en Gaza, Ismail Abu Shanab.

Shanab era ampliamente visto como un moderado que representaba la mejor oportunidad de fijar una solución pacífica al conflicto de más de 60 años.


El corresponsal militar de Haaretz, Amos Harel, escribió que: "no hay evidencia de que los líderes de Hamás, ya sea en Gaza o en el extranjero, estuvieran involucrados en el secuestro", y que hay muchos palestinos que se oponen a matar a "niños indefensos" y que "el secuestro ha socavado las relaciones de Hamás con la autoridad palestina liderada por Fatah y congeló efectivamente la reconciliación entre Fatah y Hamás." Parece bastante claro que Hamás no tenía conocimiento del plan de secuestro y que el mismo se llevó a cabo por individuos que actúan por su propia iniciativa, y que el Gobierno israelí lo sabía desde el principio, lo que hace que la decisión de bombardear indiscriminadamente a Gaza sea algo altamente cínico de parte del Gobierno israelí, a menos que, por supuesto, ese haya sido el plan.

Imagen

Misiles israelíes en una franja densamente poblada de Gaza.
Todos los expertos políticos en Israel y en otros lugares parecen estar de acuerdo en la idea de que, mientras que Hamás no fue responsable del secuestro, éste es muy reacio a condenar este tipo de ataques, por temor a enojar a los palestinos, quienes tienen pocos medios útiles para defenderse de la continua operación de limpieza étnica de Israel. Pero, como señaló el corresponsal militar Amos Harel de Haaretz, hay muchos palestinos que se oponen al asesinato de niños inocentes, y es evidente que, lejos de una victoria, el secuestro y el asesinato de los tres adolescentes fue un golpe demoledor, tanto política como físicamente, para las aspiraciones palestinas. Como preguntó Max Blumenthal en un ensayo reciente:
¿Por qué los líderes de Hamás habrían autorizado una operación que tan claramente ha amenazado con deshacer los logros políticos del movimiento, destruyendo el acuerdo de unidad tan alardeado y dejando a Abbas sin rival en Cisjordania?
¿Quiénes eran los secuestradores entonces? No parece razonable pensar que el "clan Qawasmeh", que está bien versado ​​en la dinámica de la ocupación israelí, invitaría tan despreocupadamente a esa destrucción de los israelíes sin ningún beneficio tangible para los palestinos. A menos, por supuesto, que ese haya sido el plan de los secuestradores.

Quinta columna

La idea de la existencia de un "elemento engañoso" entre la resistencia palestina no es nada nueva, y en varias ocasiones en el pasado los líderes palestinos no sólo han denunciado el lanzamiento de cohetes contra Israel, sino que señalaron que el propio Israel estaba detrás del ataque:
Hamás acusa a "colaboradores israelíes" del lanzamiento de cohetes

Albawaba.com
Dom, 12 Oct 2008

El Martes los gobernantes de Hamas de la Franja de Gaza arremetieron contra los artilleros que disparaban cohetes contra Israel desde el territorio palestino en violación de una calma de siete semanas, llamándolos colaboradores israelíes. "Sobre el lanzamiento de misiles, creo que los responsables son los que colaboran con Israel porque hay un consenso de todos los grupos palestinos a respetar la tregua", dijo el Dr. Mahmud Zahar, un alto líder del movimiento Hamas.

El lunes, un cohete disparado desde la Franja de Gaza cayo en un campo vacío fuera de la ciudad meridional israelí de Sderot, sin causar accidentes o daños.

Según la AFP, Zahar dijo a una emisora ​​de radio de Gaza que el grupo que disparó el cohete estaba "ligado a Israel, ya que, proporcionan un pretexto para ejercer presión sobre el pueblo palestino."
Sin embargo, las operaciones de falsa bandera de Israel no se limitan a los equipos de cohetes:
Palestinos arrestan 'farsantes' de al-Qaeda

8 de Diciembre de 2002
Sydney Morning Herald

Las fuerzas de seguridad Palestinas arrestaron a un grupo de Palestinos por colaborar con Israel y hacerse pasar por agentes de la red terrorista al-Qaeda de Osama bin Laden, dijo el martes un alto funcionario.

Los arrestos se producen dos días después que el primer ministro Israelí, Ariel Sharon, denunciara que militantes de Al Qaeda estaban operando en Gaza y en el Líbano.

"La Autoridad Palestina detuvo a un grupo de colaboradores que confesaron que trabajaban para Israel, haciéndose pasar por agentes de al-Qaeda en los territorios Palestinos", dijo el funcionario, bajo condición de anonimato.

Dijo que los presuntos colaboradores buscaban "desacreditar al pueblo palestino, justificar cada crimen israelí y proporcionar [a Israel] razones para llevar a cabo una nueva agresión [militar] en la Franja de Gaza."
Ibrahim, el Shin Bet quiere que te unas a Qaida

Danny Rubinstein
Harretz
7 de Enero de 2006

A principios de la semana pasada, Rashi Abu Sba, jefe del Aparato de Seguridad Preventiva en Gaza, el equivalente de la Shin Bet, acusó al servicio de seguridad israelí de engañar a los jóvenes palestinos para la realización de misiones en el nombre de Al-Qaida. El martes pasado, un joven llamado Ibrahim fue presentado a la prensa en Gaza. Ibrahim escondió su rostro detrás de una máscara, y contó lo que le pasó.

Dijo que hace un año él envió a título personal, al Correo de Jerusalén del Este, un semanario cultural de entretenimiento con una sección de contactos, con su foto y número de teléfono. Tres meses más tarde, el joven de Gaza recibió una llamada telefónica de un hombre mayor, que se presentó como un comerciante llamado Ahmed, quien le dijo a Ibrahim que su foto le recordaba a su hijo. Ellos hablaron por teléfono varias veces y Ahmed preguntaba a Ibrahim acerca de la situación - y si él era un musulmán devoto.

[...] En una de las conversaciones, Ahmed dijo que estaba trabajando para la organización Al-Qaida de Osama bin Laden, y Ibrahim estaba destinado a ser uno de sus organizadores en el norte de Gaza, ya que, el grupo ya contaba con una infraestructura en el sur. Ahmed Ibrahim dio una lista de personas, en su mayoría activistas de Hamás, y le dijo que recopilara información acerca de ellos y que los siga para que de esa manera ellos también puedan ser reclutados para la causa de Al-Qaida.

Los dos nunca se conocieron, pero en un cierto punto durante su contacto telefónico, Ibrahim tuvo sospechas. Entró en contacto con un oficial de seguridad preventiva en Gaza y le contó toda la historia. El oficial estudió la cuestión y le dijo a Ibrahim que Ahmed era un agente del Shin Bet Israelí, y que Ibrahim debía cortar inmediatamente todo contacto con él.

Fuentes palestinas dijeron la semana pasada que el caso no era inusual, y ellos lo reportaron, así como otros similares, durante una reunión de seguridad con funcionarios de seguridad EE.UU. de alto nivel.
El punto en la inclusión de estos artículos es mostrar que los cada vez más escasos territorios palestinos, probablemente, están siendo infestados de agentes de inteligencia israelíes, ya sea del tipo "real" o, más probablemente, 'convertidos' palestinos que trabajan bajo alguna forma de coacción para Israel. La historia demuestra que ninguna organización de resistencia frente al poder de un Estado puede mantener su integridad durante mucho tiempo. Los infiltrados son una certeza, sobre todo en relación a una área geográfica tan pequeña como lo son Cisjordania y Gaza. Teniendo en cuenta que el secuestro y asesinato de los adolescentes Israelíes iría de hecho a promover la agenda Israelí mientras que presentaría un serio revés para Palestina, y rechazando la idea de que la dirección política y militar palestina sea tan estúpida como para tomar las medidas que se traducirían en un predecible "gol en contra", y aceptar el hecho de que los políticos Israelíes son psicópatas... yo sostengo que Israel fue directa o indirectamente responsable por el secuestro y asesinato de los adolescentes israelíes. "Cui bono", básicamente.

Una mirada general

Imagen
Si la situación en Gaza (por ejemplo) la traspasáramos a los EE.UU., hablaríamos de algo similar a la existencia de una reserva de nativos americanos de 25x5 millas en las afueras de Washington DC, donde 1,8 millones de indios han sido encarcelados de manera efectiva por torres de vigilancia armadas durante 60 años. Sometidos a un embargo económico hasta el punto en que los recursos básicos y los alimentos son escasos y siendo atacados por disparos periódicos o bombardeados por los militares de EE.UU. De vez en cuando, algunos de los indios responden con cohetes rudimentarios y antiguos, que rara vez llegan a su destino en los suburbios de Washington o hacen algún daño. Sin embargo, en respuesta a estos intentos primitivos para defenderse, el Gobierno de EE.UU. ordena repetidamente a los militares de EE.UU. lanzar masivamente artefactos de artillería contra la población civil India, matando a familias enteras a la vez. ¿Quién lo apoyaría?

El problema de Israel no es necesariamente que se fundó en tierras robadas y que ha encarcelado y bombardeado regularmente a la población palestina desposeída en la sumisión; el problema es que Israel se involucra en tal brutalidad y al mismo tiempo trata de manipular al mundo haciéndole creer que ellos son un pequeño pedazo victimizado de "democracia occidental" y de "civilización" en un atávico Oriente Medio dominado por árabes neandertales de los cuales ellos solo se "defienden" y que todos los pueblos occidentales deben apoyar el genocidio Israelí de los palestinos, ya que, si no lo hacen, nosotros vamos a meterles la carta del holocausto judío en sus gargantas a cada momento. La ironía enorme y sorprendente en el HECHO de que el gobierno y el pueblo israelí estén utilizando la memoria del holocausto judío para justificar que se haga exactamente lo mismo con el pueblo palestino ha sido ya mostrada por muchos otros en otros lugares, así que no voy a elaborar este punto, pero sí merece ser repetido con frecuencia.

El conflicto Palestino-Israelí es el conflicto de gran importancia que más ha durado en el mundo. Desde la limpieza étnica de Palestina por parte de las fuerzas Israelíes alrededor del año 1948, muchas personas han hecho muchos intentos para encontrar una solución, sin embargo, todos ellos han fracasado, y por una sencilla razón: la mayoría de la gente malinterpreta a los psicópatas políticos Israelíes cuando dicen que quieren "paz". "Paz" para los políticos Israelíes significa la tranquilidad de no tener que enfrentar cada día el testimonio vivo de su falta de humanidad en contra de los Palestinos y el hecho de que su "estado-nación" es un estado racista, de Apartheid judío, basado en el robo de la tierra de las personas a las que ahora mantienen literalmente en la servidumbre en el campo de prisioneros al aire libre más grande del mundo.

Israel no quiere la paz con los palestinos, quiere terminar el trabajo que comenzó en la década de 1930 y 1940. Quiere a cada palestino muerto o exiliado a otras naciones árabes. Cuando entiendan la verdad de esto (y pueden ver la verdad de esto en las acciones de Israel en los últimos 60 años) entenderán que no puede haber una solución pacífica para el conflicto Israel/Palestina hasta que uno u otro, judíos o palestinos sean eliminados, de una manera u otra.

Los dejo con unas palabras de Diane Sawyer, de ABC News, EE.UU.. Vea si puede detectar el defecto leve en la objetividad de este informe. Inusual para un medio de comunicación EE.UU., al informar sobre Israel y Palestina.

(Vídeo solamente disponible en inglés)